5 saludables desayunos para empezar tu día con energía

Una opción para conseguir que nuestros desayunos sean saludables y no caer en alternativas vacías y calóricas es preparar con antelación los ingredientes que vamos a incluir

El consumo diario de un desayuno saludable es uno de los hábitos que nos ayudan a mantener un buen rendimiento físico y mental. Aunque a veces lo pasamos por alto, esta primera comida del día es una de las más importantes.

Los nutrientes que se obtienen a primera hora ayudan a “recargar” el cuerpo de energía para llevar a cabo un sinfín de procesos a lo largo de la jornada.

Además, resultan claves para darle un impulso al metabolismo, lo cual es determinante para mantener el peso corporal estable y sano.

El problema es que no todos hacen buenas elecciones alimentarias a la hora de prepararlo, o bien, deciden remplazarlo por un simple café con galletas debido a la falta de tiempo.

Por esta razón, en esta oportunidad hemos querido dedicar este espacio a 5 interesantes ideas para tener desayunos más variados y saludables.

¡Toma nota!

1. Desayuno light

Desayuno light

Si lo que deseas es “ahorrar calorías”, no te saltes el desayuno. En lugar de pasar las primeras horas del día con hambre, elige esta opción saciante que te aporta apenas 200 calorías.

Ingredientes

  • Una taza de infusión de tu preferencia
  • Un sándwich vegetal con pan integral, lechuga, tomate y queso fresco

 Visita este artículo: 6 alimentos que no deberías consumir en tu desayuno

2. Desayuno antiestrés

¿Tienes un día laboral recargado? ¿Sientes que el estrés se apoderará de ti? Entonces opta por este delicioso desayuno energético, de 225 calorías, con propiedades antiestrés.

Sus ingredientes aportan nutrientes que promueven el equilibrio de las hormonas del bienestar, lo que te permite mantener las emociones en equilibrio.

Ingredientes

  • Una taza de infusión de té verde
  • Una pera picada
  • Un cuenco de cereales integrales con leche de avena

3. Desayuno para lograr un buen rendimiento mental

avena-leche

Si tus actividades de la jornada requieren un nivel alto de concentración y rendimiento mental, no dudes en preparar este desayuno lleno de nutrientes esenciales.

Contiene más calorías que las opciones anteriores (470 aproximadamente), pero es una gran alternativa para aliviar el cansancio matutino y el bloqueo mental.

Ingredientes

  • Un vaso de leche desnatada
  • Un cuenco de avena con frutos secos
  • Una manzana o plátano

4. Desayuno para cuidar la salud cardíaca

¿Tus niveles de colesterol están altos? ¿Tienes problemas de presión arterial? Si por alguna razón padeces problemas cardiovasculares, prepara este delicioso desayuno para cuidar el corazón.

Su alto contenido de fibra dietética, además de sus compuestos antioxidantes, promueven el equilibrio de los lípidos en las arterias y fortalecen el músculo cardíaco.  

Ingredientes

  • Una taza de infusión de té verde
  • Una porción de pan integral con atún natural
  • Un puñado de nueces
  • Un kiwi picado

5. Desayuno para deportistas

desayuno-deportistas

Si eres deportista o si practicas actividades de alto impacto físico, debes preparar un desayuno con azúcares rápidos para impulsar tu nivel de energía.

Una buena ración de hidratos de carbono con proteínas y compuestos antioxidantes, te permite mejorar tu rendimiento físico al hacer estas actividades.

Ingredientes

  • Un vaso de zumo de naranja
  • Una rebanada de pan integral con jamón serrano
  • Un puñado de frutos secos con una cucharadita de miel

¿Por qué no te debes saltar el desayuno?

Muchas personas se saltan el desayuno porque piensan que así pueden bajar de peso. El “ahorrar” esas calorías parece un método sencillo para perder kilos.

Sin embargo, lejos de causar este efecto, no desayunar de forma adecuada puede influir en el sobrepeso. Al no obtener suficiente energía, el metabolismo se ralentiza y aumenta la acumulación de grasa en el cuerpo.

Por otro lado, en horas posteriores incrementa la sensación de ansiedad por comer, lo que conduce a ingerir más calorías de las debidas.

Otros efectos de no desayunar son:

  • Dificultades en la capacidad de concentración y memoria
  • Sensación de cansancio o somnolencia
  • Ansiedad, estrés o desequilibrios emocionales
  • Reducción de la masa muscular
  • Debilitamiento del sistema inmunitario
  • Problemas digestivos
  • Deficiencias nutricionales

Te recomendamos leer: 4 recetas para un desayuno rápido y saludable

¿Qué puedes hacer si tienes poco tiempo para desayunar?

desayunar

Para disfrutar un desayuno balanceado, saludable y completo no siempre hay que invertir demasiado tiempo. De hecho, basta con poner en práctica unos sencillos trucos para que nunca falte:

  • Despertar 15 o 20 minutos antes de lo habitual. Así, podrás invertir este tiempo en la preparación del desayuno.
  • Planear los desayunos semanales. Si anotas lo que vas a comer, tendrás todos los ingredientes preparados con anticipación.
  • Preparar un licuado o smoothie. Estas bebidas rápidas pueden combinar ingredientes para un desayuno completo y ligero.

¿Te animas a probar estos deliciosos desayunos? Intenta preparar estas opciones rápidas y comprueba cuán buenos son para mantenerte vital.

 

 

 

 

Te puede gustar