5 soluciones con eucalipto para aliviar problemas respiratorios

29 julio, 2018
Conocido por sus propiedades expectorantes, el eucalipto puede sernos de gran ayuda a la hora de combatir problemas respiratorios, ya que sus compuestos actúan rápidamente.

Gracias a sus diversos efectos, el eucalipto se ha convertido en uno de los remedios más utilizados para combatir los problemas respiratorios. Hoy te traemos cinco soluciones con eucalipto que te podrán ayudar a aliviar cualquier problema en tus vías nasales.

¿Qué es el eucalipto?

El eucalipto es un árbol con un característico olor profundo y textura suave. Esta planta se ha aprovechado como medicina, debido a sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y expectorantes. Principalmente, las hojas de eucalipto se usan para combatir los problemas respiratorios como el asma y la gripe.

El eucalipto puede conseguirse en diversas presentaciones, como tés o aceites. También se puede consumir a través de sus flores. Esta opción es la recomendada porque es totalmente natural y no contiene productos agregados artificialmente.

No obstante, es importante tener en cuenta que el aceite de eucalipto debe consumirse con cuidado, porque puede ser contraproducente. En ocasiones, y dependiendo de la cantidad, puede volverse tóxico.

Beneficios que aporta el eucalipto

El eucalipto es una planta de la que se pueden obtener múltiples beneficios. Así, sirve para combatir enfermedades respiratorias y muchas otras como:

  • Reumatismo: El eucalipto disuelto en una tina de agua suele ser la forma más común de aliviar los dolores producidos por el reumatismo. Se recomienda que el baño dure, por lo menos, 20 minutos.
  • Diabetes: Las infusiones elaboradas con las hojas del eucalipto reducen los niveles de glucosa del organismo.
  • Infecciones y problemas respiratorios: Los componentes del eucalipto absorben las bacterias que contiene el cuerpo. Sin embargo, para erradicarlas se puede consumir un té de eucalipto por una semana de forma continua. En caso de presentar una infección aguda, es recomendable visitar un especialista para conocer los factores de riesgo.

Asimismo, el eucalipto es uno de los productos naturales más usados para problemas como la bronquitis, la gripe, el resfriado, la congestión nasal y otros.

  • Cabello reseco: Para aplicar el eucalipto contra la resequedad del cabello, debe mezclarse el eucalipto disuelto en el champú o crema de acondicionar que se use cotidianamente. Esto aumentará la suavidad del cabello.

Descubre: Remedios caseros para tratar los bronquios congestionados

5 soluciones con eucalipto para los problemas respiratorios

1. Infusión de eucalipto

Infusión de eucalipto.

Las infusiones se realizan directamente con las hojas de eucalipto. Preferiblemente deben usarse hojas secas, ya que esto facilita la disolución de las propiedades en el agua. Si tienes hojas frescas, prueba exponiéndolas al sol por unas horas durante el día.

Ingredientes

  • 1 taza de hoja de eucalipto (100 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua y, cuando hierva, añade las hojas de eucalipto.
  • Deja que infusione durante unos minutos antes de colar y servir.
  • Se recomienda tomar 4 tazas de té como máximo en un día.

2. Gárgaras de eucalipto

Normalmente, las gárgaras de eucalipto se hacen para aliviar congestiones nasales o, en general, resfriados. Para no maltratar la garganta se recomienda hacer gárgaras una vez en la mañana y otra por la noche.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas secas de eucalipto (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Añade las hojas de eucalipto en agua y ponlos a hervir.
  • Cuando esté caliente, apaga el fuego y deja reposar hasta estar a temperatura ambiente.
  • Sirve un poco en un envase y haz gárgaras durante 20 minutos.

3. Inhalaciones de eucalipto

Con mucho cuidado, pueden hacerse inhalaciones de eucalipto hasta dos veces al día. Su potente olor descongestionará las vías respiratorias y podremos ver el resultado luego de unas pocas sesiones.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de hojas secas de eucalipto (30 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Infusiona las hojas de eucalipto en el agua hasta que esta adquiera una pigmentación marrón, como en las infusiones.
  • Vierte en un envase de tamaño medio.
  • Acércate hasta él, de forma que el vapor llegue a toda la cara, con cuidado de no quemarte, y haz inhalaciones. Puedes cubrirte la cabeza con una toalla para más efectividad.

4. Baños de eucalipto

¿Lo sabías? Cómo reducir la tos con flema

Puede que te preguntes de qué te servirá un baño corporal de eucalipto para descongestionar las vías respiratorias. Un baño con esta agua es muy útil, pues los poros absorben el vapor y ayudan a expulsar la flema.

Ingredientes:

  • 1 taza de hojas secas de eucalipto (100 g)
  •  4 tazas de agua (1 litro)

¿Qué debes hacer?

  • Hierve el agua junto con las hojas de eucalipto durante unos minutos.
  • Vierte la infusión en la tina y espera a que alcance una temperatura soportable.
  • Date un baño relajante con eucalipto durante 30 minutos.
  • Realiza un segundo baño con agua corriente.

5. Eucalipto en gotas

Para situaciones rápidas y en las que se requiera un efectivo método de acción se recomienda consumir el eucalipto en gotas. Estas pueden prepararse previamente y conservarse en la nevera, para que tengas a mano este remedio cuando lo desees.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de hojas de eucalipto (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Tritura las hojas, agrégalas al agua e infusiona unos 5 minutos.
  • Después, retira del fuego y deja reposar unos 20 minutos.
  • Con un gotero absorbe el líquido y viértelo en un vaso de agua.

Los problemas respiratorios hay que atacarlos lo antes posible. El eucalipto es una forma adecuada para actuar rápidamente. Aunque es recomendable consultar un especialista, esta planta natural que siempre proporcionará beneficios.

Te puede gustar