5 remedios naturales para tratar la pseudofoliculitis

Brunilda Zuñiga · 16 diciembre, 2017
Aplica los siguientes remedios naturales y alivia todas las molestias en poco tiempo.

¿Algunas vez has experimentado irritación después de rasurarte o depilarte? Esa erupción que sale luego de rasurarte o depilarte y que resulta tan dolorosa se llama pseudofoliculitis.

Esta irritación aparece cuando los vellitos están nuevamente en fase de crecimiento otra vez y, en lugar de crecer hacia afuera, lo hacen dentro de la piel. Aunque no se trata de un problema médico severo, es doloroso y muy molesto.La siguiente vez que tengas este problema, evita rascarte pues lo empeorarás.

¿Cómo saber que lo que tienes es pseudofoliculitis y no otra cosa?

Ya sabemos que la piel es sensible a diversos factores ambientales y químicos. Por ello, identificar si el problema es una pseudofoliculitis o no es, es vital para saber si estos remedios son lo que necesitas. Presta atención a los siguientes síntomas de la pseudofoliculitis:

  • Aparece una erupción en las zonas del cuerpo que han sido rasuradas o depiladas recientemente.
  • Puedes ver los vellitos que no han salido. Si tienes la piel oscura, puedes probar a pasar los dedos por la zona para identificar si están los vellos.

¿Quieres conocer más? Combate la infección de los folículos capilares con 5 remedios caseros

1. Aceite de árbol de té

Aceite-de-arbol-de-te

El aceite de árbol de té tiene diversos beneficios para el cuerpo. En este caso, actúa como potente antiséptico, combate la inflamación y la incomodidad. Recuerda que al usar aceites, debes diluirlos un poco para evitar reacciones adversas.

Para preparar este remedio tan solo necesitarás 2 cucharadas de aceite de árbol de té, 1 cucharadita de aceite de olivo y un 1 trozo de algodón. Solo debes mezclar bien los dos aceites. Una vez listo, lava con agua y jabón la zona. Impregna un poco de la mezcla en un trozo de algodón y aplícala sobre la zona afectada por la foliculitis.

Con este remedio no es necesario que enjuagues la zona y puedes aplicarlo 2 veces al día hasta que desaparezca el problema. Si tu piel es muy sensible, aplica el aceite justo después de rasurar. De esta forma evitarás la aparición de los granos.

2. Compresas frías

Las compresas frías son otra buena solución a las molestias causadas por el rasurado. El efecto inmediato será la reducción de la inflamación, rojeces y picazón. Este remedio es ideal para la zona íntima. Verás que podrás usar tus prendas favoritas sin problema en cuestión de minutos sin riesgos. Tan solo necesitarás un par de cubos de hielo y una toalla.

Para hacer tu propia compresa, envuelve los cubos de hielos en la toalla y colócala sobre la zona con la erupción Aplica la terapia en frío tantas veces al día como necesites.

3. Agua de hamamelis

Agua de hamamelis

El agua de hamamelis tiene propiedades extraordinarias para la piel. Actúa como antiinflamatorio y disminuye el enrojecimiento.

Además, el agua de hamamelis es un antiséptico natural. Esto es muy bueno porque la pseudofoliculitis mal cuidada puede ocasionar infecciones. Aunque no son lesiones graves, pueden complicarse con el roce la ropa o al rascarse para tratar de terminar con la comezón.

Para ello 3 cucharadas de agua de hamamelis y 1 trozo de algodón. Toma el agua de hamamelis e impregna el trozo de algodón. Aplica tantas veces al día como necesites. Después de cada aplicación notarás que las molestias se reducen gradualmente.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otra gran opción para tratar la pseudofoliculitis. Tiene un efecto cicatrizante muy rápido. También es antiinflamatorio y seca los granos. Aunque es un remedio muy efectivo, no es ideal para todos.

No apliques este remedio si tu piel es sensible. No lo apliques en la zona íntima pues será muy doloroso. Para preparar este remedio, tan solo necesitarás 1 cucharadita de vinagre de manzana y un trozo de algodón.

Para hacer uso de este remedio solo debes mojar el algodón en el vinagre y aplicar sobre la piel sobre el área afectada. Deja secar al aire libre y enjuaga con agua fresca. Repite el proceso 3 veces al día hasta que disminuya la sensación de ardor.

Visita este artículo: ¿Sirve el vinagre de manzana para bajar de peso?

5. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Otro tratamiento simple y rápido es el bicarbonato de sodio con agua. Este remedio te brindará un alivio inmediato sin riesgo alguno. De hecho, al aplicarlo sentirás un rápido alivio y frescura. Por eso, lo recomendamos tanto para la pseudofoliculitis como para picaduras de insectos.

Tan solo necesitarás 1 cucharada de bicarbonato de sodio y 2 cucharadas de agua. Mezcla estos dos ingredientes hasta formar una pasta y aplica sobre la piel. Deja actuar por 10 minutos. Cubre con una gasa o toalla para evitar escurrimientos. Enjuaga con agua fresca.

¿Qué debes evitar cuando tienes pseudofoliculitis?

Sabemos que este es un problema muy doloroso. Por eso, evita las siguientes acciones que pueden agravar el problema:

  • Evita rasurarte nuevamente. Lo mejor es evitar el rasurado los siguientes tres días al momento en que aparecieron los granos. Procura evitar rasurarte por un tiempo, o al menos hasta que haya desaparecido la reacción.
  • Evita rascarte o reventar los granos. En el momento puede que esto te parezca un alivio, pero después de un par de horas habrás creado lesiones que se pueden infectar.
  • Evita usar rastrillos usados. Es posible que los granos hayan aparecido porque la rasuradora tiene poco filo. Si es eso, te recomendamos que la cambies por una nueva.