5 señales que te dan las uñas de las manos de que algo va mal en tu salud

Tener unas uñas frágiles y quebradizas puede deberse a un déficit de vitaminas, por lo que deberíamos mejorar nuestra dieta. En caso de que el problema no remita, consultaremos con el especialista.

Solemos ver a las uñas de las manos como un factor solo de estética. Sin embargo, las uñas dan señales de que algo puede ir mal en tu salud. ¿Alguna vez te has detenido a mirar tus uñas? ¿Son frágiles? ¿Quebradizas?

Si es así, estas y otras características pueden ser advertencias de que algo no va del todo bien en tu cuerpo. Tal vez, necesites alguna vitamina o tengas anemia.

Señales que te dan las uñas de las manos

1. Uñas de las manos secas y frágiles

Si tus uñas se han vuelto extremadamente secas y quebradizas de la noche a la mañana esto puede deberse a un problema de anemia o a otros relacionados con la tiroides o los hongos.

Ante este problema, por mucho que utilices aceite de cutícula u otros productos este no se va a resolver. Por eso, es importante tomar las siguientes medidas:

  • Revisar los niveles hormonales: acudir al médico y solicitarle un análisis de sangre nos permitirá saber si la tiroides está bajo control. Si tenemos hipotiroidismo o hipertiroidismo esperaremos a resolverlo para averiguar si el problema de nuestras uñas desaparece.
  • Acudir a un dermatólogo: los hongos en las uñas necesitan de una rápida intervención para que la situación no siga empeorando. Acudir a un especialista es indispensable. Él nos indicará el tratamiento que debemos seguir para eliminar los hongos de las uñas.
Uñas frágiles

2. Uñas decoloradas

Las uñas que están saludables deben de ser de color rosa y tener una coloración más blanca al acercarse a la base.

En caso contrario, un color diferente puede indicarnos problemas que debemos poner en manos de un profesional. Veamos algunos ejemplos:

  • Verde: infección bacteriana.
  • Estrías rojas en la base de las uñas: infección de la válvula cardíaca.
  • Azuladas: bajos niveles de oxígeno en la sangre.
  • Pálidas: deficiencia de vitaminas.
  • Blancas: hepatitis o anemia.
  • Rayas oscuras en la parte superior: envejecimiento e insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Líneas oscuras debajo de la uña: cáncer de piel.

Lee: 7 cosas sobre los hongos en las uñas que debes saber

Ante cualquiera de estas manifestaciones debemos ponernos en manos de un profesional. Quizás no sea nada, pero por si acaso es siempre mejor asegurarnos de ellos.

3. Uñas desconchadas o agrietadas

Si tus manos están siempre en el agua, tus uñas pasarán constantemente de la hidratación a la deshidratación. Con el tiempo, esto puede ocasionar que se dividan y se agrieten.

Tener la costumbre de llevarse las uñas a la boca puede causar el mismo efecto. Lo ideal es que no te muerdas las uñas y que, si debes tenerlas con frecuencia en remojo, uses guantes.

Este problema también puede ocasionar que las uñas se desprendan capa tras capa. Esta condición podría ser indicador de una deficiencia de:

Uñas mordidas

Si ves algunos estos síntomas, aumenta la ingesta de vitamina C. Consume frutas como la naranja o toronja, al menos, una vez al día. El mango es rico en ácido fólico así que también deberías agregarlo a tu lista.

4. Uñas demasiado gruesas

No debería haber ningún problema si el grosor de tu uña no está acompañado de decoloración y se ven fuertes y sanas.

Pero, si las uñas son demasiado gruesas desde hace poco tiempo y no has realizado ningún tratamiento para fortalecerlas puede tratarse de algún tipo de enfermedad pulmonar.

Descubre: La mejor manera de endurecer las uñas

Las uñas demasiado gruesas no son sinónimos de uñas fuertes, especialmente si se deforman hasta parecer garras.

Si estás tomando medicamentos y las uñas, repentinamente, se hacen más gruesas, deberías comentarlo con tu médico ya que puede ser una reacción alérgica.

5. Cuando las uñas de las manos tienen estrías o abolladuras

A veces, por cuestiones de trabajo, las uñas y las manos suelen salir un poco golpeadas y puede aparecer alguna pequeña estría.

Sin embargo, si no has recibido daño alguno y notas que hay varias estrías en una o varias uñas, presta atención a tu cabello o a tu piel.

La deficiencia de minerales y vitaminas también puede ocasionar psoriasis o pérdida del cabello. Este problema suele terminar con una mejora en la alimentación o el consumo de un complejo vitamínico.

Prestar atención a las uñas de las manos puede revelar aspectos sobre tu salud que desconocías. Te animamos a que no pases por alto cualquier cambio y que lo pongas en conocimiento de tu médico. Si no es nada grave, al menos te quedarás tranquilo.

  • Bacardí Lecomte, I., & Pérez Quiros, M. (2017). Las uñas como método diagnóstico de patologías. El Peu-Revista de Podologia, 2017, vol. 38, num. 1, p. 14-27.
  • Martínez, R. C., Dosil, V. L., & Fernández, R. S. (2006). Uñas y enfermedades sistémicas. Piel21(9), 430-434.
  • Suárez, B. P. (2011). El lenguaje de las uñas. Más dermatología, (15), 4-12.