5 remedios naturales para la tos seca que puedes hacer en casa

Si bien todos los remedios son beneficiosos para tratar la condición, no se recomienda combinarlos, ya que podría resultar contraproducente. Consulta con tu médico si tienes dudas.

La tos seca es aquella en la que no se presenta expulsión de flema. Por lo general, es causada por una reacción alérgica al polen, el polvo y virus y bacterias que atacan el sistema respiratorio.

Pese a ser un síntoma tan molesto, todos deben saber que se trata de una respuesta natural del cuerpo con la que busca eliminar aquellos agentes dañinos que interfieren en sus funciones. Aunque son muchos los factores y trastornos que la pueden originar, siempre coincide en ser irritante e incluso dolorosa.

Por suerte, no siempre es necesaria la interferencia médica para controlarlo y evitar que afecte la calidad de vida; con el consumo de algunos remedios naturales se puede acelerar su recuperación para obtener una mayor sensación de alivio en poco tiempo.

A continuación, te compartimos 5 alternativas caseras para tratar esta condición, sin tener que recurrir a los productos farmacéuticos convencionales. ¡Prúebalas!

1. Pimienta y miel para la tos seca

Pimienta y miel

La combinación de pimienta y miel hace un jarabe natural para aliviar la irritación de la garganta y combatir los microorganismos que ocasionan la tos. Tiene un efecto antibiótico muy poderoso y está aconsejada para los casos en que se tiene exceso de mucosidad en la garganta.

Te interesa: Prepara un espray natural para las molestias de la garganta

Ingredientes

  • ½ taza de miel pura de abejas (50 g).
  • 1 cucharadita de pimienta molida (5 g).

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una mezcla con la miel y la pimienta molida, y viértela en un frasco de vidrio.
  • Toma una cucharadita del remedio cada 5 horas.
  • Lo puedes diluir en agua tibia.

2. Ajo, aceite de oliva y tomillo

El ajo es uno de los antibióticos naturales más potentes y utilizados en el tratamiento de los problemas que comprometen el sistema respiratorio. Sus compuestos azufrados combaten los virus que causan la tos y también resultan apropiados para destapar los bronquios. En este caso se potencian sus efectos con aceite de oliva y tomillo, ingredientes que mejoran la irritación en la garganta.

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo.
  • 1 taza de aceite de oliva (100 g).
  • 2 ramas de tomillo fresco.

¿Qué debes hacer?

  • Pela y trocea los 10 dientes de ajo y colócalos en un frasco.
  • Agrega el aceite de oliva y las ramas de tomillo, y deja macerar la mezcla, como mínimo, 24 horas.
  • Toma una cucharada en ayunas todos los días, hasta que se termine todo el preparado.

3. Vapor de eucalipto y limón

Vapor de eucalipto y limón

Los remedios con vapor son una de las mejores opciones caseras para aliviar síntomas respiratorios como la tos seca y la congestión. En este caso proponemos hacerlo con eucalipto y limón, por sus propiedades antibacterianas que favorecen la salud respiratoria.

Ingredientes

  • ½ litro de agua.
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 puñado de hojas de eucalipto.

¿Qué debes hacer?

  • Coloca a hervir el litro de agua con las hojas de eucalipto y el zumo de limón; cuando llegue a ebullición, baja el fuego e inhala el vapor mientras cubres con una toalla tu cabeza (para evitar que el vapor se disperse).
  • Para evitar las quemaduras, no acerques demasiado el rostro a la olla.

4. Miel, limón y jengibre

Un jarabe natural de miel, limón y jengibre puede aliviar síntomas como la tos seca, la congestión y la secreción nasal. Sus propiedades antibióticas combaten los virus que causan problemas en el sistema, mientras que fortalece el sistema inmunitario y alivia la sequedad.

Ingredientes

  • 2 limones grandes.
  • 3 tazas y media de miel (350 g).
  • 1 trozo pequeño de raíz de jengibre.

¿Qué debes hacer?

  • Vierte la miel en un frasco de vidrio y, a continuación, agrégale los limones y la raíz de jengibre cortados en rodajas.
  • Tras mezclar, deja reposar el producto durante 24 horas y luego, consume una cucharada 2 o 3 veces al día.
  • Puedes diluir cada dosis en una taza de agua caliente.

Te interesa: Cómo preparar una infusión detox de ajo y jengibre

5. Leche y miel

Leche y miel

La leche combinada con un poco de miel se convierte en un antibiótico natural excelente para combatir la tos y otros síntomas asociados con los trastornos pulmonares.

Ingredientes

  • ½ vaso de leche (125 ml).
  • 2 cucharaditas de miel (10 g).

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el medio vaso de leche y mézclalo con las dos cucharaditas de miel.
  • Toma este remedio 3 veces al día, hasta aliviar la tos.

Elige cualquiera de estos remedios y tómalo durante varios días para obtener buenos resultados. No se recomienda probar varios al mismo tiempo porque puede resultar contraproducente. Si después de un par de semanas la tos continúa igual o peor, consulta al médico para recibir un diagnóstico adecuado y otro tipo de tratamiento.

Por otra parte, es importante acompañar estos remedios con una dieta apropiada, rica en alimentos nutritivos. También conviene mantenerse bien hidratado y vestirse de tal forma que el pecho, la espalda y el cuello estén protegidos; en especial si el clima es frío y hace mucho viento.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/oregano-malva-y-tomillo-las-plantas-para-combatir-la-tos-seca/”]