5 signos raros de cáncer de mama

Daniela Castro 7 mayo, 2015
El cáncer en personas jóvenes suele ser más agresivo, por lo que es fundamental una detección temprana.

El cáncer de mama es uno de los tipos de cánceres más comunes en todo el mundo, el cual afecta principalmente a las mujeres, aunque en ocasiones también puede afectar a los hombres. El riesgo de padecer esta enfermedad aumenta a medida que la persona envejece, pero detectarla a tiempo aumenta significativamente las posibilidades de superarla por completo.

Los datos relacionados con esta enfermedad han revelado que los casos más comunes se presentan a partir de los 40 años de edad, razón por la que es recomendado hacerse exámenes periódicamente.

Sin embargo, también se han presentado casos en edades más tempranas y, por desgracia, tienden a ser más agresivos. Independientemente de la edad que tenga la persona, la detección a tiempo es clave para un buen pronóstico.

Por esta razón, los expertos en salud recomiendan aprender a identificar los posibles síntomas comunes y no tan comunes que se presentan en cada etapa de la enfermedad, de modo que pueda haber una alerta temprana para su diagnóstico.

Los síntomas más comunes del cáncer de mama incluyen bultos o protuberancias en los senos, cambio en la estructura de la mama, cambios en la piel o en el pezón o secreción de un líquido maloliente, entre otros.

El dolor en los senos puede deberse a diferentes causas.

Sin embargo, la Sociedad Americana del Cáncer asegura que hay algunos síntomas raros que deben ser analizados cautelosamente por un especialista ya que, aunque parezcan síntomas comunes de otros problemas de salud, también podrían ser un indicio de cáncer de mama. ¿Conoces los síntomas raros del cáncer de mama?

Picazón, enrojecimiento y dolor

En los días previos y durante el periodo menstrual, es normal que los senos estén doloridos, sensibles o que experimentemos algún tipo de picazón. Sin embargo, si estos síntomas persisten aún después, entonces debe ser motivo de consulta, ya que podrían ser un signo de cáncer de mama.

Por lo general, estos síntomas ocurren con el cáncer inflamatorio, que es uno que produce hinchazón, picazón y dolor en el pecho, así como síntomas más evidentes como la piel escamosa, pequeñas marcas azules o celulitis en el pecho, entre otros. En este caso es importante actuar de forma inmediata, ya que es un tipo de cáncer que avanza rápidamente.

Dolor de espalda

Sabemos que el dolor de espalda se produce por muchos factores y en lo último que queremos pensar es que se debe a cáncer de mama.

Los expertos cuentan que los pacientes diagnosticados con cáncer de mama han expresado haber sentido dolor en la parte superior de la espalda, entre los omóplatos, antes de sentir cualquier otro síntoma de esta enfermedad.

Es muy importante saber que algunos tumores cancerígenos se desarrollan en lo profundo de los tejidos del seno y se pueden llegar a sentir en la columna vertebral o las costillas. También puede percibirse cuando hay metástasis.

Dolor y sensibilidad en las axilas

Una de las primeras áreas del cuerpo que pueden indicar un cáncer de mama son las axilas. Varios estudios han encontrado que los ganglios linfáticos axilares pueden indicar cáncer de mama del mismo modo que los ganglios linfáticos en el cuello y la garganta indican una gripe.

Como-blanquear-tus-axilas

Los ganglios linfáticos axilares inflamados, así como el dolor, pueden ser un síntoma temprano de cáncer de mama, incluso desde mucho antes de que se sienta en el pecho.

Lo primero que debe hacer la persona es comparar sus axilas y determinar si hay alguna anormalidad o molestia. Si existe algún tipo de diferencia evidente, es importante consultar al médico. Eso sí, como en todos los casos, estos síntomas no siempre indican que se está padeciendo de cáncer.

Secreción en el pezón y cambios

Una de las áreas del seno donde se hace más evidente el cáncer de mama es debajo del pezón. La presencia de células cancerosas en el tejido del seno puede ocasionar cambios en el aspecto y la sensibilidad del mismo.

El pezón también puede tener una textura inusual y sentirse más tierno. Otro signo evidente es la secreción de un líquido, sangre o leche, que no sucede durante la lactancia. Esto ocurre cuando el tumor se forma en el conducto de la leche en el pezón o detrás de él. En ambo casos, es importante la revisión médica y los seguimientos necesarios para tratarlo a tiempo.

Forma ovalada

Muchas mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de mama notaron cambios evidentes en la forma de sus senos como, por ejemplo, el hecho de que uno conservara su forma redondeada, mientras que el otro empezaba a verse ovalado.

También hay casos de mujeres que han informado de la progresión de tejido mamario en un lado de la mama, luciendo desigual. Estas desigualdades en los senos suelen ser más evidentes a la hora de utilizar un sostén. Para estos casos es recomendado hacerse un autoexamen de seno y consultar al especialista.

Te puede gustar