5 remedios caseros para hidratar los talones secos de manera natural

Podemos recurrir a alternativas naturales como la manteca de karité o el aceite de coco para hidratar los talones secos y, a la vez, aportarles un extra de nutrientes

Los talones secos son un problema que no solamente da un aspecto feo y descuidado a nuestros pies, sino que puede llegar a ser molesto y doloroso.

En este artículo comentamos las posibles causas de esta condición, así como 5 remedios naturales para cuidar nuestros talones y mantenerlos suaves e hidratados de manera natural. 

¿Por qué tengo los talones secos?

Si sabemos por qué tenemos los talones secos nos será más fácil encontrar la solución a este problema.

¿Usas un buen calzado?

female feet and hands with a white rolled towel

Un buen calzado es fundamental para evitar los talones secos y agrietados.

  • La suela tiene que ser gruesa y adaptada a la forma de nuestro pie para que el peso de nuestro cuerpo se reparta bien por toda la planta.
  • Las suelas rígida y finas perjudican, sobre todo, a los talones.

Te recomendamos leer: Cura los talones agrietados y los callos con este potente remedio casero

¿Y calcetines?

Usar zapatos sin calcetines, además de predisponernos a padecer hongos y mal olor por el exceso de humedad, también facilita que los talones se sequen.

  • Lo más recomendable son los calcetines de tejidos naturales, como el algodón. 

Cuidado con la postura

Postura

Hay personas que, a pesar de usar buen calzado e hidratarse los pies con frecuencia, siguen teniendo los talones secos y endurecidos.

Esto puede deberse a una mala postura del cuerpo que nos obligue a apoyar la mayor parte del peso en los talones.

En estos casos recomendamos acudir a un osteópata que nos ayude a mejorar la postura.

La alimentación también influye

Si sufrimos de piel seca en todo el cuerpo, y no solamente en los talones, deberemos tener en cuenta la alimentación:

  • Beber al menos un litro y medio de agua a lo largo del día.
  • Comer grasas saludables como el aguacate, los frutos secos, las semillas, el aceite de oliva, el aceite de coco, el ghee o la yema de huevo ecológico.
  • Evitar el consumo excesivo de sal.

Remedios naturales

Si solemos tener los talones agrietados deberemos seguir una rutina para mantener la piel de los pies suave e hidratada.

1. Manteca de karité

Manteca de karité

La manteca de karité es uno de los aceites más nutritivos y grasos que hay, por lo que resulta muy adecuado para zonas del cuerpo que necesitan una dosis extra de hidratación, como es el caso de los talones y los codos.

Esta manteca de origen africano, rica en vitamina E, tiene propiedades hidratantes, nutritivas y regenerantes.

¿Qué debemos hacer?

Nos aplicaremos una buena capa de manteca de karité por la noche, antes de acostarnos, y nos pondremos unos calcetines de algodón para no manchar la cama y facilitar la absorción.

2. Aceite de coco y bicarbonato

A continuación proponemos dos recetas que combinan los efectos nutritivos de los aceites con algunos remedios exfoliantes para facilitar la renovación celular de la piel agrietada.

  • Aceite de coco: El aceite de coco, gracias a sus propiedades antibióticas y antimicrobianas, nos ayuda a prevenir infecciones en los pies y a combatir el envejecimiento de la piel gracias a su contenido en antioxidantes.

Además, se absorbe con facilidad y tiene un delicioso perfume, suave y tropical.

  • Bicarbonato de sodio: Es un exfoliante suave pero efectivo que podemos combinar con el aceite de coco mientras estemos en la ducha para masajearnos bien los talones.

Con el calor del agua, los poros de abren y los nutrientes penetran con más facilidad. Al salir de la ducha tendremos los talones mucho más suaves.

3. Aceite de oliva y sal marina

Oliva

Esta combinación es otra opción para realizar una exfoliación e hidratación al mismo tiempo.

  • El aceite de oliva tiene un alto contenido graso y un potente efecto reparador y antioxidante.
  • La sal marina exfolia en profundidad y nos aporta minerales.

Ver también: Cómo utilizar aceite de oliva en la limpieza de tu hogar

4. Peladura de piña

Con la parte interior de la peladura de la piña podemos realizar una suave pero efectiva exfoliación de los talones, gracias a su contenido en enzimas. 

¿Qué debemos hacer?

Nos frotaremos bien la peladura en los talones y esperaremos unos minutos a que se seque. El resultado nos sorprenderá.

5. Baños de agua caliente

Baño de pies

Cuando no haga mucho calor podemos aprovechar para hacernos baños de pies con agua bien caliente.

Además de ser muy relajantes, también nos ayudan a ablandar la piel, por lo que después del baño podremos proceder a la exfoliación e hidratación de los talones.

Podemos hacer un baño de pies una vez por semana.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar