5 signos de problemas bucales

Brunilda Zuñiga · 12 octubre, 2016
Aunque llegado un momento podamos llegar a considerarlos como normales, lo cierto es que los problemas bucales son indicativos de un fallo en nuestra salud que debemos subsanar

El cuidado de la salud bucal regular, como el cepillado e ir al dentista por lo menos dos veces al año, puede prevenir enfermedades dentales muy graves.

Cuando existe dolor persistente en los dientes o inflamación en las encías puede contribuir a que se desarrollen problemas mucho mayores si no los tratamos a tiempo.

Esto va más allá de la pérdida de los dientes. Los problemas bucales están asociados al riesgo de padecer enfermedades graves como las del corazón. Por este motivo, no debes esperar a sufrir ningún síntoma para asistir al dentista.

Si quieres mantener tu boca sana, es mejor que te prevengas de los problemas bucales que a continuación te explicamos.

Si ya tienes uno o más, no esperes y pide cita con tu dentista ya mismo.

1. Un punto o una llaga que no sana

Las úlceras, llagas o áreas sensibles en la boca pueden estar indicándote un número de condiciones de salud, y no todas afectan únicamente a los dientes y encías.

Cuando las heridas en la boca no cicatrizan pueden ser un indicador de la diabetes.

Por eso, si tienes heridas que no se hacen más pequeñas o menos dolorosas en un par de semanas, debes considerar hacerle una visita a tu dentista.

Asimismo, es posible que necesites chequear tus niveles de azúcar en la sangre con frecuencia para asegurarte de que no estén muy altos.

Las manchas o llagas en la boca también pueden indicar cáncer oral. Estas lesiones pueden aparecer como zonas blancas o rojizas.

Otros síntomas incluyen:

  • Dolor de oído.
  • Ronquera.
  • Hinchazón mandibular.
  • Entumecimiento de lengua o garganta.
  • Dificultad para mover la mandíbula o lengua.
  • Dificultad para tragar.

Si estás experimentando uno o más de estos síntomas, planifica una pronta cita tanto con tu dentista como con tu médico general de confianza.

2. Encías sangrantes o inflamadas

Si ves sangre al lavarte los dientes debes prestar atención, pues es un motivo para preocuparse. Los tejidos de las encías suelen sangrar cuando te cepillas con agresividad.encías sensibles

Las encías se encargan de mantener los dientes en su lugar y crean una barrera entre las raíces dentales, los vasos sanguíneos, los nervios y los alimentos y bebidas.

Si los tejidos de tus encías no están sanos, podrías perder algún diente. Este sangrado puede indicar que presentas bacterias que están causando inflamación.

Si no acudes a un dentista, podrías estar exponiéndote a problemas bucales más graves.

Algunas causas del sangrado de las encías pueden ser las siguientes:

  • Trastornos hemorrágicos.
  • Cambios hormonales durante el embarazo.
  • Prótesis o aparatos dentales mal ajustados.
  • Mal uso del hilo dental.
  • Infecciones, tanto en los dientes como en las encías.
  • Leucemia.
  • Escorbuto.
  • Uso de anticoagulantes.
  • Deficiencia de la vitamina K.

3. Mal aliento

En muchos casos el mal aliento puede deberse al resultado de comer alimentos que lo producen, como el ajo, o al consumo de alcohol o cigarrillos. No obstante, también puede ser un indicativo de infecciones pulmonares o diabetes.

Asimismo, puede ser señal de que tu cuerpo necesita más hidratación y deberás beber más agua.

Cuando el mal aliento es crónico puede ser un síntoma de la caries dentales y enfermedades de las encías.

Para estos problemas bucales, tu dentista puede proporcionarte consejos de cómo mantener a raya el mal aliento incluso si presenta signos de caries.

4. Sensibilidad al calor o al frío

Es normal que en algún momento llegues a presentar sensibilidad, sobre todo después de procedimientos dentales. Sin embargo, cuando el dolor por sensibilidad es repentino o inexplicable, deberías llamar a tu dentista.

El aumento de la sensibilidad a las temperaturas puede ser un síntoma de un absceso dental. Esto es una infección bacteriana de un diente o la zona de la encía al lado de la raíz del diente.

Otros síntomas pueden ser:

  • Fiebre
  • Dolor en los nódulos linfáticos de la mandíbula o cuello

Si notas hinchazón fácil, busca atención de emergencia. Si no tratas la infección puede propagarse por todo el cuerpo y llegar a amenazar tu vida.

Otra causa para que haya aumento de la sensibilidad a las temperaturas son las caries o adelgazamiento del esmalte dental. En todo caso, tu dentista puede proporcionarte un tratamiento para estos dos problemas bucales.

5. Dolor

El dolor puede ser un indicador muy obvio de que tu boca no está tan saludable como debería. Este puede desaparecer temporalmente, pero es muy probable que vuelva.

Si este es el caso y el dolor suele regresar con frecuencia es hora de que planifiques una cita con tu dentista.Dolor de muelas

De este modo podrás evitar que el problema termine complicándose más de lo necesario.

El dolor puede estar causado por muchos factores:

  • Complicaciones en la boca
  • Dolor en las encías
  • Malestar en los dientes
  • Molestias al masticar los alimentos
  • Sangrado

Si no sabes cuál es la causa principal del dolor que sientes, el único que podrá descubrir la causa y cómo tratarla será tu dentista.

Controla y evita los problemas bucales

Recuerda que tu sonrisa es tu carta de presentación, además de ser un espejo que refleja tu salud en general. Por ello debes cuidar de tus dientes y tu boca.

Esto te permitirá sentirte más confiado y disfrutarás de sonreír sin preocuparte.