5 remedios naturales para tratar la congestión de pecho

La infusión de laurel es un remedio ideal para acabar con la congestión y la acumulación de flemas que nos impiden respirar y tragar con normalidad

La congestión de pecho agrupa una serie de síntomas que se producen por la acumulación de fluidos y mucosidades en los pulmones. Además, puede ocasionar dificultades para respirar, dolor en el pecho y malestar general.

A continuación queremos repasar algunas de sus causas relacionadas y 5 efectivos tratamientos caseros que favorecen su alivio.

Causas de la congestión de pecho

Para empezar, la congestión de pecho está relacionada con el ataque de varios tipos de virus y bacterias que consiguen filtrarse a través de las vías respiratorias. No obstante, también se puede producir por alergias, acumulación de toxinas y desequilibrios inflamatorios.

Por otro lado, las condiciones asociadas a su desarrollo incluyen:

  • Resfriado común, neumonía, asma.
  • Infecciones respiratorias o virales.
  • Exposición a gases tóxicos.
  • Bronquitis, sinusitis.
  • Exceso de líquido en los pulmones.
  • Fibrosis enquistada.
  • Alergias aerotransportadas.
  • Tuberculosis.
  • Cáncer de pulmón.

Por último, su tratamiento puede variar en función de la severidad con que se presente. No obstante, además de los medicamentos recetados, se pueden emplear algunos remedios naturales que ayudan a calmarlo.

Síntomas asociados a la congestión de pecho

Síntomas asociados a la congestión de pecho

En primer lugar, la congestión de pecho se caracteriza por una sensación de pecho apretado que puede reducir la capacidad de respiración. Junto a este malestar, se pueden experimentar otros síntomas:

  • Tos severa
  • Secreciones nasales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho. Ruido fuerte al respirar o sibilancias
  • Dolor de garganta. Dificultad para deglutir los alimentos
  • Engrosamiento de la lengua
  • Flema en los pulmones

Te recomendamos leer: Dolor de cabeza nocturno: ¿a qué se debe?

Remedios naturales para aliviar la congestión de pecho

Si la causa de la congestión de pecho no requiere hospitalización o tratamientos médicos, se pueden preparar algunos remedios caseros. Por tanto, con estos lograremos minimizar la severidad de los síntomas con que se presenta:

1. Cebolla y miel

Cebolla y miel para la congestión en el pecho

Para empezar, este remedio tiene propiedades expectorantes y mucolíticas que ayudan a disolver las flemas. De este modo logramos despejar las vías respiratorias.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 8 cucharadas de miel (200 g)

Preparación

  • Para empezar, picar la cebolla en pequeñas rebanadas y ponerlas en un recipiente.
  • Después, cubrirlas con las cucharadas de miel y dejar que repose durante 10 o 12 horas, a temperatura ambiente.
  • Por último, a la mañana siguiente, retirar los restos de cebolla y consumir el jarabe resultante.

Modo de consumo

  • Tomar 3 o 4 cucharadas de remedio al día, hasta descongestionar el pecho.

2. Agua con limón

En segundo lugar, el zumo de limón tiene propiedades antibacterianas y antivirales. Estas ayudan a luchar contra los microorganismos que causan infecciones respiratorias.

Además, sus nutrientes fortalecen el sistema inmunitario. Al mismo tiempo, reducen la acumulación de moco y toxinas en los bronquios.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Para empezar, diluir el zumo de medio limón en una taza de agua tibia. Después, endulzarlo con una cuchara de miel.

Modo de consumo

  • Ingerir la bebida en la mañana y antes de acostarte.

3. Infusión de laurel

Laurel para la congestión en el pecho

La infusión de laurel tiene propiedades expectorantes y antiinflamatorias. Además, estas pueden ayudar a reducir la irritación de los conductos respiratorios para calmar la congestión.

Por otro lado, sus compuestos antioxidantes promueven la limpieza de los pulmones. Además, ayudan a luchar contra las partículas que producen enfermedades.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de laurel picadas (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Para empezar, poner las hojas de laurel en una taza de agua hirviendo y tapar la bebida.
  • Después, dejar que se refresque 10 minutos y colarla.

Modo de consumo

  • Consumir 2 o 3 tazas de infusión de laurel al día.
  • También la puedes aplicar como compresas caliente sobre el pecho.

Lee también: 7 propiedades de las hojas de laurel que no conocías

4. Infusión de jengibre y pimienta negra

Este remedio antioxidante y antiinflamatorio ayuda a despejar el pecho al disminuir la producción excesiva de moco. Se basa en las propiedades del jengibre y la pimienta negra.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 3 granos de pimienta negra
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Para empezar, agregar el jengibre rallado y la pimienta negra a una taza de agua hirviendo.
  • Después, tapar la bebida y esperar que repose 10 minutos.
  • Por último, filtrarla con un colador y endulzarla con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Beber la infusión 2 veces al día, cuando sientas el pecho muy congestionado.

5. Infusión de tomillo

Tomillo para la congestión en el pecho

Para acabar, los extractos naturales que contiene el tomillo fortalecen las funciones de los pulmones. Además, también mejoran la respuesta del organismo contra el ataque de agentes patógenos.

En síntesis, sus propiedades expectorantes ayudan a eliminar el exceso de moco. Además, ejercen un efecto calmante sobre los bronquios irritados.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de tomillo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En primer lugar, agregar el tomillo a una taza de agua hirviendo y tapar la bebida.
  • Por último, dejar que repose 10 minutos, colarla y agregarle la miel.

Modo de consumo

  • Beber la infusión hasta 3 veces al día, sobre todo si tienes dificultades para respirar.

¿Sientes tu pecho apretado y no puedes respirar con normalidad? ¿Tienes congestión y flemas? No dudes en probar cualquiera de los remedios mencionados para controlar estas molestias.

 

  • Sima Nasri. (2012). Evaluation of analgesic and anti-inflammatory effects of fresh onion juice in experimental animals. African Journal of Pharmacy and Pharmacology. https://doi.org/10.5897/AJPP12.179
  • Srinivasan, K. (2017). Ginger rhizomes (Zingiber officinale): A spice with multiple health beneficial potentials. PharmaNutrition. https://doi.org/10.1016/j.phanu.2017.01.001
  • Kwakman, P. H. S., & Zaat, S. A. J. (2012). Antibacterial components of honey. IUBMB Life. https://doi.org/10.1002/iub.578