5 síntomas de que necesitas comer más para perder peso

¿Sabías que, cuando restringes alimentos, tu cerebro puede manifestar la falta de energía y nutrientes mediante dolores de cabeza? Necesitamos comer más para que este reciba la dosis de glucosa que necesita

Comer de manera saludable, haciendo 5 comidas al día, no implica no perder peso. Hemos asociado que para perder peso hay que ingerir menos calorías, que hay que pasar hambre.

Sin embargo, hoy descubriremos algunos síntomas de que necesitas comer más para perder peso.

1. Tienes hambre constantemente

Mujer comiendo una ensalada

Uno de los primeros síntomas de que necesitas comer más para perder peso es que tienes hambre de manera constante. Te recordamos que perder peso y pasar hambre no tienen que ir de la mano.

¿Te saltas el desayuno? ¿No meriendas? ¿No comes la cantidad suficiente de comida? Prueba a hacer 5 comidas al día. Comidas saludables con las que puedas comer la cantidad suficiente para sentirte saciado.

Lee: Cómo perder peso con el desayuno

El hambre constante puede llevarte a picotear o a engullir lo primero que aparezca delante de ti solo porque tienes un apetito voraz. Si distribuyes tus comidas de forma sabia y comes sano, no caerás en tentaciones y no pasarás hambre.

2. Sufres de fuertes dolores de cabeza

Otro de los síntomas de que necesitas comer más para perder peso es que empieces a sufrir de fuertes dolores de cabeza. Si esto no se asocia a ninguna patología como migraña, jaqueca o relacionado con la menstruación, entonces es posible que sea por no comer lo suficiente.

Descubre: Consejos para aliviar la migraña menstrual

  • Cuando limitas los alimentos, te saltas comidas y no comes de la manera adecuada porque estás haciendo una dieta restrictiva, tu cerebro puede no recibir la glucosa que necesita para funcionar adecuadamente.
  • En el momento en el que el cerebro no recibe su dosis de glucosa sufre una falta de energía que manifiesta con dolores de cabeza. La solución está en comer más y de manera adecuada.

3. Procrastinas

Procrastinar

La procrastinación podría traducirse en dejar para mañana aquello que podemos hacer hoy por las razones que sea. Cuando no comemos lo suficiente, nos sentimos más débiles, sin fuerzas y sin ganas de hacer nada.

  • Normalmente, cuando no comemos de manera adecuada y pasamos hambre, tampoco dormimos bien.
  • Un descanso adecuado supone una diferencia entre un día con un gran rendimiento y otro de un rendimiento pésimo. Al dormir mal, tenemos más posibilidades de procrastinar y distraernos.

Lee: ¿Qué se esconde detrás del hábito de procrastinar?

Si, además, a esto le sumamos el posible dolor de cabeza que podamos sufrir, entonces la procrastinación está asegurada. Es muy necesario que comamos lo necesario para sentirnos con fuerzas y ganas para llevar nuestras responsabilidades al día.

4. Te irritas por todo

Uno de los síntomas que muchas personas suelen calificar como “es que tengo hambre” es el de volverse irritable. De repente, nos encontramos en un estado de mal humor constante, todo nos molesta, todo nos hace saltar.

  • Esto se debe a que no le estamos dando a nuestro cuerpo lo que necesita y nos sentimos incómodos por esa sensación constante de hambre.
  • Además, nuestro malestar puede acrecentarse si comemos lo que no debemos, algún bollo o algún chocolate. Esto puede hacer que nos culpemos.

5. No vas al baño regularmente

Mujer bebiendo agua

Cuando no vas al baño de forma regular es que hay algo en tu dieta que no es adecuado, a menos que sufras de estreñimiento crónico. Lo más probable es que no te estés hidratando de manera adecuada.

Si no ingieres la cantidad de comida que tu cuerpo necesita para tener energía y funcionar con normalidad, es muy probable que tampoco te estés hidratando. No olvidemos que la comida favorece a que bebamos.

Cuando no consumimos la suficiente agua nuestro ciclo intestinal puede verse afectado. De igual manera, hay que revisar de qué nutrientes, como la fibra, nos estamos privando por comer menos.

Antes de irte no te pierdas: 6 signos de que tu intestino está enfermo

Estos son algunos síntomas de que necesitas comer más para perder peso pues, como bien hemos mencionado, comer menos y mal puede hacer que perdamos peso, pero ¿a qué precio? Además, pensemos en el efecto rebote

Podemos quitarnos esos kilos de más sin hacer que nuestro bienestar sufra; Sin sentirnos molestos, privados de comer lo que necesitamos. Porque estar en una dieta o desear perder peso no significa que vayamos a pasar hambre.

Simplemente, hay que adquirir unos nuevos hábitos de alimentación, hacer más comidas pequeñas y comer de manera más saludable (frutas, verduras…). ¿Alguna vez has hecho dieta y has sufrido algunos de estos síntomas por no comer como deberías?