5 remedios naturales para la tendinitis del tendón de Aquiles

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 24 noviembre, 2018
Más allá de aplicar estos remedios naturales, para aliviar las molestias ocasionadas por la tendinitis aquílea también es fundamental guardar reposo para favorecer la recuperación

La tendinitis del tendón de Aquiles, también llamada tendinitis aquílea, es una lesión que se produce por una sobrecarga del tendón de Aquiles que conecta los músculos de las pantorrillas en la parte trasera de la parte inferior de la pierna con el hueso del talón.

Según la Organización Mayo Clinic, su aparición se asocia con los aumentos repentinos en la intensidad de la actividad física pero también podría darse por movimientos repetitivos o falta de estiramiento previo.

No todas las lesiones son iguales ni tienen el mismo grado de gravedad. Por ello siempre se debe acudir a un especialista para tratarlas. Aparte de eso, para ayudar en la mejora, también se podrían aplicar algunos cuidados y remedios en casa.

Por tanto, a continuación repasaremos algunas de sus causas principales así como algunos tratamientos caseros para ayudar a su recuperación. ¡Sigue leyendo!

Causas y síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles

Causas

La tendinitis de Aquiles se produce cuando el tendón de Aquiles se irrita debido a una sobrecarga. Este tendón se usa al caminar, correr, saltar o poner los pies de punta.

Algunos factores de riesgo que explican la Organización Mundial de la Salud para este problema son:

  • Tener el pie con arco plano.
  • Correr con un calzado gastado o inapropiado.
  • Correr en superficies duras, como hormigón.
  • Practicar deportes que implican saltar mucho.

Visita este artículo: 5 ejercicios recomendados para prevenir la tendinitis

tendinitis-aquiles

Síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles

El dolor que se experimenta debido a la tendinitis del tendón de Aquiles aparece en la parte posterior de la pierna o encima del tobillo. A menudo, esta incomodidad se puede manifiestar después de correr o practicar algún deporte. Incluso es posible que el tendón se vuelva un poco inflamado.

5 remedios naturales para aliviar la tendinitis del tendón de Aquiles

Como hemos dicho antes, no todos los casos de tendinitis aquílea son iguales. Por ello siempre se recomienda acudir a un especialista para tomar las medidas oportunas. Además, existen algunos remedios naturales para ayudar a aliviar la tendinitis que los puedes complementar con su recomendación. 

1. Sal gruesa y vinagre

sal-vinagre

En primer lugar, comenzamos con remedio relajante que podría ayudar a disminuir la inflamación del tendón para acelerar el proceso de recuperación de la tendinitis de Aquiles.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml).
  • 3 cucharadas de sal gruesa (45 g).
  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml).

Preparación

  • Primero, pon a calentar las tazas de agua y, sin dejarlas hervir, agrégalas en un barreño.
  • Después, vierte la sal gruesa y el vinagre de manzana, y mézclalos para que se diluyan.

Modo de uso

  • Primero, sumerge los pies en el recipiente, asegurándote de cubrir la zona afectada.
  • Después, déjalo actuar 20 minutos y seca con cuidado.
  • Úsalo todos los días hasta notar una mejoría.

2. Aceite de ricino y aceite de oliva

La terapia con aceite de ricino y aceite de oliva también sería un remedio tradicional contra la tendinitis. Así, su aplicación directa disminuye la inflamación y calma la sensación de rigidez y dolor.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de aceite de ricino (75 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g).

Preparación

  • Combina los aceites y caliéntalos durante 20 segundos en el microondas.

Modo de aplicación

  • Primero, comprueba que la temperatura es apta para su uso y frótalo, con cuidado, sobre las zonas afectadas.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite el masaje 2 veces al día.

3. Cúrcuma

curcuma-remedio

Según estudios, la cúrcuma actúa como un poderoso analgésico y antiinflamatorio capaz de reducir los síntomas de la tendinitis aquílea.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (45 g).
  • Agua (la necesaria).

Preparación

  • Humedece la cúrcuma con un poco de agua, hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Primero, extiende el remedio sobre la zona afectada y cúbrelo con un vendaje.
  • Finalmente, deja que actúe toda la noche y cámbialo a la mañana siguiente.

Ver también: Cúrcuma contra los dolores y el cáncer

4. Jengibre

La raíz de jengibre podría ser un poderoso antiinflamatorio natural que ayudaría a controlar el dolor y la hinchazón que se originan por esta condición.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte el jengibre en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos.
  • Finalmente, cuélala y ya la tendrás lista.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión 2 o 3 veces al día.

5. Aloe vera y aceite de menta

aloe-vera

Por otro lado, los especialistas recomiendan este remedio refrescante y antiinflamatorio para favorecer el alivio de la irritación del tendón de Aquiles. Asimismo, su aplicación directa relaja el tendón inflamado y mejora la movilidad.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g).
  • 1 cucharadita de aceite de menta (5 g).

Preparación

  • Combina las cucharadas de gel de aloe vera con el aceite de menta.

Modo de aplicación

  • Únicamente, extiende el remedio sobre la zona afectada y cúbrelo con un vendaje.

Recuerda que lo aconsejable es consultar al médico en cuanto sintamos molestias. Igualmente estos remedios naturales podrían ayudar a aliviar las molestias pero siempre se debería complementar con la ayuda de un especialista.

 

  • Rozman, C. Compendio de medicina interna. Elsevier España, 2005.
  • James Wyss, Amrish Patel. Therapeutic Programs for Musculoskeletal Disorders. Demos Medical Publishing, 2012.
  • Simeon Margolis, Johns Hopkins Medical Institutions. Johns Hopkins Symptoms and Remedies: The Complete Home Medical Reference. Pensilvannia University.2009.