5 remedios naturales para bajar el colesterol

Para conseguir reducir el colesterol es importante que incrementemos el consumo de productos ricos en fibra, así como alimentos con propiedades vasodilatadoras, como el ajo o el jengibre, entre otros

Someterse a análisis periódicos y tomar medidas para bajar el colesterol es esencial. Si no se hace, se eleva de manera considerable el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. 

Y el problema se agrava si sufrimos sobrepeso, tenemos malos hábitos como el tabaco o el alcohol, no nos alimentamos bien o tenemos una predisposición genética a enfermedades del corazón. En este artículo te damos a conocer 5 remedios para reducir de forma natural los niveles de colesterol.

Debes tener en cuenta, eso sí, que aunque no hay mayor peligro en tomar medicamentos y remedios tradicionales de manera simultánea, es preferible consultar con el médico previamente, para evitar cualquier complicación futura

1. Alpiste

Leche de alpiste para bajar el colesterol

El alpiste de consumo humano es un alimento medicinal que se ha popularizado en los últimos años. Tiene grandes propiedades para combatir los niveles altos de tensión arterial y grasa en sangre,así como las inflamaciones.

Además, también es un regenerador de la función del hígado y del páncreas. No obstante, en este caso lo destacamos porque reduce los niveles de colesterol en sangre gracias a su contenido en enzima lipasa.

Leche de alpiste

Esta es una manera sencilla de incluir el alpiste en la dieta. Además, se prepara en poco tiempo.

  • Deberemos dejar las semillas de alpiste en remojo durante toda la noche.
  • Las batiremos con agua al día siguiente.
  • Colaremos la bebida.
  • Podemos tomar dos vasos de leche de alpiste: uno en ayunas y otro antes de acostarnos.

Ver también: ¿Conoces la leche de alpiste? Descubre varias razones para empezar a tomarla

2. Zanahoria

Propiedades nutricionales de la zanahoria

La zanahoria es uno de esos alimentos que siempre tenemos en casa. Es una hortaliza que ayuda a bajar el colesterol por dos motivos:

  • Por un lado, es rica en beta-carotenos, los cuales estimulan la producción de vitamina A, un antioxidante que mejora la síntesis del colesterol bueno o HDL y reduce el colesterol malo o LDL.
  • Por otro lado, contiene mucha fibra, la cual es imprescindible en una dieta para controlar el colesterol. Esta fibra arrastra el colesterol y facilita su eliminación a través del intestino.

Ensalada de zanahoria

Una manera deliciosa de comer zanahoria con regularidad. Cada día nos prepararemos una ensalada con dos zanahorias crudas ecológicas ralladas. Podemos añadirle más vegetales y aliñarla con aceite de oliva y limón o vinagre de manzana. Evitaremos siempre abusar de la sal.

3. Avena

La avena es un cereal excelente para la salud, siempre y cuando no tengamos intolerancia al gluten. Su principal característica es que tiene un alto contenido en fibra soluble, que interfiere en la absorción de grasas y colesterol.

Además, aporta vitamina E, B, proteínas y ácido linoleico, entre otros nutrientes. Y también es eficaz para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Además facilita la digestión. La recomendación es consumir de 10 a 25 gramos de avena al día.

Desayuno nutritivo

Podemos incluir este cereal en nuestra dieta de muchas formas. La avena cocida o cruda (si la digerimos bien) es ideal en el desayuno, podemos combinarla con yogur o bebida vegetal, fruta fresca, frutos y frutas secas y semillas.

4. Ajo para bajar el colesterol

ajo

El ajo es un alimento medicinal que se usa desde la antigüedad para múltiples afecciones. En los últimos años se ha encontrado que ciertas sustancias pueden ser la razón de la actividad antiaterosclerótica del ajo. Entre ellas se encuentran:

  • El azufre
  • La alicina
  • El ajoeno
  • LA S-alilcisteéna

En otras palabras, estas sustancias tienen la capacidad de impedir el depósito de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias. De hecho, se encontró que los niveles de colesterol más bajos correspondían a los individuos cuya ingesta de ajo era superior

En este caso no solo reduce los niveles elevados de colesterol, sino también los de triglicéridos, que suelen estar muy relacionados.

Ajo crudo y en ayunas

Es una excelente forma de beneficiarse de todas las propiedades del ajo. El problema suele ser que o no se digiere bien y repite o bien causa mal aliento, lo cual influye en nuestras relaciones sociales.

  • Si nos preocupan mucho estas molestias podemos adquirir cápsulas de ajo.
  • En caso contrario, recomendamos comer un diente de ajo en ayunas. Una manera de tomarlo es untado en una tostada integral y junto con un chorro de aceite de oliva.
  • Los más atrevidos pueden realizar la cura tibetana del ajo.

Te recomendamos leer: Los 8 beneficios que te aporta un diente de ajo diario

5. Jengibre

zumo de jengibre.

Esta exótica raíz, aromática y picante, esconde numerosas propiedades para la salud. Sus antioxidantes ayudan a bajar el colesterol y evitan el taponamiento de las arterias. El jengibre evita que se formen coágulos de sangre y facilita la circulación general del organismo.

Zumo de jengibre

Podemos tomar el jengibre crudo, rallado en ensaladas, en infusión o en polvo como especia. Nuestra propuesta es tomar cada mañana un licuado o batido de jengibre fresco combinado con otras frutas o vegetales.

Una excelente combinación es la de manzana, zanahoria y jengibre. Pero también lo puedes mezclar con naranja, piña, papaya, menta fresca, banana, pera, frutos rojos, etc.

Visita este artículo: ¿Cómo afecta la hipercolesterolemia familiar el día a día de una persona?

También pueden ayudar a bajar el colesterol

Hay otros productos naturales y alimentos que tienen efectos beneficiosos en la lucha contra el colesterol. Entre ellos podemos señalar los siguientes:

  • Semillas de cilantro: en diversos estudios se ha encontrado que las semillas de cilantro incrementan la degradación del colesterol. Puedes tomarlas en infusión.
  • Almendras: son ricas en ácidos grasos insaturados, fibra, fitoesteroles y regulan las enzimas relacionadas con la síntesis del colesterol.
  • Arándanos: son ricos en antioxidantes, ayudan a reducir el colesterol malo y a aumentar el bueno. Puedes tomar tres vasos diarios de su jugo.

Finalmente, es importante insistir en que si se está tomando medicación para bajar el colesterol o tratar cualquier otra enfermedad, debemos consultar con nuestro médico antes de realizar cualquier tratamiento natural.