5 salsas bajas en calorías para tus ensaladas

Daniela Echeverri Castro · 16 marzo, 2019
Las salsas bajas en calorías son la mejor opción para realzar el sabor de tus platos de ensalada. Por suerte, existen muchas maneras de prepararlas en casa.

Para disfrutar de platos de ensaladas ligeros y saludables es fundamental saber elegir sus acompañamientos. Si bien, muchos aderezos del mercado les dan un gran sabor, nutricionalmente se quedan cortos o su contenido calórico es muy alto. ¿Quieres aprender a preparar salsas bajas en calorías?

Hay una amplia variedad de ingredientes naturales que nos permiten disfrutar de salsas saludables ricas en nutrientes esenciales. De hecho, muchos están optando por este tipo de opciones, ya que son aptas para casi cualquier dieta. Si te interesa probarlas, no te pierdas las 5 opciones que te damos a continuación.

Salsas bajas en calorías para tus ensaladas

Muchas personas consideran que la salsas son incompatibles con una dieta saludable. A menudo, estas se asocian con un exceso de calorías y algunos añadidos químicos. Sin embargo, existen varias formas de preparar salsas bajas en calorías para mejorar el sabor de las ensaladas sin sentir remordimiento.

Se trata de una serie de recetas ligeras, fáciles de preparar, en las cuales se combinan algunas hierbas y especias que no suman demasiadas calorías. En su lugar, aportan cantidades interesantes de vitaminas, antioxidantes y otra variedad de nutrientes beneficiosos para el cuerpo. ¿Cómo prepararlas?

Descubre: 4 salsas saludables para acompañar tus comidas

1. Salsa vinagreta

Vinagreta
En esta receta se debe emulsionar el aceite de oliva y el vinagre escogido para obtener una textura cremosa y homogénea.

La vinagreta casera es una de las mejores salsas bajas en calorías para realzar el sabor de las ensaladas. Se puede elaborar con vinagre de vino, pero también con vinagre de manzana o de jerez. El resultado es perfecto para disfrutar ensaladas con cebolletas, tomates y pimientos, entre otros vegetales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre al gusto (20 ml)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (60 ml)
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • Para empezar, vierte todos los ingredientes en un recipiente hondo.
  • Seguidamente, bátelos enérgicamente hasta conseguir una emulsión.
  • Por último, rocíala sobre tu ensalada.

2. Salsa vinagreta con mostaza

La mostaza le da un toque muy especial a los platos. Por eso, esta salsa vinagreta combina su sabor con los demás ingredientes tradicionales: vinagre, aceite de oliva y limón. ¿Con qué la puedes disfrutar? Ensaladas vegetales a base de lechugas, tomate o cebolla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (40 ml)
  • 1 cucharada de zumo de limón (20 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de vino (20 ml)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de mostaza

Preparación

  • Primero, introduce todos los ingredientes en un recipiente hondo.
  • A continuación, bate todo muy bien hasta que se integre por completo.
  • Una vez obtengas la salsa, agrégala en tu ensalada.

3. Salsa de yogur

Yogurt
Esta salsa a base de yogur le dará un toque fresco a tus ensaladas.

Si deseas disfrutar salsas bajas en calorías a base de yogur, lo mejor es adquirir yogur desnatado. Aunque quizá aún no la has probado, es uno de los aderezos para ensaladas más populares. ¿La razón? Es muy delicioso y está lleno de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Ingredientes

  • 1/2 taza de yogur natural (125 ml)
  • El zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (40 ml)
  • 1 cucharada de perejil picado (15 g)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  • Primero, incorpora los ingredientes en un tazón hondo.
  • Posteriormente, bátelos hasta que se integren por completo.
  • Comprueba el sabor y, si es necesario, agrégale un poco más de sal.
  • Cuando esté listo, distribúyelo de manera uniforme sobre tus ensaladas o vegetales.

Lee también: 5 salsas caseras para patatas fritas

4. Salsa de ajo

El particular sabor del ajo nos sirve para dar un mejor sabor a los platos de ensalada o recetas con vegetales. Inclusive, podemos emplear esta salsa de ajo para acompañar sándwiches y sofritos. ¿Te interesa probarla? Sigue esta sencilla receta.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo crudos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (40 ml)
  • 1 cucharada de vinagre (20 ml)
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • En primer lugar, machaca los dientes de ajo crudo.
  • A continuación, combínalos en la procesadora con el aceite de oliva, el vinagre y la sal.
  • Tras obtener una salsa homogénea, rocíala en la ensalada.

5. Salsa de aguacate y pepino

Salsa de aguacate
Y si queremos optar por un toque más tropical, el aguacate nos dará sabor y muchos nutrientes.

El aguacate es un ingrediente perfecto para cualquier tipo de ensalada. Por eso, proponemos añadirlo en una de las recetas de salsas bajas en calorías. Sin embargo, en esta oportunidad lo combinamos con un poco de pepino, orégano y limón para un sabor más intenso.

Ingredientes

  • 1/2 pepino sin cáscara
  • 1/2 aguacate triturado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (40 ml)
  • 3 cucharadas de yogur natural (60 ml)
  • 1 cucharadita de orégano seco (7 g)
  • Ralladura de limón (al gusto)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  • Primero, procesa el pepino y el aguacate triturado hasta que se integren bien.
  • Posteriormente, mézclalos con el aceite de oliva, yogur natural y orégano.
  • Tras obtener una salsa espesa y homogénea, añade la ralladura de limón, pimienta y sal.
  • Por último, agrégala en tu ensalada y revuelve.

¿Te animas a darle un sabor distinto a tus platos de ensalada? No dudes en probar estos aderezos. Como lo puedes notar, son fáciles de preparar y no contienen ingredientes costosos. Además, son más ligeras en grasas y 100 % libres de conservantes o añadidos químicos.