5 soluciones caseras para retirar el tinte del cabello

Martín Perez· 18 diciembre, 2019
Si al aplicar el tinte del cabello el resultado no es el que esperábamos, podemos aprovechar las propiedades de algunos ingredientes naturales para facilitar la eliminación del color.

Teñirse el cabello es una práctica muy habitual, pero una vez que se aplica el tinte y se espera el resultado, siempre existe el temor de que el color no sea lo que se esperaba.

Elegir el tinte del cabello correcto puede ser una tarea un tanto complicada para algunas personas, pero por suerte existen opciones para «retirarlo» si los resultados no han sido los esperados.

Muchas de estas alternativas pueden ser soluciones caseras para retirar el tinte del cabello. A continuación te comentamos cinco de ellas.

¿Por qué retirar el tinte del cabello?

Hay que tener en cuenta que generalmente los tintes no se aplican sobre un «lienzo» en blanco, o una melena rubio claro. Por otra parte hay que tener en cuenta que el cabello, al natural, no es completamente uniforme, así lo parezca. Tiene partes más claras y zonas más oscuras y, por supuesto, esto influye en el resultado.

Mujer que tiñéndose el cabello

El resultado depende del color natural del cabello, sus visos, sus zonas oscuras, sus restos de tintes anteriores, etcétera.

Si no hay correspondencia entre el color deseado y el resultado luego de aplicar el producto, es normal sentir incomodidad y querer hacer algo al respecto.

Cuando el resultado no es el que se deseaba, hay 2 opciones:

  • Esperar 15 días para ver si el tinte aclara un poco con las lavadas habituales.
  • Barrer el tinte. Este procedimiento, aún cuando se hace de forma «casera» puede ser muy agresivo, por lo que no suele ser la opción más recomendable desde el punto de vista de los expertos en peluquería.

Algunos de los métodos que se utilizan para «barrer» el tinte son los siguientes que vamos a comentarte.

1. Aceite vegetal

Aceite de coco

El aceite de oliva o el de coco tienen propiedades humectantes para tratar el cabello dañado. Si se utiliza, ayudará a que el tinte vaya cayendo poco a poco, mientras humecta el cabello. Para ello, se debe calentar un poco (para que esté lo suficientemente tibio y sea soportable al aplicarlo).

No podemos pasar por alto que la mayoría de los remedios que se utilizan para decolorar el cabello tienden a resecarlo.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 tazas de aceite de oliva o de coco (500 ml)

Procedimiento

  • Calentar al baño maría un recipiente con el aceite de coco o de oliva, hasta que esté tibio. Es importante que no queme.
  • Lavar el cabello muy bien y retirar el exceso de agua.
  • Aplicar el aceite desde la raíz a las puntas, envolverlo con una toalla y dejar reposar durante una hora.
  • Enjuagar con agua tibia.

Descubre: ¿Cómo hacer un tratamiento capilar con aceites calientes?

2. Pastillas de vitamina C

Funciones de la vitamina B6 dentro del organismo

Este método se recomienda para bajar al menos 2 niveles de tono sin dañar el color natural del cabello.  Es importante destacar que no funciona cuando el cabello está teñido con tintes que tienen amoníaco.

Ingredientes

  • 1 frasco de champú
  • 2 cucharadas de agua (30 ml)
  • 3 pastillas de vitamina C efervescentes

Procedimiento

  • Disolver las pastillas de vitamina C en un poco de agua.
  • Verter la mezcla en el frasco de champú y usarla siempre que se vaya a lavar el cabello durante, al menos, una semana, hasta ver los resultados.

3. Detergente de ropa

Este es un método agresivo, que puede resecar mucho el cabello, pero hay quienes deciden probarlo. Consiste simplemente en lavar el cabello con detergente para la ropa.

  • Si se utiliza,  debe tener cuidado de no aplicar mucho jabón ni usarlo con mucha frecuencia.
  • Después de recurrir a este método, es imprescindible cuidar mucho el cabello, para contrarrestar la resequedad.

Ingredientes

  • Abundante agua.
  • Acondicionador.
  • 1 cucharada de jabón para lavar ropa en polvo (15 g).

Procedimiento

  • Mojar el cabello y aplicar el jabón en polvo desde la raíz a la punta.
  • Frotar con cuidado para que no entre en los ojos o la boca. Luego dejar reposar por 5 minutos.
  • Retirar con abundante agua.
  • Aplicar acondicionador y dejar actuar por 5 minutos. El detergente reseca el cabello, por lo que el acondicionador contrarrestará los daños.
  • Haciendo esto dejando días de por medio se podrán ver algunos resultados luego de una semana.

Descubre: Receta de detergente ecológico casero

4. Enjuague de limón

jugo de limon y limones

El limón tiene múltiples usos entre los que destaca aclarar el cabello. Además, es impredecible, pues solo aclarará el tono que tenga el cabello. Al ser una fruta cítrica, se debe tener mucho cuidado al utilizarlo pues puede caer en los ojos o en alguna herida abierta y provocar ardor.

Ingredientes

  • Zumo de 5 limones.
  • 4 o 5 cucharadas de agua (60 o 75 ml).

Procedimiento

  • Lavar el cabello con el champú de la manera habitual.
  • Cuando haga suficiente espuma, agregar el zumo de limón y masajear.
  • Dejar actuar durante 5 minutos aproximadamente y lavar con abundante agua.
  • Aplicar un acondicionador y dejar reposar de 3 a 5 minutos.
  • Lavar con abundante agua. Se puede repetir este proceso las veces que se quiera y el resultado se dará de manera lenta pero permanente.

5. Mascarilla de limón

Según la sabiduría popular, también se puede aplicar una mascarilla de pulpa (y zumo) de limón en el cabello durante unos minutos, en seco, para barrer el tinte.

Este método también es bastante agresivo y tiende a resecar mucho el cabello, por lo que se recomienda proceder con precaución. 

Nota final

Se debe tener en cuenta que cualquier producto aplicado en exceso puede dañar la salud del cabello. Con el fin de evitar daños mayores, se recomienda usar remedios naturales y siempre mantenerlo humectado para conservar su salud y brillo natural.

La aplicación de remedios caseros para retirar el tinte del cabello es una opción sana y no invasiva. Siempre que se haga de la manera adecuada, no debería dañar más tu cabello, al contrario, debería fortalecerlo.