5 remedios naturales para tratar la esofagitis

Aunque estos remedios pueden ayudarnos a aliviar los síntomas de la esofagitis de manera puntual, si estos se mantienen en el tiempo deberemos acudir al especialista para obtener un diagnóstico.

La esofagitis es un trastorno inflamatorio que produce lesiones en los tejidos del esófago, es decir, el tubo digestivo por el que se transporta la comida desde la boca hacia el estómago. Quienes lo padecen experimentan dolor en la parte superior del abdomen, descrito como un ardor o sensación de presión. Otras causas podrían ser exceso de acidez y dificultades para tragar.

Hay veces que este problema se puede manifestar de forma fuerte o leve. En cualquier caso, se recomienda siempre acudir a un profesional para asegurarse de recibir un buen tratamiento. No obstante, cuando aparece de forma leve, sus síntomas se podrían mejorar con algunos remedios caseros. ¿Te gustaría saber de qué se trata? ¡Sigue leyendo y descubre más sobre este problema y remedios naturales!

Causas comunes de la esofagitis

La mayoría de los casos de esofagitis se producen por los efectos del reflujo gastroesofágico. Esto es un líquido ácido que sube desde el estómago hacia el esófago, causando irritación en sus tejidos. A continuación te mostramos los factores más comunes que inciden en su desarrollo:

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas y cigarrillos.
  • Consumo prolongado de medicamentos.
  • Comidas copiosas e irritantes.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Vómitos repetitivos.

¿Quieres conocer más? Lee: Alergias alimentarias y cómo reducirlas

Síntomas de la esofagitis

esofagitis

Los síntomas de la esofagitis pueden variar en cada paciente, dependiendo del daño que haya sufrido el tejido del esófago y la rapidez con que se haya decidido a hacer frente a este problema. A menudo, las manifestaciones que más suelen darse incluyen lo siguiente:

  • Dolor en la boca del estómago.
  • Dolor en el pecho.
  • Náuseas y vómitos.
  • Tos persistente.
  • Pérdida de apetito.
  • Dificultades para ingerir los alimentos.

Remedios naturales para controlar la esofagitis

No debemos olvidar que para un control adecuado de la esofagitis es importante seguir las recomendaciones de un buen profesional médico. Sin embargo, si seguimos algunos consejos como la de llevar una vida saludable, evitando las comidas copiosas lo máximo posible y practicar ejercicio con moderación, este problema se verá disminuido en gran medida.

Por otro lado, si estos consejos los complementamos con remedios naturales que podemos hacer sin necesidad de salir de casa, la sensación de alivio será aún mayor. ¿Te interesa? ¡Pues te los mostramos a continuación!

1. Jugo de aloe vera

aloe vera

El gel contenido en la planta de aloe vera contiene vitamina B, mucílagos y aminoácidos esenciales que ayudan a reducir la irritación en el esófago y tracto digestivo. Su consumo controla el exceso de producción de jugos ácidos y protege la mucosa gástrica contra la irritación que le produce úlceras, además de muchas otras propiedades.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Añade todos los ingredientes a la licuadora y tritrúralos hasta obtener una bebida homogénea. Si se desea, se le puede añadir otra cucharadita más de miel al gusto.

Modo de consumo

  • Consume este jugo natural una vez al día y en pocos días se debería de notar una notable mejoría.

2. Infusión de regaliz

Como los demás ingredientes naturales en este artículo, el regaliz suele ser un buen defensor contra las principales molestias causadas por la esofagitis. Conocido como un antiácido natural, su compuesto calma el ardor abdominal y frena la sensación de vómito.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Agrega la raíz de regaliz en una taza de agua muy caliente y tapa la bebida.
  • Espera que repose 10 minutos, cuélala y endúlzala con una o dos cucharadas de miel al gusto.

Modo de consumo

  • Toma la infusión cuando sientas acidez o dolor estomacal.
  • Repite su consumo unas 2 veces al día.

3. Infusión de bicarbonato de sodio

bicarbonato sodio

Entre los mejores productos contra la esofagitis encontramos el bicarbonato de sodio. Es antiácido, esto quiere decir que restablece el pH del estómago y reduce la sensación de quemazón en la garganta. Además esta infusión es muy fácil de preparar. ¡Atentos!

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio en media taza de agua fría. Remueve el contenido con una cuchara hasta que se haya disuelto el bicarbonato y ya estará listo para tomar.

Modo de consumo

  • Bebe el remedio cuando sientas síntomas de esofagitis.
  • Tómalo unas 2 veces al día.

4. Infusión de malvavisco

Lo mejor del malvavisco es su capacidad protectora de la mucosa gástrica contra la acidez. Otro efecto de este remedio natural es que disminuye la irritación del esófago aliviando así el dolor que causa la esofagitis. A continuación te mostramos cómo crear una infusión con malvavisco y los ingredientes que necesitas para ello.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de malvavisco (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Agrega una cucharadita de malvavisco en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión 2 veces al día hasta sentir una mejoría.

¿Quieres conocer más? Lee: Tratamiento de la gastritis

5. Infusión de manzanilla

te y flores de manzanilla

La manzanilla tiene muchas propiedades buenas para nuestro cuerpo. Entre sus propiedades destaca la de neutralizar el pH del estómago y frenar el reflujo ácido. También es ideal para reducir el ardor en el esófago y la sensación de molestia estomacal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de manzanilla (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Sumerge la manzanilla en una taza de agua hirviendo y deja reposar la bebida 10 minutos. Cuela la infusión y deja que se enfríe un poco. ¡Entonces estará lista para beber!

Modo de consumo

  • Consúmela 2 o 3 veces al día.

En definitiva, estos remedios naturales pueden llegar a ser muy efectivos si se combinan con una buena base de alimentos, ejercicio diario y evitando el estrés lo máximo posible. Sin embargo, tampoco debemos olvidar que siempre que se sospeche de algunos de los síntomas que padece, lo mejor será acudir a un especialista.

  • Sociedad Española de Patología Digestiva. Enfermedad por reflujo gastroesofágico.Arán Ediciones. 2007.
  • Javier Molina InfanteAlfredo Lucendo Villarín. Esofagitis eosinofílica: Clínicas Iberoamericanas de Gastroenterología y Hepatología, Volumen 5.Elsevier España, 2015.
  • Diego García Copeán y Héctor Maldonado Gaza. Gastroenterología y hepatología: Objetivos y su desarrollo. Manual Moderno, 2017.