5 síntomas de envejecimiento en tu cuello y cómo revertirlo

Brunilda Zuñiga · 20 febrero, 2018
La aparición de arrugas y la flacidez de la piel son algunos de los síntomas del envejecimiento que podemos combatir si tenemos en cuenta algunos consejos y los ponemos en práctica a diario

Cuando se trata del cuidado de la piel y en lucir más bellas, no solo debemos concentrarnos en el rostro. También es preciso prestar atención a las zonas de debajo de la barbilla.

El cuello es una de las partes del cuerpo más expuestas al sol y tiene una piel más delgada que la cara por lo que es especialmente vulnerable a problemas como arrugas y flacidez.

Afortunadamente, se pueden tomar algunas medidas preventivas para combatir los síntomas de envejecimiento en tu cuello. A continuación profundizaremos en el tema.

Presta atención y descubre cómo combatirlos.

1. Pérdida de la elasticidad

Contracturas musculares en el cuello

El primero de los síntomas de envejecimiento en tu cuello es la pérdida de la elasticidad de la piel y el músculo alrededor del cuello. Es común que, con el paso de los años, este problema se haga más notorio, pero no tienes que aceptarlo como parte de tu vida.

  • Los ejercicios de estiramiento pueden producir cambios notables. Estos ejercicios implican estirar y relajar los tejidos faciales y los músculos inferiores para activar las células alrededor del cuello.

De este modo la formación de colágeno se activa y los resultados finales son una piel más tirante con menos marcas de envejecimiento.

Te recomendamos leer: Combate las manchas oscuras en el cuello con 5 remedios naturales

2. Piel suelta debajo del mentón

A medida que envejecemos producimos menos colágeno, por lo que nuestra piel se vuelve menos firme, nuestra capacidad para retener el agua disminuye y producimos menos estrógenos.

Todo esto tiene un impacto en la actividad celular y aparece el siguiente de los síntomas de envejecimiento en tu cuello: la piel suelta bajo el mentón.

  • Para evitar este problema es necesario utilizar protector solar y los mismos productos que usas en el rostro para combatir el envejecimiento en el resto de tu cuerpo.
  • En caso de que no estés usando nada por ahora, es recomendable aplicar una crema que contenga colágeno. Recuerda que si el problema aún no aparece porque eres muy joven, estás en un buen momento para empezar a prevenirlo.

3. Líneas horizontales

eliminar-las-arrugas-del-cuello

Las líneas horizontales son en realidad arrugas y aparecen a medida que envejecemos debido a la pérdida de fuerza y elasticidad de la piel.

Las arrugas horizontales se producen como resultado de la reducción de la producción de colágeno en la piel combinado con la exposición prolongada al sol. Este tipo de arrugas pueden agravarse debido al tabaco y a una hidratación deficiente.

  • Para revertir el tercero de los síntomas de envejecimiento en tu cuello intenta mantener el mentón alto. No se trata de que tengas una posición incómoda que te genere molestias en cuello o espalda.
  • En realidad, basta con mantener la columna erguida y el rostro en alto. Esto también ayudará a que tu columna se mantenga más sana.

4. Líneas verticales

Las líneas verticales son otro de los síntomas de envejecimiento en tu cuello y suelen aparecer cuando adoptamos una mala posición para dormir. Una mala postura provoca un pliegue de la piel donde el cuello entra en contacto con la almohada.

  • Para evitar las arrugas que se forman mientras duermes, es aconsejable descansar boca arriba, evitando girar la cabeza a los lados.

Debido a que es imposible controlar el movimiento de tu cabeza mientras duermes, puedes utilizar una almohada que mantenga tu cuello en la misma posición.

Si el problema es muy grave o te sientes demasiado incómoda con la apariencia de las arrugas verticales, siempre existe la posibilidad de aplicar un poco de bótox.

Tan solo recuerda que si optas por este procedimiento, debes buscar un profesional con experiencia y confiable.

Ver también: 6 trucos fáciles para lucir un cuello joven, bonito y firme

5. Poiquilodermia de Civatte

Mascarilla antiarrugas para cuello y escote

La poiquilodermia es una decoloración rojiza o marrón a los lados del cuello relacionada con el daño solar a largo plazo. La exposición al sol sin protección daña los vasos sanguíneos superficiales, rompiendo capilares y creando zonas de enrojecimientos.

No existe un tratamiento específico para la poiquilodermia de Civatte, por lo que debes asegurarte de aplicar protector solar cada día, sin importar si hace frío o está nublado.

Si ya ha aparecido esta decoloración, puedes aplicar remedios naturales y productos comerciales que ayuden a aclarar la piel.

Una opción es la siguiente mascarilla:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma (3 g)
  • 1 cucharadita de polvo de arroz (3 g)
  • 1 cucharada de leche de coco (15 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla los tres ingredientes.
  • Lava la zona del cuello y seca.
  • Aplica la pasta sobre el cuello y deja reposar por 15 minutos.
  • Enjuaga y seca bien.

Para terminar, aplica una crema con colágeno o el contenido de una cápsula de colágeno. Esto último te ayudará a combatir el resto de los síntomas de envejecimiento en tu cuello.

Consejos generales para reducir los síntomas del envejecimiento en tu cuello

Cuando se trata de mantener tu belleza, existen pocos secretos. Todo se basa en tener hábitos saludables:

  • Bebe mucha agua.
  • Usa un protector solar con FPS 15 o más durante el día.
  • Agrega una crema hidratante con colágeno a tu rutina de belleza diaria.

No olvides tratar tu cuello del mismo modo que lo harías con tu rostro. Un buen cuidado ayudará a mejorar la apariencia y el estado de tu piel, reduciendo las arrugas y haciéndote lucir y sentir más joven.