5 remedios tranquilizantes para calmar los nervios y el insomnio

Más allá de consumir estos remedios tranquilizantes es conveniente que para evitar el insomnio y calmar los nervios adoptemos algunas técnicas de relajación que nos ayuden a sobrellevarlos

Las prisas, las múltiples ocupaciones laborales o el ritmo vertiginoso al que muchas veces nos vemos abocados nos puede producir tensión y nerviosismo. Normalmente, estos nervios son una reacción natural del organismo ante situaciones novedosas o incómodas; por lo que no necesitamos ningún tipo de tranquilizantes. Pero cuando este estado persiste, puede causar un grave malestar y conducir al desarrollo de trastornos cuyos síntomas centrales están relacionados con la ansiedad.

Si bien es cierto que al principio los nervios pueden ser fáciles de controlar, con el paso del tiempo suelen afectar de forma significativa la calidad de vida, dado que se vuelven recurrentes. Así, en muchos casos este nerviosismo puede evolucionar a diferentes psicopatologías, con sus consecuentes efectos adversos.

Por suerte, existen remedios de origen natural que pueden contribuir a relajar el sistema nervioso. Además, ayudan a frenar el estrés, el insomnio y otros síntomas propios de sus alteraciones. Os ofrecemos 5 remedios tranquilizantes naturales para combatir la ansiedad incipiente:

1. Infusión de valerianaValeriana

La valeriana es una de las hierbas más comúnmente empleadas para controlar los problemas nerviosos y de ansiedad. Originaria del norte de Europa y Asia, es un remedio natural que se ha extendido por todo el mundo por su capacidad para regular y controlar la actividad en el sistema nervioso. Sus compuestos relajan el cuerpo y la mente, induciendo al sueño y aumentando la segregación de los neurotransmisores que generan sensación de bienestar.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de valeriana seca (10 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la valeriana seca.
  • Espera que repose 10 minutos. Pásala por un colador y consume el líquido antes de dormir.
  • Puedes tomar hasta dos tazas al día, si lo consideras necesario.

2. Infusión de manzanilla

Conocida en todo el mundo por sus propiedades antiinflamatorias y digestivas, la manzanilla es otra de las plantas que pueden emplearse para el control de los problemas nerviosos.Su acción relajante induce al descanso del cuerpo, ya que reduce la producción de cortisol, sustancia química inductora del estrés. Este estudio avala sus propiedades analgésicas, lo que evidencia el interés científico que siguen suscitando hoy en día las plantas medicinales.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de flores de manzanilla (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g) (opcional)

Preparación

  • Agrega la cucharada de flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo y espera que repose 10 o 15 minutos.
  • Cuando esté lista, cuélala y endulza la bebida con un poco de miel de abeja.
  • Toma una taza media hora antes de dormir, o bien, ante cualquier situación de estrés.

3. Infusión de lavandaLimonada de lavanda

La lavanda es valorada desde la Antigüedad por su potencia aromática y propiedades tranquilizantes. Conjuntamente, ambas le confieren interesantes bondades para la salud emocional. Así, el olor que libera relaja el sistema nervioso y contribuye a disminuir el estrés y la irritabilidad.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de lavanda seca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml)

Preparación

  • Agrega la lavanda seca en una taza de agua hirviendo y, antes de ingerirla, añade la cucharada de jugo de limón.
  • Tómala al llegar del trabajo o antes de ir a dormir.

4. Té de cáscara de naranja

Los nutrientes esenciales que contiene la corteza de naranja ejercen un efecto positivo en el control de los nervios, la ansiedad y el insomnio. Sus sustancias activas frenan la producción de cortisol y aumentan la segregación de las sustancias que promueven la relajación de todo el cuerpo, como el triptófano o la serotonina.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de ralladura de cáscara de naranja (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Ralla la cáscara de naranja y agrega dos cucharaditas en una olla con agua.
  • Ponla a fuego bajo y déjala hervir durante tres minutos.
  • Retírala del fuego, pásala por un colador y endúlzala con una cucharada de miel.
  • Toma 2 o 3 tazas al día.

5. Infusión de pasiflorainfusion-pasiflora

La pasiflora es una planta con propiedades sedantes que promueven el equilibrio del sistema nervioso para un rápido alivio de la angustia, la ansiedad y los problemas de sueño. El consumo regular de su infusión ejerce un efecto tranquilizante que disminuye los episodios de estrés.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de pasiflora (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a calentar la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora las hojas de pasiflora.
  • Déjalas a fuego bajo durante 2 minutos y retírala.
  • Cuando alcance una temperatura apta para el consumo, cuélala y tómala a sorbos.
  • Ingiere hasta 2 tazas al día.

Además de los remedios mencionados, es conveniente que emplees complementariamente una técnica de relajación. Por ejemplo, algún tipo de actividad física, el yoga o la meditación. Todos estos hábitos saludables ayudarán a calmar los nervios, la inquietud y las reacciones negativas en el cuerpo. Pero si los signos y síntomas persisten, es conveniente que acudas al especialista.