5 señales de que eres una persona tóxica

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 3 febrero, 2019
Brunilda Zuñiga · 1 marzo, 2017 · Última actualización: 3 febrero, 2019 3 febrero, 2019
Si siempre se repiten los mismos patrones en tus relaciones con los demás, debes plantearte el hecho de que quizá el problema no esté en ellos, sino en que tú seas una persona tóxica

En nuestro espacio hemos hablado alguna vez de las personas tóxicas y de sus comportamientos. También hemos aconsejado que es mejor mantenerse alejado de ellas. Pero, ¿te has preguntado si eres tú una persona tóxica? ¿Sabrías cómo identificarlo?

La realidad es que pocas veces nos paramos a pensar en estas cuestiones y todo lo que conllevan. Sin embargo, sería conveniente que te detuvieras a analizarlo, ya que las relaciones interpersonales le dan forma a nuestra vida.

Cuando eres una persona tóxica te encuentras con relaciones conflictivas que no traerán felicidad ni seguridad a tu vida. Ahora que sabes esto, es momento de ver cuáles son las señales que te indican que formas parte en ese grupo.

Estas señales indican que eres una persona tóxica

1. Hablas mal de los demás

No critiques.

Una de las características de las personas tóxicas es ese particular gusto por hablar mal o criticar a los demás. El ser humano es comunicativo por naturaleza; de hecho, necesitamos conversar con cierta regularidad. Sin embargo, llegar al chismorreo no es sano ni positivo. Pregúntate:

  • ¿Siempre criticas a los demás?
  • ¿Hablas solo en negativo de las otras personas y nunca te paras a ver lo bueno?
  • ¿Inventas con tal de tener algo que decir?

La realidad es que, aunque para ti pueda parecer algo sin importancia, los demás te verán como alguien poco confiable. Con el tiempo irán perdiendo confianza en ti al ver que criticas a todo el mundo y, finalmente, se alejarán.

Para solucionar este problema, evita hablar de los demás en negativo todo el tiempo. En serio, a veces es mejor simplemente no decir nada a empezar una conversación con algo que puede dañar a los demás.

Ver también: ¿Cómo enfrentar las críticas negativas?

2. Ves la vida en negativo

Otra de las señales de una persona tóxica es ser negativo todo el tiempo. Sabemos que ninguna vida es perfecta y que en todo momento puede aparecer algún motivo para estar triste o enojado. Si pasas el tiempo siendo sarcástico, quejándote de todo lo que te pasa o estando triste, entrarás en un punto en el que nadie te querrá cerca.

No nos malinterpretes, no es que sea malo tener un momento de ánimo bajo. Lo que sucede es que compartir el tiempo con alguien que nunca ve lo positivo termina drenando la energía de quienes lo rodean. Si estás en este punto, es importante que analices a qué se debe.

Puede ser que estés pasando por una depresión, en cuyo caso deberías visitar al psicólogo. En caso de que tengas esta actitud sin motivo aparente, debes analizar las causas.

3. Exiges demasiado tiempo de los demás

Persona tóxica.

Pasar tiempo con amigos, familiares y tu pareja debe ser una de las cosas más importantes de tu vida. Después de todo, esas relaciones son parte de lo que te hacen ser tú y te hacen feliz.

Sin embargo, si estás exigiendo demasiado tiempo podría indicar que eres una persona tóxica. Siempre debes recordar que, aunque eres parte de su vida, no puedes ocupar la totalidad de su atención.

Las relaciones interpersonales se tratan de dar y recibir tiempo, espacio y compañía. El problema es que, si exiges tiempo y atención siempre que lo deseas, pero no estás ahí para tus seres queridos, ellos sentirán que solo los estás usando.

Si crees que estás cayendo en este error, date un minuto para analizar si tú estás dando tanto como pides a tus seres queridos.

4. Eres la reina o el rey del drama

Otra de las señales que indican que eres una persona tóxica es que siempre estás magnificando las situaciones negativas. Una persona que continuamente dramatiza las circustancias termina desgastando sus relaciones, pues ocasiona cansancio y mucho fastidio.

De hecho, hay personas que realmente adoran hacer drama con situaciones como:

  • Exagerar los problemas
  • Escenas de celos
  • Peleas y discusiones todo el tiempo

¿Te suena alguna de estas situaciones? De ser así, ve pensando en terminar con estas actitudes o, al menos, ir modificándolas gradualmente. Pasar la vida en medio del drama provoca que los demás comiencen a huir de ti, si es que aún no lo han hecho.

Te recomendamos leer: Cómo evitar los celos y la rivalidad entre hermanos

5. Mientes todo el tiempo

Personas hablando.

Mentir nunca resulta buena idea, ni siquiera si lo haces con la mejor de las intenciones. Si lo haces de forma constante, sin duda, puede significar que eres una persona tóxica.

Sabemos que algunas veces resulta difícil enfrentarse a la verdad cuando esta implica algún dolor o pena, principalmente para alguien a quien queremos mucho. Sin embargo, cuando las mentiras son dañinas, deben evitarse; sobre todo si solo lo haces por cubrirte las espaldas.

Debes pensar por qué estás mintiendo y qué tratas de solucionar. En caso de que mentir sea una costumbre habitual pero que no tenga un motivo real, procura buscar asesoría, pues no es algo sano ni común.

Reflexiona sobre estos comportamientos tóxicos. En el caso de que te veas reflejado en ellos, es hora de cambiar de rumbo.