5 remedios naturales para reducir los síntomas de la bronquitis

El orégano es una planta medicinal cuyas propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias son muy adecuadas para combatir los virus y bacterias y calmar las dificultades respiratorias que acompañan a la bronquitis

La bronquitis es una enfermedad respiratoria cuya causa es la inflamación de las principales vías aéreas hacia los pulmones.

Se produce por las complicaciones de algunas infecciones víricas y bacterianas que atacan el sistema respiratorio, aunque también es común entre los fumadores y personas expuestas a sustancias químicas agresivas.

Se caracteriza por una incómoda sensación de presión en el pecho, además de tos recurrente, dificultades para respirar y congestión.

También se puede manifestar con malestar general, episodios de fiebre y otra variedad de síntomas que tienden a empeorar cuando se descuida la enfermedad.

Por fortuna, además del tratamiento médico, hay remedios de origen natural que apoyan su proceso de recuperación sin causar reacciones indeseadas.

En esta oportunidad queremos compartir 5 buenas alternativas para que no dudes en prepararlas cuando te enfrentes a este problema.

¡Toma nota!

1. Malva

malva

Por sus propiedades expectorantes y antiinflamatorias, el té de malva es uno de los remedios tradicionales para el control de la bronquitis.

Se recomienda para disminuir la inflamación de la mucosa y, entre otras cosas, para controlar la tos crónica.

Ingredientes

  • 1 cucharada de malva (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharada de hojas de malva en una taza de agua y ponlo a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Retira la bebida del fuego, déjala reposar 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere el té 2 o 3 veces al día.

Lee también: Cómo utilizar cebolla para combatir la tos de forma natural

2. Cebolla, clavo y tomillo

Los ingredientes que combinamos en este tratamiento natural ayudan a controlar las infecciones relacionadas con la bronquitis.

Contiene compuestos antiinflamatorios, expectorantes y mucolíticos los cuales ayudan a despejar los conductos respiratorios obstruidos o estrechos.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 2 clavos
  • 1 cucharadita de tomillo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Corta la cebolla en varios trozos y agrégala en una olla con una taza de agua.
  • Pon a hervir la bebida y, cuando llegue a ebullición, agrégale los clavos y el tomillo.
  • Tapa la cocción y déjala a fuego bajo durante 3 minutos.
  • Retírala y déjala reposar 10 minutos más.

Modo de consumo

  • Ingiere el remedio caliente, 2 o 3 veces al día.

3. Orégano

oregano

El orégano es una planta antiinflamatoria y antimicrobiana que ayuda a combatir los virus y bacterias que atacan el sistema respiratorio.

Es una planta medicinal con propiedades calmantes y broncodilatadoras, ideal para calmar las dificultades respiratorias causadas por el estrechamiento de los bronquios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega una cucharadita de orégano en una taza de agua caliente.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Cuela la infusión y tómala a sorbos.
  • Repite su ingesta 2 veces al día, durante 2 semanas.

4. Ajo y miel

La mezcla de ajo con miel de abejas orgánica es uno de los remedios milenarios para las afecciones que comprometen la salud pulmonar.

Estos ingredientes contienen sustancias antibióticas y antivirales que actúan de forma eficaz contra los microorganismos patógenos que producen infecciones en los conductos respiratorios.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Tritura un diente de ajo y, tras obtener una pasta, mézclalo con las cucharadas de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere el remedio en ayunas y, si gustas, dilúyelo en agua tibia para facilitar su consumo.
  • Si los síntomas son severos, toma el remedio hasta 3 veces al día.

Visita este artículo: Mejora tu salud pulmonar añadiendo estos 7 alimentos en tu dieta

5. Canela y miel

Miel-y-canela

Otra forma de potenciar la acción antibiótica de la miel es combinándola con las propiedades que brinda la canela.

Esta especia antiinflamatoria ayuda a despejar las vías respiratorias y reduce la irritación y el dolor en el pecho y garganta.

Entre otras cosas, sus antioxidantes y minerales esenciales fortalecen las defensas, mejorando la respuesta contra los virus y bacterias.

Ingredientes

  • ½ cucharada de canela (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Combina media cucharada de canela con una cucharada de miel y, en seguida, diluye la mezcla en una taza de agua caliente.
  • Revuelve la bebida para que los ingredientes queden bien disueltos y consúmela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de canela y miel en ayunas y, más tarde, repite su consumo.
  • Puedes ingerir hasta 3 tazas de infusión durante el día.

El consumo de los remedios mencionados puede disminuir la congestión y la tos causada por la bronquitis; sin embargo, considerando que la enfermedad puede presentar complicaciones, lo ideal es acudir al médico para evaluar su nivel de gravedad.