5 remedios naturales que te ayudan a sobrellevar el síndrome de ovario poliquístico

Daniela Castro · 24 agosto, 2017
Recuerda que estos remedios naturales son un complemento al tratamiento médico del síndrome del ovario poliquístico y que en ningún caso serán un sustituto de este

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal femenino.

Se produce cuando los ovarios fabrican más andrógenos que estrógenos y progesterona, comprometiendo los procesos que desarrollan y liberan el óvulo durante el ciclo hormonal.

Es un problema en el cual se engrosa el revestimiento de los ovarios, los cuales, a su vez, sufren la formación de pequeños quistes o folículos.

Estos, aunque son benignos, causan desequilibrios inflamatorios en los tejidos y, la mayor parte de las veces, desencadenan otros síntomas que afectan la calidad de vida.

Incluso, muchas de las afectadas tienen problemas de fertilidad y menstruaciones irregulares, lo cual termina generando depresión y dificultades en la pareja y en la vida sexual.

Por fortuna, es una condición que se puede sobrellevar con la práctica de hábitos saludables y una oportuna intervención médica.

Esto permite reducir la severidad de sus síntomas y, muchas veces, minimiza el impacto que tiene sobre la fertilidad.

Sumado a esto, hay varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, facilitan el control hormonal para ayudar a contrarrestar sus efectos de la mejor manera.

¡Descúbrelos!

1. Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino

Por su alto contenido de ácidos grasos omega 3 y 6, las semillas de lino resultan idóneas para controlar la producción excesiva de andrógenos, principal causa del síndrome de ovario poliquístico.

Estas ayudan a reducir el nivel de inflamación en los tejidos y, de paso, ayudan en el control de las irregularidades en el periodo menstrual.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de lino (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo consumirlas?

  • Remoja una cucharada de semillas de lino en un vaso de agua y, pasadas 2 o 3 horas, cuela la bebida y consúmela.
  • De forma opcional, incorpora aceite de semillas de lino en tus ensaladas, sopas y batidos.
  • Procura incluirlas, de forma moderada, todos los días en tu dieta.

Ver también: Semillas de lino contra el estreñimiento

2. Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco se han hecho populares por su capacidad para controlar los niveles altos de presión sanguínea y glucosa.

Tienen efectos antiinflamatorios y diuréticos que ayudan a remover los líquidos retenidos en los tejidos para reducir su nivel de inflamación.

Estas aportan ácidos grasos y antioxidantes que, al controlar la actividad hormonal, ayuda a calmar las molestias que causan los ovarios poliquísticos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de fenogreco (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Miel de abejas (al gusto)

¿Cómo consumirlas?

  • Agrega una cucharada de semillas en un vaso de agua y déjalo reposar entre 6 y 8 horas.
  • Pasado este tiempo, mézclalas con un poco de miel y consúmelo.
  • Repite su ingesta todos los días, preferiblemente en ayunas.

3. Canela

Canela

La canela es una especia que se ha hecho popular por sus efectos relajantes, antiespasmódicos y digestivos.

Sus compuestos activos regulan los niveles de glucosa en la sangre y apoyan las funciones metabólicas que impulsan la quema de calorías.

En el caso del SOP ayuda a disminuir la inflamación, así como los periodos menstruales irregulares y la formación de quistes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirla?

  • Calienta una taza de agua y cuando llegue a ebullición, añade una cucharadita de canela.
  • Deja que repose unos 10 minutos y consúmela.
  • También puedes incorporarla en tus batidos y postres.

Te recomendamos leer: 8 beneficios medicinales de la mezcla de canela y miel

4. Regaliz

La raíz de regaliz es una planta que ayuda a disminuir la producción excesiva de hormonas masculinas en las mujeres afectadas por esta condición.

Sus compuestos promueven la ovulación y estimulan la actividad metabólica que se ve comprometida debido a los descontroles hormonales.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de regaliz (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirla?

  • Incorpora una cucharadita de raíz de regaliz en una taza de agua hirviendo y, tras dejarla reposar 15 minutos, consume la infusión.
  • Tómala 2 veces al día, todos los días.

Nota: Evita este remedio si padeces hipertensión.

5. Menta

Menta

Las propiedades de la menta pueden ayudar a regular los descontroles hormonales que influyen en la aparición de esta enfermedad.

Si bien no solucionan la aparición de quistes, su consumo complementa los tratamientos recetados por el médico.

Es idónea para evitar la aparición excesiva de vello, el acné y otros síntomas propios de esta afección.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirla?

  • Incorpora una cucharada de hojas de menta en una taza de agua hirviendo y déjala reposar entre 15 y 20 minutos.
  • Cuando esté lista, filtra el líquido con un colador y consúmelo.
  • Tómala 2 o 3 veces al día, todos los días.
  • Si gustas, de forma opcional o complementaria, incorpora las hojas de menta en tus zumos naturales y batidos.

Prepara los remedios mencionados y comprueba cuán buenos son para disminuir el impacto de los síntomas del SOP.

Ten en cuenta que, aunque ninguno es una cura o algo similar, su ingesta regular ayuda a promover el bienestar.