5 signos de que debes eliminar el gluten de tu dieta

Ángela Aragón · 22 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 18 diciembre, 2018
La sensibilidad al gluten puede manifestarse por medio de síntomas gastro y extragastrointesinales, como por ejemplo la fatiga.

Mucha gente se pregunte si debe eliminar el gluten de su dieta. Incluso hay quien ha optado por hacerlo, aunque no haya detectado ningún problema.

Creemos necesario señalar cuáles son los principales indicios de que tienes dificultades para metabolizar el gluten. En primer lugar, tienes que saber la que la sensibilidad al gluten y la celiaquía son dos cosas distintas. La diferencia es que, mientras que en la primera se manifiestan algunos síntomas, en la enfermedad se desata todo un proceso autoinmune.

  • Se trata de una serie de reacciones adversas que recorren el cuerpo para avisarte de que algo va mal. Estas pueden ser tan intensas, que tu vida puede correr peligro durante una de estas crisis.
  • Sin embargo, cuando presentas cierta intolerancia o sensibilidad, los efectos efectos secundarios son molestos pero no hasta este punto.

Cuándo debes eliminar el gluten de tu dieta

1. Molestias digestivas

digestiones lentas

Este es uno de los signos más evidentes. Pueden aparecer en forma de gases, estreñimiento o diarrea y no siempre del mismo modo.

Es posible que en ocasiones sientas flatulencia, mientras que en otras sufras temporadas de estreñimiento. No obstante, el hecho de sufrir molestias estomacales o digestivas tras el consumo de alimentos ricos en gluten puede ser un indicador de sensibilidad a esta proteína, según un estudio publicado en la revista «World Journal of Gastroenterology».

Ver también: 5 smoothies naturales para aliviar las digestiones lentas

2. Se te eriza la piel en la parte trasera de los brazos

El nombre científico de este fenómeno es queratosis pilaris, pero lo conocerás como «piel de gallina». Ocurre cuando nos emocionamos con una canción o empatizamos cuando un amigo nos cuenta una situación límite.

No obstante, también puede suceder sin razón aparente, de buenas a primeras, en la zona posterior del brazo.

Si esto te ocurre con frecuencia, quizá deberías plantearte eliminar el gluten de tu dieta. La causa de dichos episodios es la falta de vitamina A, derivada de una sintetización ineficaz de los nutrientes.

3. Cansancio

Fatiga

Es normal tener cierta fatiga después de comer. No sucede lo mismo cuando con unas comidas se intensifica en exceso dicha sensación. Si padeces sensibilidad al gluten, la inflamación sistémica derivada de la ingesta de dicha proteína puede agravar la sensación de cansancio, tal y como afirma un artículo publicado en la revista «World Journal of Gastroenterology».

4. Mareos o dolores de cabeza

Los problemas neurológicos son muy habituales en celiacos o personas sensibles al gluten. Esto se debe a que la sangre que llega al cerebro no llega en el estado que debiera y, por ello, aparecen trastornos en esta zona.

A diferencia de lo que ocurre en el caso anterior, la reacción no es inmediata, por lo que la autovigilancia sólo será útil si prescindes de consumir la glicoproteína.

Si al hacerlo mejoras, con toda probabilidad tendrás que eliminar el gluten de tu dieta.

Te recomendamos leer: 3 batidos matinales para aliviar el dolor de cabeza y la falta de energía

Complicaciones hormonales

Los desequilibrios hormonales más comunes que se producen por esta intolerancia son:

Cuando estos obstáculos están vinculados al gluten, el ginecólogo sabrá ofrecerte una solución natural. Recuerda la necesidad de visitar una vez al año a este especialista.

Acude al médico para que diagnostique tu intolerancia al gluten

La sensibilidad al gluten y la celiaquía son ya muy fáciles de detectar desde el punto de vista médico. Por tanto, si has identificado alguno de estos signos como propios, lo ideal es que acudas al especialista para realizarte las pruebas pertinentes.

Afortunadamente, cuentas con la ventaja de que las grandes superficies tienen a la venta productos adaptados a esta patología.

Además, los esfuerzos por aumentar la oferta de las marcas importantes son cada día mayores. Las vicisitudes de hace unos años son ya historia.

  • Igbinedion SO., Ansari J., Vasikaran A., Gavins FN., et al., Non celiac gluten sensitivity: all wheat attack is not celiac. World J Gastroenterol, 2017. 23 (40): 7201-7210.
  • Losurdo G., Principi M., Iannone A., Amoruso A., et al., Extra intestinal manifestations of non celiac gluten sensitivity: an expanding paradigm. World J Gastroenterol, 2018. 24 (14): 1521-1530.