5 remedios naturales para tratar la esofagitis

Carolina Betancourth·
23 Abril, 2020
Algunos remedios naturales sirven como coadyuvantes contra los síntomas de la esofagitis. No obstante, es conveniente acudir al especialista para conocer otras opciones de tratamiento.

Para tratar la esofagitis es necesario consultar al gastroenterólogo, ya que pueden ser necesarios medicamentos y cambios en la dieta. Sin embargo, también se pueden tener en cuenta algunos remedios de origen natural que sirven como coadyuvantes para calmar sus síntomas.

La esofagitis es un trastorno inflamatorio que produce lesiones en los tejidos del esófago, es decir, el tubo digestivo por el que se transporta la comida desde la boca hacia el estómago. Quienes lo padecen experimentan dolor en la parte superior del abdomen, descrito como un ardor o sensación de presión.

Es un problema que se puede manifestar de forma leve o severa, en función de su causa. No obstante, en la mayoría de los casos no causa complicaciones y mejora una vez se inicia su tratamiento. A continuación, repasamos sus causas y compartimos algunos remedios caseros.

Causas comunes de la esofagitis

Como lo señala una publicación en World Journal of Gastroenterology, la mayoría de los casos de esofagitis se producen por los efectos del reflujo gastroesofágico. Esto es un líquido ácido que sube desde el estómago hacia el esófago, causando irritación en sus tejidos.

No obstante, la mucosa esofágica también puede resultar afectada por algunas afecciones infecciosas, sistémicas o químicas. Los factores más comunes que inciden en su desarrollo son:

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas y cigarrillos.
  • Consumo prolongado de medicamentos.
  • Comidas copiosas e irritantes.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Vómitos repetitivos.

¿Quieres conocer más? Lee: Alergias alimentarias y cómo reducirlas

Síntomas de la esofagitis

Mujer con reflujo
La esofagitis causa varias molestias, como dolor en la boca del estómago y dificultades para deglutir.

Los síntomas de la esofagitis pueden variar en cada paciente, dependiendo del daño que haya sufrido el tejido del esófago y la rapidez con que se haya decidido a hacer frente a este problema. A menudo, las manifestaciones que más suelen darse incluyen lo siguiente:

  • Dolor en la boca del estómago.
  • Dolor en el pecho.
  • Náuseas y vómitos.
  • Tos persistente.
  • Pérdida de apetito.
  • Dificultades para ingerir los alimentos.

Remedios naturales para controlar la esofagitis

No debemos olvidar que para un control adecuado de la esofagitis es importante seguir las recomendaciones de un profesional médico o gastroenterólogo. Según una publicación en World Journal of Gastrointestinal Pharmacology and Therapeutics, el tratamiento puede incluir:

  • Cambios en el estilo de vida: incluyendo la pérdida de peso, la elevación de la cabecera de la cama, evitar las comidas nocturnas y la eliminación de alimentos desencadenantes como el chocolate, la cafeína y el alcohol.
  • Medicamentos: incluidos los antiácidos, los antagonistas de los receptores de histamina (ARH 2) o los inhibidores de la bomba de protones (IBP).
  • Terapia quirúrgica: si no hay una respuesta a los demás tratamientos.

Por otro lado, hay algunos remedios de origen natural que parecen ayudar a calmar los síntomas. Si bien no deben remplazar el tratamiento médico, sí se pueden considerar un complemento. ¿Te animas a probarlos?

1. Jugo de aloe vera para la esofagitis

El gel contenido en la planta de aloe vera contiene vitamina B, mucílagos y aminoácidos esenciales que ayudan a reducir la irritación en el esófago y tracto digestivo.

De acuerdo con una investigación publicada en Journal of traditional Chinese medicine, su consumo ayuda a reducir el exceso de producción de jugos ácidos y protege la mucosa gástrica contra la irritación gracias a su efecto antiinflamatorio. En general, ayuda a reducir los síntomas de reflujo.

Jugo de aloe vera para la esofagitis
Por su composición nutricional, el jugo de aloe vera puede contribuir a calmar molestias digestivas. Además, ayuda a reducir la inflamación del esófago.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Añade todos los ingredientes a la licuadora y tritúralos hasta obtener una bebida homogénea. Si deseas, le puedes añadir otra cucharadita de miel al gusto.

Modo de consumo

  • Consume este jugo natural una vez al día, hasta sentir una mejoría. Evita tomarlo en exceso porque puede tener un efecto laxante.

2. Infusión de regaliz

La infusión de regaliz se usa en la medicina natural para afecciones causadas por el exceso de ácido en el estómago.  Una investigación publicada en Journal of the Australian Traditional-Medicine Society reconoce esta planta como un supresor del exceso de ácido.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • Miel (25 g).

Preparación

  • Agrega la raíz de regaliz en una taza de agua muy caliente y tapa la bebida.
  • Espera que repose 10 minutos, cuélala y endúlzala con una o dos cucharadas de miel al gusto.

Modo de consumo

  • Toma la infusión cuando sientas acidez o dolor estomacal.
  • Repite su consumo unas 2 veces al día.

Nota: esta planta está contraindicada en pacientes con trastornos cardiovasculares como hipertensión arterial o arritmias cardíacas. Tampoco debe ser ingerida por mujeres en estado de embarazo o lactancia. 

3. Bebida con bicarbonato de sodio

En pequeñas cantidades, el bicarbonato de sodio se considera un antiácido natural. Según The Canadian Society of Intestinal Research este ingrediente es una solución temporal para el reflujo ácido. Sin embargo, debe emplearse solo en casos leves.

Bebida con bicarbonato de sodio
En pequeñas cantidades, el bicarbonato de sodio tiene efectos antiácidos que ayudan contra la esofagitis.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).

Preparación

Modo de consumo

  • Bebe el remedio cuando sientas síntomas de esofagitis.
  • Tómalo unas 2 veces al día.

4. Infusión de malvavisco

De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Ethnopharmacology, el malvavisco tiene efectos protectores sobre la mucosa gástrica al neutralizar la acidez. Otro efecto de este remedio natural es que disminuye la irritación del esófago, aliviando así el dolor que causa la esofagitis. 

Ingredientes

  • 1 cucharadita de malvavisco (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Agrega una cucharadita de malvavisco en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión 2 veces al día hasta sentir una mejoría.

¿Quieres conocer más? Lee: Tratamiento de la gastritis

5. Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades interesantes para la salud. De acuerdo con una publicación en Molecular Medicine Reports, sus flores secas contienen muchos terpenoides y flavonoides que contribuyen a sus propiedades medicinales.

Además, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y se ha empleado tradicionalmente para promover el alivio de varios trastornos gastrointestinales, incluyendo la esofagitis, cólicos y malestar estomacal.

Infusión de manzanilla
La manzanilla es una de las plantas populares en lo que tiene que ver con molestias digestivas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de manzanilla (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Sumerge la manzanilla en una taza de agua hirviendo y deja reposar la bebida 10 minutos.
  • Cuela la infusión y deja que se enfríe un poco. ¡Entonces estará lista para beber!

Modo de consumo

  • Consúmela 2 o 3 veces al día, hasta sentir una mejoría.

Complementar con buenos hábitos

Estos remedios naturales pueden ser un coadyuvante contra la esofagitis, sobre todo si se combinan con una buena alimentación, ejercicio diario y evitando el estrés lo máximo posible. Sin embargo, siempre que se reconozcan los síntomas de esta afección, lo mejor será acudir a un especialista.

  • Grossi L, Ciccaglione AF, Marzio L. Esophagitis and its causes: Who is "guilty" when acid is found "not guilty"?. World J Gastroenterol. 2017;23(17):3011–3016. doi:10.3748/wjg.v23.i17.3011
  • Antunes C, Sharma A. Esophagitis. [Updated 2019 Oct 6]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK442012/
  • Badillo R, Francis D. Diagnosis and treatment of gastroesophageal reflux disease. World J Gastrointest Pharmacol Ther. 2014;5(3):105–112. doi:10.4292/wjgpt.v5.i3.105
  • Panahi, Y., Khedmat, H., Valizadegan, G., Mohtashami, R., & Sahebkar, A. (2015). Efficacy and safety of Aloe vera syrup for the treatment of gastroesophageal reflux disease: a pilot randomized positive-controlled trial. Journal of Traditional Chinese Medicine = Chung i Tsa Chih Ying Wen Pan / Sponsored by All-China Association of Traditional Chinese Medicine, Academy of Traditional Chinese Medicine35(6), 632–636. https://doi.org/10.1016/s0254-6272(15)30151-5
  • Sociedad Española de Patología Digestiva. Enfermedad por reflujo gastroesofágico.Arán Ediciones. 2007.
  • Setright, R. (2017). Prevention of symptoms of gastric irritation (GERD) using two herbal formulas: An observational study. Journal of the Australian Traditional-Medicine Society23(2), 68.
  • Deters, Alexandra & Zippel, Janina & Hellenbrand, Nils & Pappai, Dirk & Possemeyer, Cathleen & Hensel, Andreas. (2009). Aqueous extracts and polysaccharides from Marshmallow roots (Althea officinalis L.): Cellular internalisation and stimulation of cell physiology of human epithelial cells in vitro. Journal of ethnopharmacology. 127. 62-9. 10.1016/j.jep.2009.09.050.
  • Srivastava JK, Shankar E, Gupta S. Chamomile: A herbal medicine of the past with bright future. Mol Med Rep. 2010;3(6):895–901. doi:10.3892/mmr.2010.377