5 soluciones naturales para atenuar las estrías blancas

Aunque no podemos eliminar las estrías blancas sí es posible disimular su aspecto y minimizarlas si recurrimos a los ingredientes adecuados para regenerar las células de la piel

Las estrías blancas son marcas visibles sobre la piel, con un aspecto similar a las cicatrices, que se producen por el estiramiento y deterioro de las fibras elásticas que conforman el tejido.

Aparecen con frecuencia entre las mujeres embarazadas y con sobrepeso, aunque pueden afectar a cualquier persona debido a cambios hormonales, deshidratación y deficiencia de algunos nutrientes.

Suelen localizarse en zonas susceptibles a la flacidez, como los glúteos las piernas y el abdomen. No obstante, también pueden darse en los senos, los brazos y otras zonas visibles del cuerpo.

Si bien no representan un problema grave, y la mayoría de mujeres las padecen, algunas buscan tratamientos cosméticos para suavizarlas y reducir su aspecto.

Por fortuna, además de las costosas cremas comerciales, hay varias soluciones naturales que, aplicadas continuamente, brindan efectos similares sin causarle reacciones adversas a la piel.

¿Te animas a probarlas? Descubre 5 interesantes opciones.

1. Cola de caballo

cola-de-caballo

El alcohol medicinal de cola de caballo es una solución efectiva contra las estrías blancas que apenas se están empezando a formar.

Sus propiedades ayudan a tonificar la piel y mejoran la circulación para un óptimo proceso de regeneración.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de cola de caballo (75 g)
  • 1 taza de alcohol (250 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)

Preparación

  • Agrega la cola de caballo en un frasco de vidrio y cúbrela con el alcohol y el zumo de limón.
  • Deja macerar el producto durante un mes, en un lugar fresco y oscuro.

Modo de uso

  • Pasado el tiempo de maceración, filtra el líquido y aplícalo sobre las zonas afectadas por las estrías.
  • Déjalo actuar durante 40 minutos y limpia la zona con una toallita húmeda.
  • Repite su uso todos los días, antes de acostarte.

Nota: Si te resulta irritante, lo puedes rebajar con partes iguales de agua.

Lee también: 10 remedios naturales para las estrías en las uñas

2. Zanahoria y miel

Por su alto contenido de vitaminas A y C, aminoácidos y enzimas, esta mascarilla de zanahoria y miel es una de las mejores cremas caseras para atenuar las estrías.

Sus nutrientes ayudan a reparar las fibras rotas y permiten conseguir una piel con un tono más uniforme.

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Hierve la zanahoria para ablandarla y forma un puré.
  • Mézclalo con las cucharadas de miel hasta obtener una pasta homogénea.

Modo de aplicación

  • Frota la crema sobre las estrías y déjala actuar 40 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso mínimo 3 veces a la semana.

3. Durazno y aceite de oliva

durazno

Los antioxidantes del durazno se unen con los ácidos grasos del aceite de oliva para brindarnos un tratamiento efectivo contra las estrías blancas y cicatrices.

Su aplicación directa nutre las células y disminuye la pérdida de firmeza.

Ingredientes

  • 2 duraznos maduros
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Preparación

  • Tritura la pulpa de los duraznos y mézclala con el aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Extiende la crema sobre las estrías y déjala actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso 3 veces a la semana.

4. Zumo de patata y limón

El zumo natural de patata es un remedio con muchos beneficios para el cuidado de la piel. Combate las alergias, reduce el daño celular y ayuda a disminuir las imperfecciones o agresiones.

En este tratamiento potenciamos sus efectos con el poder aclarador del zumo de limón para conseguir una fórmula más efectiva contra las estrías.

Ingredientes

  • 2 patatas
  • El zumo de ½ limón

Preparación

  • Pela las patatas y extráeles el zumo.
  • Añade el limón y mezcla bien hasta que quede bien integrado.

Modo de aplicación

  • En la noche, antes de acostarte, aplica el tratamiento sobre las zonas afectadas por las estrías.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo todos los días, o mínimo 3 veces a la semana.

Nota: Este remedio solo se debe usar en la noche para evitar la exposición posterior de la piel al sol.

Ver también: 2 alternativas naturales para tratar las estrías

5. Aceite de salvia y aceite de germen de trigo

aceite de germen de trigo

Esta crema casera rica en vitamina E, ácidos grasos y aminoácidos ayuda a regenerar las células de la piel para disminuir la presencia de estrías y cicatrices.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de aceite de salvia (90 g)
  • 4 cucharadas de aceite de germen de trigo (60 g)
  • 2 cucharadas de lanolina (30 g)

Preparación

  • Pon todos los ingredientes en un recipiente resistente al calor y déjalos a fuego bajo, durante 2 o 3 minutos.
  • Remueve todo para que se integre bien y déjalo reposar a temperatura ambiente.

Modo de aplicación

  • Frota la crema sobre las estrías, hasta que se absorba bien.
  • Déjala actuar sin enjuagar hasta la mañana siguiente.
  • Úsala cada noche antes de acostarte.

¿Las estrías te hacen sentir incómoda? ¿Quieres lucir una piel más suave y uniforme? No dudes en incluir estos tratamientos naturales en tu rutina de belleza.

Te puede gustar