5 remedios con plantas que te ayudan a expulsar las flemas

Daniela Castro 15 diciembre, 2017
¿Sabías que el jengibre, gracias a sus compuestos, puede ser un gran aliado a la hora de aflojar los bronquios y eliminar las toxinas y las secreciones?

Las flemas son aquellas secreciones pegajosas que provienen de las vías respiratorias. Su principal fin es mantener la lubricación de la zona, para atrapar y facilitar la expulsión de todo agente contaminante o infeccioso del exterior.

Es un fluido que se compone de glicoproteínas, anticuerpos y otras sustancias que desempeñan un papel clave en la salud inmunitaria.

Si bien, en cierta medida, son necesarias, ante algunas infecciones se producen de forma excesiva, derivando congestión y otros incómodos síntomas.

Por suerte, además de los tratamientos convencionales que favorecen la expectoración, existen varias soluciones naturales que pueden ayudar a reducirlas.

Entre las opciones nos encontramos con algunos remedios a base de plantas que, por sus propiedades, contribuyen a expulsarla de los pulmones.

¿Los conoces? Te compartimos los 5 mejores.

1. Eucalipto

Eucalipto

Las hojas de eucalipto contienen aceites esenciales, antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que ayudan a reducir la irritación causada por el exceso de flemas.

Su concentración se sustancias volátiles ayuda a despejar la nariz y los conductos respiratorios, eliminando las secreciones que obstruyen el paso normal del aire.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de eucalipto (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de eucalipto en una olla con agua y ponlas a hervir unos 5 minutos.
  • Tapa la bebida para que no se escape el vapor.

Modo de uso

  • Destapa la olla y pon la cabeza cerca para inhalar los vapores.
  • Tápate con una toalla para obtener resultados más efectivos.
  • Haz el tratamiento durante 5 o 10 minutos y descansa.
  • Repítelo al día siguiente si lo consideras necesario.

Lee también: Bondades del eucalipto para nuestra salud

2. Orégano

Las hojas de orégano contienen aceites esenciales y sustancias antibióticas que ayudan a combatir las infecciones que causan producción excesiva de flemas.

Su infusión afloja las mucosidades y ayuda a disminuir la congestión.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade el orégano en una taza de agua hirviendo y tápalo.
  • Pasados 10 minutos, cuela la bebida y consúmela.

Modo de uso

  • Ingiere 2 o 3 tazas de infusión al día, hasta despejar los conductos respiratorios.

3. Tomillo

infusion-tomillo

Las propiedades medicinales del tomillo se han utilizado como complemento para acelerar la recuperación de los procesos catarrales y gripales.

Tiene compuestos antisépticos, expectorantes y antiespasmódicos que ayudan a controlar la tos y la irritación relacionada con el exceso de flemas.

Ingredientes

  • ½ cucharada de tomillo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Agrega el tomillo en una taza de agua y ponlo a hervir 5 minutos.
  • Tapa la bebida y deja que repose 10 minutos más.
  • Cuando esté lista, cuélala y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de uso

  • Toma 2 tazas de té de tomillo al día, durante 3 o 5 días.

4. Jengibre

El gingerol, compuesto activo del jengibre, actúa como antibacteriano, expectorante y antiinflamatorio, favoreciendo el alivio de las infecciones respiratorias.

Este compuesto, además de sus antioxidantes y aceites, afloja los bronquios y ayuda a eliminar las secreciones y toxinas.

Ingredientes

  • ½ cucharada de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Ralla el jengibre hasta obtener el equivalente a media cucharada y, enseguida, viértelo en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la infusión y déjala reposar 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuela la bebida y endúlzala con miel.

Modo de uso

  • Ingiere hasta 3 tazas de infusión de jengibre al día.
  • Tómalo 2 o 3 días, hasta reducir la producción de flemas.

Visita este artículo: Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

5. Laurel

hojas-de-laurel

Las hojas de laurel están llenas de componentes naturales que benefician la salud de los pulmones. Se recomiendan para facilitar la expectoración y aliviar la congestión del pecho.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de laurel (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade las hojas de laurel en una taza de agua hirviendo y déjalo en reposo 10 minutos.
  • Cuela la bebida y consúmela.

Modo de uso

  • Ingiere hasta 2 tazas de infusión de hojas de laurel al día.
  • De modo opcional, puedes sumergir un paño limpio en la bebida y aplicarlo como compresa sobre el pecho.
  • Repite el tratamiento hasta aliviar la congestión y el exceso de moco.

Recuerda que, como complemento de estos remedios, debes incrementar el consumo de agua y líquidos saludables para promover la limpieza de los conductos respiratorios.

Además, durante el tiempo que dure la congestión, debes mantenerte alejado de químicos irritantes, polvo y otras sustancias volátiles que puedan empeorar el problema.

 

Te puede gustar