5 remedios naturales para combatir el acné

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 15 noviembre, 2018
Para controlar el acné, es fundamental mantener el cutis limpio. Para ello, existen diferentes ingredientes naturales que pueden ayudarnos a cuidar la piel de la mejor manera, como por ejemplo la menta, la miel y el huevo.

Combatir el acné es una preocupación para muchos adolescentes, aunque también puede afectar a personas adultas. Este problema se produce por cambios en los niveles de hormonas y puede aparecer en diferentes áreas del cuerpo; se da con mayor frecuencia en la cara, la espalda y los hombros.

Claramente, los problemas más serios los enfrentan quienes sufren de acné en la cara, ya que es difícil de ocultar, pues no se recomienda el uso de maquillaje sobre los granos. La buena noticia es que, para solucionarlo, se puede hacer uso de alguno de los remedios naturales para combatir el acné que enumeramos a continuación.

Remedios naturales para combatir el acné

1. Bicarbonato de sodio

Uno de los básicos para combatir el acné es el bicarbonato de sodio. Este componente casi mágico mantendrá limpia y suave tu piel. El procedimiento para sacar rédito de sus virtudes es el siguiente: toma una cucharada de bicarbonato de sodio y mézclalo con agua hasta formar una pasta firme.

Cuando esté lista, aplícalo exactamente sobre el barro o espinilla. Espera 10 minutos, lava con agua fría y seca muy bien tu rostro.

Lee también: 4 mascarillas con bicarbonato de sodio para remover puntos negros

Este remedio se puede utilizar diariamente, como parte de la rutina de limpieza normal. No obstante, si se presenta alguna irritación, hay que suspenderlo y elegir otro remedio natural, como los que siguen en esta lista.

2. Limón

El limón es un gran aliado en las mascarillas contra el acné.

El limón es perfecto para combatir el acné gracias al ácido cítrico que contiene; este componente es antibacteriano y suavizante. El procedimiento a seguir es muy sencillo: en primer lugar, lava el limón, pártelo a la mitad y aplícalo en la zona donde se presenta el problema.

Puedes pasarlo directamente mientras lo exprimes suavemente o exprimirlo y usar un algodón para aplicar el jugo en la piel; procura, sin embargo, evitar el contacto con los ojos. Debes dejarlo actuar por 10 minutos. Después, lava la piel con agua tibia y jabón neutro.

Para terminar y en caso de que realices este tratamiento por la tarde, aplica un buen protector solar ligero o para pieles grasas. No obstante, lo más recomendable es que lo pongas en práctica únicamente en la noche.

3. Menta

La menta tiene como principal elemento al mentol. Este es un antinflamatorio natural que te ayudará a combatir el acné de manera rápida y eficiente.

Para lograr esto, puedes hacer una infusión de menta natural o hacer una mezcla de hojas de menta con agua tibia. Una vez lista, la aplicas sobre la zona con acné y esperas entre 10 y 15 minutos antes de enjuagar. Puedes usar este remedio natural como parte de tu limpieza diaria.

4. Miel

La miel es uno de los mejores productos dados por la naturaleza.

Además de ser deliciosa, la miel puede ayudarte a combatir el acné gracias a sus propiedades antibacterianas. Tienes dos opciones para usarla: la primera es combinándola con limón y dejando que actúe de 15 a 20 minutos y lavar con agua tibia.

En tanto, la segunda opción consiste en aplicarla directamente sobre la pústula que quieres eliminar, cubrir con algodón y dejarla actuar toda la noche.

Te puede interesar: Cómo hacer un jabón artesanal de avena y miel para hidratar tu piel

5. Huevo

Oeuf cassé

La clara de huevo es un remedio natural muy efectivo para combatir el acné, gracias a sus retinoides. Para usarla, lo primero que debes hacer es separar la clara de la yema.

Acto seguido, aplica la clara con un pincel sobre tu rostro o en la piel con acné y déjala actuar de 10 a 15 minutos. Pasado este tiempo, lavas tu rostro con agua tibia. Esta mascarilla se puede aplicar 1 o 2 veces por semana.

Consejos adicionales para lidiar con el acné

Además de la aplicación de los remedios naturales que mencionamos antes, considera respetar estas sugerencias para evitar las molestias que ocasiona esta complicación en la piel:

  • Usa cremas exfoliantes: La principal función de estos productos es evitar el exceso de grasa, origen principal del tan temido acné.
  • Tomar duchas frías: De este modo, se eliminan los residuos de sudor que quedan en el cuerpo; es muy importante en épocas de calor, cuando se ha usado ropa ajustada o después de haber hecho ejercicio físico.
  • Aplicar aceite de árbol de té:Este producto natural es útil para eliminar gérmenes y quitar las acumulaciones de grasa.

En definitiva, si realizas un cuidado adecuado y frecuente de tu piel, el acné es un problema perfectamente evitable. No obstante, recuerda que en ciertas personas, por las características de su piel, puede presentarse de todos modos. Es aquí cuando entran en juego estos efectivos remedios naturales que aquí te comentamos.