5 señales de la depresión que quizá estás ignorando

Carolina Betancourth · 7 abril, 2016
Puesto que la depresión altera la química cerebral es posible que la realidad del afectado se vea distorsionada y este perciba como negativos acciones y comentarios que, en otras circunstancias, serían normales

Un gran porcentaje de las personas que sufren de depresión se dan cuenta de que la padecen cuando ya está demasiado avanzada.

Aunque la sensación de tristeza es su síntoma más contundente, muchos ignoran que están atravesando episodios graves de este trastorno psicológico.

El problema es que esto impide su oportuno tratamiento, lo que, a la larga, hace más complejo encontrar la solución.

Y es que, aunque en cada caso se manifiesta de forma distinta, hay una serie de señales que es mejor tener en cuenta para identificarla.

Sabiendo que muchos aún desconocen algunos de sus síntomas, a continuación queremos compartir 5 que no son de los más comunes.

1. Cambios bruscos de peso

trastorno alimenticio por depresión

Una de las señales físicas más contundentes de la depresión son los cambios bruscos que se sufren en el peso corporal.

La disminución o aumento de más del 5% del total del peso en un mes es un síntoma que indica que algo no está del todo bien en el organismo.

En este caso, la reducción de kilos sorpresiva no es por estar sometidos a una dieta o plan de ejercicios; lo que ocurre es que el apetito se disminuye y va generando deficiencias nutricionales.

Por supuesto es un síntoma de mucho cuidado porque conduce a graves episodios de anemia, fatiga y pérdida de la concentración.

Por otro lado, si se ganan kilos de más lo más seguro es que, a causa de la depresión, incrementó la ansiedad por comer.

2. Alteraciones en el horario de sueño

Este es uno de los factores que más atención requiere cuando se da de forma continua. Es muy fácil de identificar y suele provocar algunas reacciones que se perciben de forma inmediata.

Sin embargo, hay que considerar que puede producirse por otras razones ajenas a la depresión. El uso de dispositivos móviles antes de dormir, el cenar demasiado pesado o el estrés son algunos de los motivos.

En las personas con este problema psicológico suelen alterarse los horarios, de modo que la persona siente deseos de dormir durante su jornada activa, pero tiene muchas dificultades para conciliar el sueño en el horario nocturno.

Se debe buscar una solución rápida, ya que el mismo estado depresivo hace que algunos recurran a las pastillas o el alcohol para sobrellevarlo.

3. Enojo o irritabilidad

mujer gritando al teléfono

Los cambios negativos en el humor son formas comunes de manifestar las preocupaciones, la tristeza y todos esos factores que influyen en este trastorno.

Por lo general, son una reacción a los problemas para dormir y a las deficiencias nutricionales que se desencadenan por no comer bien.

A todo esto se le suma la facilidad que tienen algunas personas para causarte irritabilidad, pues no suelen comprender por el estado que estás atravesando.

También puede que quieras evitar confrontaciones, por lo que expresas estas emociones con el aislamiento y la soledad.

Lo que ocurre es que la depresión altera la química cerebral, distorsionando la perspectiva que se tiene ante diversas situaciones cotidianas que en otras circunstancias serían normales.

4. Sensación de culpa

Tener una constante sensación de culpa es común en las personas que están pasando por este problema. Lo peor es que, de alguna forma, esto hace que se hunda más en sus emociones negativas.

Este sentimiento suele crecer cuando se toman malas decisiones en medio de la tristeza, o se genera alguna discusión con uno de los seres queridos.

Este factor es bastante complicado porque compromete y afecta las relaciones sociales, dificultando el apoyo de las mismas para superarlo.

5. Dolores y molestias

dolor de cuello

Hasta hace algunas décadas, los profesionales de la salud mental no consideraban que las emociones tuvieran algo que ver con las dolencias físicas.

Sin embargo, tras realizarse diversas investigaciones se determinó que sí existe un vínculo y, de hecho, es mucho más fuerte de lo que se pensaba.

Esto puede ir desde la hipersensibilidad en la piel hasta los dolores musculares, la rigidez o los trastornos digestivos.

Por supuesto, como todos tienen causas diversas, se requiere un análisis minucioso para determinar si están causados por la depresión, el estrés u otra afección psicológica.

La depresión es un trastorno grave que no solo se percibe con tristeza, llanto o similares. Es una condición compleja y peligrosa que requiere atención profesional para ser superada cuanto antes.

Aunque muchos de sus síntomas se pueden confundir con otras enfermedades, es importante prestarles suficiente cuidado para darles el tratamiento adecuado.