5 remedios naturales para el acné

Los buenos hábitos pueden ayudarnos a combatir el acné. Sin embargo, estos deben ir de la mano con el tratamiento pautado por el médico.

Existen varios remedios naturales para el acné que pueden resultar muy útiles a la hora de combatir esta condición. Se trata de mezclas de ingredientes naturales que tienen un buen efecto a largo plazo y que, ayudan a evitar el uso de productos químicos.

Ahora bien, es cierto que los remedios naturales solo deben utilizarse como complemento al tratamiento pautado por el dermatólogo, siempre y cuando este lo autorice. No deben tomarse como curas ni como soluciones inmediatas ni definitivas. 

Como en cualquier malestar, es probable que desees una solución rápida. Sin embargo, para contrarrestar al acné, debe prevalecer la paciencia y la aplicación correcta del método pautado por el médico.

Remedios naturales para el acné

A continuación, te enseñaremos algunos de los mejores remedios naturales para el acné leve o bien, casos puntuales de espinillas o granos. Cabe destacar que estas medidas también sirven para la prevención de brotes.

1. Come sano

Conoce algunos trucos para darle sabor a los vegetales

Para combatir el acné no solo debes tener en cuenta la higiene facial, sino también, una serie de buenos hábitos.

Y a pesar de que no se ha comprobado que la alimentación influya directamente en la aparición de brotes o del acné como tal, cuidarla no está de más.

Recordemos que la piel es un reflejo del estado de salud general del cuerpo, por lo tanto, al cuidar la salud, su aspecto mejora de forma considerable.

Entonces, en lo que respecta la alimentación, se recomienda evitar los alimentos procesados y precocidos, las frituras, el azúcar refinado y las golosinas. Aunque parecen muy apetitosos y sacian tus ansias de comer, no aportan nada bueno, a nivel nutricional.

  • Incluye en tu dieta más vegetales, hortalizas, verduras y frutas naturales.
  • También evita los productos lácteos: su composición tiene elementos inflamatorios, así que pueden empeorar los rastros de las manchas.

2. Usa miel de abejas

La miel de abejas es una sustancia natural que tiene propiedades antibacterianas, así que, al aplicarla directamente sobre el rostro, puede ayudar a la aparición de agentes extraños en tu cuerpo.

Toma un poco de miel  frótala sobre tu rostro. A continuación, realízate un masaje: haz movimientos circulares para activar la circulación sanguínea. Finalmente, lávate la cara con agua tibia y repite cuantas veces quieras. También puedes prepararte la siguiente mascarilla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas y media de miel (25 g).
  • Opcional: 1 cucharadita de canela (5 g).

Elaboración

  • Combina ambos ingredientes en un recipiente y revuelve hasta obtener una sustancia pastosa.
  • Aplícala sobre los granos.
  • Déjala actuar durante unos 10- 15 minutos.
  • Retira con agua tibia.
  • Repite el tratamiento durante dos semanas: te sorprenderás con los resultados.

3. Usa aceites naturales

limpieza facial

Existen aceites naturales, como el de jojoba o el aceite de árbol de té, que son buenos remedios naturales para el acné gracias a sus propiedades antibacterianas y antisépticas. 

Sin embargo, antes de recurrir al uso de aceites, es recomendable consultar con el dermatólogo. De no aprobar su aplicación, se deberán tomar las medidas que el profesional indique.

El aceite seleccionado debe aplicarse con un bastoncillo o hisopo sobre la zona afectada, de forma puntual. Por otra parte, no se debe dejar sobre el rostro durante demasiado tiempo, para no irritar la piel. Luego, deberá enjuagarse bien el rostro con un jabón apropiado.

4. Aplica vinagre de sidra de manzana

Además de económico, las propiedades del vinagre de sidra de manzana son múltiples. Para combatir el acné, destacan especialmente sus propiedades antibacterianos y antisépticas.

Para aplicarte el vinagre sobre el rostro, a modo de tónico limpiador, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Por cada parte de vinagre de sidra, debes agregar dos partes iguales de agua. Por ejemplo, por cada cucharada de vinagre (10 ml) agrega dos de agua (20 ml).
  • Aplica esta mezcla y déjala actuar por unos minutos.
  • Retira con agua fresca y listo.

Descubre: 8 pasos para eliminar el acné

5. No te laves el rostro en exceso

lavarte la cara

Si bien el acné se produce por el exceso de grasa en la piel, entre otros factores, y puede dar la sensación de que hay una falta de higiene, no es recomendable que laves tu rostro a cada momento.

Si lo lavas con demasiada frecuencia, evitarás la producción de aceites naturales que protegen la piel. Por ende, lo más recomendable es limpiar el rostro, sin caer en excesos. Tanto el lavado como la exfoliación excesiva puede irritar la piel.

También se recomienda evitar tocar la piel constantemente con las manos sucias y manipular los granos.

En cuanto al uso de limpiadores faciales, estos deben ser suaves y adecuados para el tipo de piel. Por otra parte, es necesario evitar los exfoliantes y astringentes, ya que estos pueden resultar demasiado abrasivos.

Conclusión

Ten en cuenta que no todos los casos de acné son iguales y que es fundamental consultar siempre con un dermatólogo y seguir sus indicaciones para poder obtener los resultados deseados.

Y recuerda, los remedios naturales para el acné no son una solución definitiva ni una solución mágica.