5 soluciones naturales para fortalecer las uñas frágiles

Katherine Flórez·
04 Mayo, 2020
Además de aplicar estos remedios caseros para fortalecer las uñas, es importante que las protejas de las agresiones externas y utilices guantes para llevar a cabo cualquier tarea doméstica.
 

La uñas pueden debilitarse por diversos motivos y es necesario determinarlos para poder brindarles un tratamiento adecuado. En este sentido, fortalecer las uñas frágiles se vuelve indispensable para evitar molestias que van más allá del quiebre y la descamación.

Comúnmente, la fragilidad de las uñas puede ser consecuencia de una deficiencia nutricional, el uso de productos de limpieza sin guantes, los golpes, entre otros.

Excepto en los casos de deficiencia nutricional, la debilidad de las uñas no suele afectar de forma directa la salud. Sin embargo, sí que interrumpe su crecimiento normal.

La buena noticia es que hay varios tratamientos cosméticos que permiten fortalecerlas para que se conserven bonitas. Compartimos algunas opciones naturales que se pueden preparar en casa. ¿Te gustaría conocerlas?

Remedios caseros para fortalecer las uñas

A continuación te revelaremos cuáles son los remedios caseros más populares para fortalecer las uñas y, a su vez, hacer que vuelvan a crecer sanas y fuertes.

 

1. Aceite de oliva para hidratar y fortalecer las uñas

aceite oliva para fortalecer las uñas

El aceite de oliva se ha empleado desde hace muchos años como producto para hidratar y cuidar la piel. Por eso, no es de extrañar que también se emplee en el cuidado y fortalecimiento de las uñas.

Gracias a su textura y sus ácidos grasos puede ayudar a nutrir la uña, evitando su debilitamiento. A continuación, te compartimos una receta para que empieces a beneficiarte de este ingrediente.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de oliva (60 g)
  • 5 gotas de jugo de limón

Procedimiento

  • Primero, agrega el limón en el aceite de oliva y, luego, sumerge las uñas durante 15 minutos. A continuación, lávate bien las manos en agua y sécalas adecuadamente.
  • Por último, guarda la mezcla en el refrigerador y repite el tratamiento todos los días.
 

No olvides leer: Los 5 errores más comunes al utilizar aceite de oliva

2. Papaya con aceite de almendras y huevo para nutrir uñas y cutículas

Esta mascarilla casera para las uñas y cutículas contiene nutrientes que ayudan a nutrir e hidratar las uñas, fortaleciéndolas.

En primer lugar, el aceite de almendras, como la mayoría de los aceites, permite hidratar la uña. En cuanto a la papaya, esta contiene papaína, la cual, de acuerdo con diversas investigaciones, podría proteger la piel frente a los ataques de agentes externos.

De esta forma, también es posible que contribuya a fortalecer la uña al evitar los daños causados por patógenos externos. Y es que las manos están especialmente expuestas al entorno, ya que constantemente se emplean para agarrar objetos o realizar actividades.

En cuanto al huevo, este se ha añadido a la receta principalmente para dar consistencia, pero, en principio, no hay estudios que permitan afirmar que su aplicación directa tiene ningún efecto sobre las uñas.

 

Con todo, de acuerdo con un artículo publicado en la revista Advances in Dermatology and Allergology, la debilidad de piel y uñas se relacionaría también con la falta de ciertos nutrientes, como los ácidos grasos (presentes en los huevos). Así que, además de en esta receta, no dudes en incluirlos en tu dieta.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de jugo de papaya (20 ml)
  • ½ cucharadita de aceite de almendras (2,5 g)
  • 1 cucharada de yema de huevo

Procedimiento

  • Primero, coloca los tres ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener un producto homogéneo.
  • A continuación, toma un pincel de esmalte y aplícalo sobre las uñas y cutículas.
  • Por último, déjalo actuar 30 minutos y enjuágalas con agua fría. Recuerda secarte bien las manos.
  • Repite el tratamiento todos los días.

3. Menta y manzanilla para proteger las uñas

Propiedades de la manzanilla
 

El tratamiento de menta y manzanilla es un tónico muy saludable para proteger las uñas de las agresiones del ambiente.

La menta contiene vitamina C, la cual participa en la formación del colágeno, uno de los componentes de la piel y de las uñas. Por eso, esta puede ser beneficiosa para fortalecer las uñas.

En cuanto a la manzanilla, diversos estudios muestran que esta tiene propiedades antimicrobianas y cicatrizantes, por lo que podría ayudarte a proteger las uñas frente a los agentes externos, evitando así que se deterioren y debiliten.

Ingredientes

  • 4 hojas de menta
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de manzanilla (20 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14 g)
  • 2 cucharadas de harina de trigo (20 g)

Procedimiento

  • Primero, agrega la manzanilla y las hojas de menta en una taza de agua hirviendo.
  • Luego, deja que el preparado repose durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, agrega el aceite de oliva y la harina de trigo.
  • A continuación, vierte el producto en un frasco y frótalo sobre las uñas y cutículas.
 
  • Por último, déjalo actuar media hora y enjuaga con agua fresca. Sécate bien las manos.

4. Cola de caballo y consuelda frente a los agentes externos

Infusión de cola de caballo

La cola de caballo es un remedio tradicional para fortalecer las uñas quebradizas, aunque todavía no se disponen de estudios que avalen su eficacia o permitan explicar cómo actúa.

En cuento a la consuelda, esta planta tiene propiedades antioxidantes que, de acuerdo con una investigación publicada en la Revista Cubana de Plantas Medicinales, son beneficiosas en las afecciones cutáneas, favoreciendo la curación de heridas.

De esta forma, la consuelda podría ayudar a fortalecer las uñas y, sobre todo, protegerlas frente a los daños del ambiente.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cola de caballo (5 g)
 
  • 1 cucharadita de consuelda (5 g)
  • Opcional: 3 gotas de aceite de oliva.
  • 1 vaso de agua (250 ml)

Procedimiento

  • En primer lugar, coloca a hervir el agua y agrégale la cola de caballo y la consuelda.
  • Por último, déjalo reposar y sumerge las uñas durante 15 minutos. Después, lávate bien las manos en agua y sécalas acto seguido.
  • Repite este tratamiento varias veces por semana.

5. Aceite de ricino y vitamina E para fortalecer las uñas

La vitamina E se viene empleando desde hace tiempo en productos cosméticos para la piel debido a su acción protectora frente a las amenazas del entorno. Por eso, puede ayudarte a proteger tus uñas y evitar que se debiliten.

Por su parte, el aceite de ricino ayudará a hidratarlas y nutrirlas, además de aportarle consistencia a esta receta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de ricino (14 g)
  • 5 gotas de vitamina E

Procedimiento

  • Primero, mezcla la vitamina E con el aceite de ricino y, a continuación, aplícalo sobre las uñas usando un pincel o brocha.
 
  • Recuerda que una vez hayas terminado, debes lavar y secar bien las manos.
  • Repite el proceso todos los días.

¿Quieres conocer más? Lee: Beneficios del aceite de ricino

¿Qué hace que las uñas se debiliten?

Uñas débiles y quebradizas.

Como comentamos al inicio, las uñas frágiles pueden aparecer debido a una deficiencia nutricional, el usos de productos de limpieza sin protección o algunas enfermedades.

Sin embargo, aunque quizás sea menos conocido, también es posible que las uñas se vuelvan quebradizas debido a la sobreexposición a la humedad o al esmalte. Por eso, es muy importante que seques bien las uñas después de emplear los remedios anteriores y que no abuses de productos como pintauñas.

Si estás constantemente aplicando este tipo de artículos sobre las uñas, no las dejas ‘respirar’, lo que hace que se debiliten y acaben rompiéndose fácilmente.

 

Por lo tanto, además de aplicar los remedios que aquí te hemos recomendado para fortalecerlas, es muy importante que también cambies tus hábitos y no sobreexpongas a tus uñas a productos cosméticos, emplees protección al limpiar y te alimentes adecuadamente. ¿A qué esperas para aplicar estos consejos?