5 soluciones naturales para acabar con el mal olor en las axilas

Carolina Betancourth 26 diciembre, 2017
Sin necesidad de recurrir a químicos, podemos aprovechar de forma tópica las propiedades antibacterianas de algunas plantas para acabar con las bacterias que generan mal olor

El mal olor en las axilas no siempre se produce por la falta de higiene. Aunque esta es una de sus causas, en ocasiones tiene que ver con factores que son más difíciles de controlar.

Afecta con frecuencia a las personas que presentan un mayor número de glándulas apocrinas, es decir, aquellas que permiten la eliminación de sudor.

Su aparición se relaciona con la actividad de las bacterias que se proliferan en la zona, las cuales descomponen el sudor y las células muertas en sustancias volátiles malolientes.

Si bien no representa un problema grave y, a menudo, se soluciona con facilidad, quienes lo padecen sienten inseguridad y problemas de autoestima cuando no consiguen controlarlo.

Por suerte, hay varios remedios alternativos de origen natural que, aplicados de forma regular, ayudan a neutralizarlo sin causas efectos adversos.

¿Padeces este problema? ¡No dudes en probarlos!

1. Romero

natural cosmetics

El romero tiene propiedades antitranspirantes y antibacterianas que pueden neutralizar el mal olor causado por las bacterias en las axilas.

Si bien se puede emplear mediante los productos desodorantes que lo contienen, también es válida su aplicación de forma natural.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de romero fresco (45 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon el romero fresco en una taza de agua y déjalo hervir durante 5 minutos.
  • Retira la bebida del fuego y déjala reposar hasta que se enfríe.
  • Pásala a través de un colador y envásala en un frasco.

Modo de aplicación

  • Enjuaga las axilas con la bebida de romero, 2 o 3 veces al día.

Leer también: Cómo aclarar las axilas oscuras con 6 remedios naturales

2. Hamamelis

Los extractos naturales del hamamelis concentran propiedades astringentes y antibacterianas que ayudan a remover las células muertas y gérmenes que se acumulan en las axilas.

Sus compuestos regulan el pH de las pieles sensibles y, adicionalmente, dejan una sensación de frescura y limpieza.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de hamamelis (75 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Realiza una decocción de la hamamelis en agua.
  • Cuando esté lista, déjala reposar y fíltrala con un colador.

Modo de aplicación

  • Rocía el líquido sobre las axilas y déjalo absorber.
  • Si lo consideras necesario, repite su aplicación 2 o 3 veces al día.

3. Salvia y tomate

salvia

La salvia es uno de los remedios populares en el tratamiento del mal olor y exceso de sudoración en las axilas.

En este caso potenciamos sus propiedades con el poder refrescante del zumo de tomate para obtener un desodorante 100 % natural.

Ingredientes

  • 5 hojas de salvia frescas
  • 6 cucharadas de zumo de tomate (90 ml)

Preparación

  • Tritura las hojas de salvia frescas y, tras obtener una pasta, combínala con el zumo de tomate.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre las axilas y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso todos los días.

4. Polvo de arroz y aceite esencial de árbol de té

El poder absorbente de polvo de arroz se combina con la acción antibacteriana del aceite esencial de árbol de té para brindarnos un remedio efectivo contra la transpiración y el mal olor.

Esta fórmula está indicada para pieles sensibles, ya que no produce alergias ni altera el pH.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de polvo de arroz (30 g)
  • ½ cucharadita de aceite esencial de árbol de té (2 g)

Preparación

  • Combina las cucharadas de polvo de arroz con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de aplicación

  • Frota el desodorante seco sobre tus axilas y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Úsalo todos los días.

Ver también: 5 desodorantes naturales para eliminar el mal olor de las axilas

5. Té negro

te-negro

El té negro se destaca como remedio contra el mal olor de las axilas gracias a su alto contenido de taninos.

Esta sustancia favorece la limpieza profunda de la piel y, a su vez, disminuye la presencia de bacterias e impurezas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de té negro (45 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el té negro en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar hasta que se enfríe.
  • Cuélala y envásala en un frasco de vidrio o botella con atomizador.

Modo de aplicación

  • Rocía el líquido sobre las axilas y déjalo absorber.
  • De modo opcional, frótalo con la ayuda de un paño o trozo de algodón.
  • Si gustas, puedes añadir la bebida en el agua de tu tina para aprovechar sus propiedades al bañarte.
  • Úsalo como parte de tu rutina diaria de higiene.

¿Sientes un olor desagradable en tus axilas? ¿Los desodorantes comerciales no te funcionan bien? Prueba alguna de las soluciones mencionadas y descubre cuán buenas son para contrarrestar este problema.

Te puede gustar