Cómo hacer 5 remedios relajantes para aliviar el dolor de rodillas

Carolina Betancourth 2 octubre, 2017
Estos remedios pueden ayudarnos a aliviar las molestias siempre y cuando el dolor de rodillas no se deba a algo grave. Si las molestias persisten deberemos acudir al especialista

Las rodillas son articulaciones complejas que, por desgracia, tienden a lesionarse debido a su falta de amortiguación.

Aunque se encuentran protegidas por líquidos, ligamentos y tendones, suelen presentar dolencias e inflamación, sobre todo cuando se someten a esfuerzos de alto impacto físico.

Si bien estos síntomas pueden controlarse con reposo y algunos analgésicos convencionales, en ocasiones se requieren métodos terapéuticos alternativos para aliviarlo por completo.

Por suerte, hay varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, mejoran la circulación y relajan la zona afectada.

A continuación te compartimos en detalle 5 buenas opciones para que no dudes en aplicarlas cuanto te aqueje este síntoma.

¡Toma nota!

1. Compresas con infusión de árnica

arnica

Los extractos naturales del árnica se pueden aprovechar de forma externa para calmar el dolor y la inflamación que afecta la salud de las rodillas.

Estos contienen sustancias antiinflamatorias que relajan la zona afectada, acelerando el alivio de la lesión.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de árnica (20 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el árnica.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de aplicación

  • Sumerge un paño limpio en la infusión y aplícalo sobre las rodillas.
  • Deja que actúe 10 minutos y, si es necesario, repite su uso 2 veces al día.

Lee también: Cómo preparar una pomada de árnica para atenuar las varices y arañitas

2. Sales de Epsom

Conocidas por sus propiedades remineralizantes, las sales de Epsom son un remedio popular para el alivio de los dolores en las articulaciones.

Su aplicación tópica relaja la zona inflamada y mejora la circulación para disminuir la rigidez y sensibilidad.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 3 cucharadas de sales de Epsom (30 g)

Preparación

  • Calienta las tazas de agua y agrégales las sales de Epsom.

Modo de aplicación

  • Sumerge un paño en el líquido y aplícalo sobre las rodillas.
  • Déjalo durante 10 minutos, procurando que se conserve caliente.
  • Úsalo hasta curar el dolor.

3. Aceite de oliva y jengibre

Aceite-de-jengibre

Los ácidos grasos del aceite de oliva son antiinflamatorios naturales que pueden disminuir los dolores en las rodillas y músculos.

En este caso potenciamos sus efectos con los activos analgésicos del jengibre, consiguiendo un producto medicinal para casos de tensión o golpes.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 1 cucharada de aceite de jengibre (15 g)

Preparación

  • Calienta el aceite de oliva y mézclalo con el aceite de jengibre.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, comprueba que la temperatura del aceite es apta para la piel y, después, frótalo sobre las rodillas con suaves masajes.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso durante 3 o 4 noches seguidas.

Visita este artículo: Combate la inflamación y pierde peso con jengibre y limón

4. Vinagre de manzana y pimienta de cayena

La pimienta de cayena contiene una sustancia conocida como capsaicina, reconocida por sus efectos antiinflamatorios y analgésicos.

En este remedio casero la combinamos con los minerales y antioxidantes del vinagre de manzana, obteniendo un producto idóneo para aliviar las rodillas resentidas.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de pimienta de cayena en polvo (1,2 g)
  • 1 taza de vinagre de manzana orgánico (250 ml)

Preparación

  • Mezcla la pimienta de cayena con el vinagre de manzana orgánico.

Modo de aplicación

  • Empapa un paño con el producto y ponlo sobre las rodillas.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso todos los días, hasta que desaparezca el dolor.

5. Aceite de menta y aceite de eucalipto

Aceite esencial de menta

Los compuestos relajantes de la menta y el eucalipto se pueden emplear como solución natural para minimizar el dolor causado por las rodillas inflamadas.

La combinación de ambos en un solo producto nos ofrece un remedio analgésico y relajante, ideal para disminuir el dolor en caso de sobresfuerzos físicos o golpes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de menta (5 g)
  • 1 cucharadita de aceite de eucalipto (5 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Incorpora el aceite de menta en un recipiente y mézclalo con el aceite de eucalipto y el de coco.
  • Este último es muy importante, ya que ayuda a impedir reacciones desfavorables en la piel.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre las rodillas doloridas o inflamadas, masajeándolas con cuidado.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso 2 veces al día.

¿Sufriste una lesión en las rodillas? ¿Hiciste un esfuerzo físico indebido? Si presentas este problema, anímate a probar alguno de estos remedios para percibir una agradable sensación de alivio.

Si el problema es persistente, consulta al médico para determinar si se debe a una afección de mayor cuidado.

 

 

 

 

Te puede gustar