5 remedios naturales para la tendinitis del tendón de Aquiles

Daniela Castro · 23 enero, 2018
Más allá de aplicar estos remedios naturales, para aliviar las molestias ocasionadas por la tendinitis aquílea también es fundamental guardar reposo para favorecer la recuperación

La tendinitis del tendón de Aquiles, también llamada tendinitis aquílea, es una lesión que se produce por una irritación del tendón que conecta los músculos de la parte posterior de la pierna con el hueso del talón.

Es una dolencia común entre corredores, gimnastas y personas de mediana edad que practican deportes como el tenis o el baloncesto.

Su aparición se asocia con los aumentos repentinos en la intensidad de la actividad física, pero también puede darse por movimientos repetitivos o falta de estiramiento previo.

Si bien muchas veces produce desgarros que requieren una intervención quirúrgica, la mayoría de las veces se puede curar con cuidados y remedios alternativos en el hogar.

A continuación queremos repasar algunas de sus causas principales y varios tratamientos caseros que puedes tener en cuenta para promover su alivio.

Causas de la tendinitis del tendón de Aquiles

La tendinitis de Aquiles se produce cuando el tendón de Aquiles se irrita debido a una tensión repetitiva o intensa. Este tendón se usa al caminar, correr, saltar o poner los pies de punta.

La estructura del tendón se va debilitando con la edad, por lo que hay más probabilidades de padecerlo a partir de la mediana edad.

Otros factores de riesgo son:

  • Tener el pie con arco plano
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Sufrir rigidez muscular en la pantorrilla
  • Correr con un calzado gastado o inapropiado
  • Correr en superficies duras, como hormigón
  • Practicar deportes que implican saltar mucho

Visita este artículo: 5 ejercicios recomendados para prevenir la tendinitis

Síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles

tendinitis-aquiles

El dolor que se experimenta debido a la tendinitis del tendón de Aquiles aparece en la parte posterior de la pierna o arriba del tobillo.

A menudo, esta incomodidad se manifiesta después de correr o practicar algún deporte. Además, tiende a incrementar al caminar o hacer cualquier movimiento.

El tendón puede ser sensible al tacto y el área puede estar notoriamente inflamada y caliente.

Remedios naturales para aliviar la tendinitis del tendón de Aquiles

La mayoría de los casos de tendinitis aquílea no requieren intervención quirúrgica. Los síntomas suelen reducirse en poco tiempo con algunos remedios de origen natural y reposo.

1. Sal gruesa y vinagre

sal-vinagre

Este remedio relajante ayuda a disminuir la inflamación del tendón para acelerar el proceso de recuperación de la tendinitis de Aquiles.

Su aplicación mejora la circulación de la sangre y ayuda a incrementar la oxigenación de los tejidos afectados para lograr un rápido alivio.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 3 cucharadas de sal gruesa (45 g)
  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)

Preparación

  • Pon a calentar las tazas de agua y, sin dejarlas hervir, agrégalas en un barreño.
  • Vierte la sal gruesa y el vinagre de manzana, y mézclalos para que se diluyan.

Modo de uso

  • Sumerge los pies en el recipiente, asegurándote de cubrir la zona afectada.
  • Déjalo actuar 20 minutos y seca con cuidado.
  • Úsalo todos los días hasta notar una mejoría.

2. Aceite de ricino y aceite de oliva

La terapia con aceite de ricino y aceite de oliva es un remedio tradicional contra la tendinitis. Su aplicación directa disminuye la inflamación y calma la sensación de rigidez y dolor.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de aceite de ricino (75 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

Preparación

  • Combina los aceites y caliéntalos durante 20 segundos en el microondas.

Modo de aplicación

  • Comprueba que la temperatura es apta para su uso y frótalo, con cuidado, sobre las zonas afectadas.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite el masaje 2 veces al día.

3. Cúrcuma

curcuma-remedio

El compuesto activo de la cúrcuma, la curcumina, actúa como un poderoso analgésico y antiinflamatorio capaz de reducir los síntomas de la tendinitis aquilea.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (45 g)
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Humedece la cúrcuma con un poco de agua, hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Extiende el remedio sobre la zona afectada y cúbrelo con un vendaje.
  • Deja que actúe toda la noche y cámbialo a la mañana siguiente.
  • Repite su uso hasta aliviar el problema.

Ver también: Cúrcuma contra los dolores y el cáncer

4. Jengibre

La raíz de jengibre es un poderoso antiinflamatorio natural que puede ayudar a controlar el dolor y la hinchazón que se originan por esta condición.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte el jengibre en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión 2 o 3 veces al día.

5. Aloe vera y aceite de menta

aloe-vera

Este remedio refrescante y antiinflamatorio favorece el alivio de la irritación del tendón de Aquiles. Su aplicación directa relaja el tendón inflamado y mejora la movilidad.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g)
  • 1 cucharadita de aceite de menta (5 g)

Preparación

  • Combina las cucharadas de gel de aloe vera con el aceite de menta.

Modo de aplicación

  • Extiende el remedio sobre la zona afectada y cúbrelo con un vendaje.
  • Úsalo todos los días hasta aliviar la tendinitis.

Si el uso de estos remedios caseros no consigue aliviar los síntomas, consulta al médico para conocer otros tratamientos.