5 soluciones naturales para atenuar los hematomas

Siempre y cuando no presenten complicaciones, hay algunos remedios caseros e ingredientes naturales que pueden ayudarte a atenuar los hematomas e incluso evitar su aparición si los aplicas a tiempo.

En tan solo un instante nos podemos dar un golpe en un brazo o pierna que después desembocará en un gran moretón o contusión.

Los moretones se conocen también como hematomas y no son más que lesiones que se producen en nuestro cuerpo por un golpe, caída o contusión que provoca una pequeña rotura de los pequeños vasos sanguíneos.

Esos moretones pueden adquirir diferentes colores y tonalidades. De forma más común se vuelven violetas en sus comienzos, por la cantidad de sangre que permanece en los tejidos y, a medida que pasa el tiempo, empieza a desaparecer.

El tiempo de recuperación de esa zona de la piel siempre dependerá de la caída o el golpe.

Características de los hematomas

Cómo tratar los morados.
Hay enfermedades que nos producen hematomas con mayor facilidad sin que haya por medio ninguna contusión. No obstante, esto suele suceder en las enfermedades con patologías más graves.

La falta de vitaminas también puede hacernos más propensos a los moretones: cualquier golpecito nos dejaría marcada la piel, por lo que es muy importante mantener una buena alimentación.

Remedios caseros para atenuar los hematomas

Si has tenido o sueles tener moretones muy vistosos puedes recuperar el estado de tu piel con los siguientes remedios que te contamos a continuación. Existen técnicas muy eficaces para atenuar los hematomas y mejorar el aspecto.

1. Filete o bistec sobre el moretón

Seguramente lo hayas visto en muchas películas o en series de televisión. Se trata de una imagen cómica pero, al mismo tiempo, es un remedio muy antiguo y respetado.

Ese bistec o filete ayuda a la absorción de la marca que posteriormente tendremos en nuestro cuerpo. Es muy recomendable no esperar a que aparezca el moretón, sino que se aplique el trozo de carne fría enseguida para que no aparezca una marca mayor.

2. Cubitos de hielo

Hay que poner especial atención cuando nos curamos con hielo. No podemos poner directamente el cubito de hielo sobre la piel porque esta se irritaría y se quemaría.

Si tenemos una herida abierta no se debe aplicar el hielo. Sin embargo, si lo que tenemos es el hematoma, podemos añadir unos cubitos en un trapo limpio o una bolsa de tela y, seguidamente, apoyarlo sobre la contusión para que baje la hinchazón.

¿Lo sabías? 5 secretos de belleza con vinagre de manzana que debes conocer

3. Vinagre de manzana

Como hemos comentado siempre, el vinagre de manzana es un superalimento que nos ayuda a mejorar la calidad de nuestro organismo.

  • Para ayudarte a atenuar los hematomas tienes que diluir con agua fría un chorrito de vinagre.
  • Después con un algodón aplica sobre la zona. Comprobarás como el vinagre te ayudará a que la sangre circule mejor y desaparezca paulatinamente el moretón.

4. Sal y limón

El limón también nos ayuda a mejorar el aspecto de nuestra piel en caso de presentar moretones o hematomas.

  • Para realizar este tratamiento casero agrega sobre un paño el jugo de limón recién exprimido con un poco de sal.
  • Aplícalo sobre el hematoma y deja actuar durante 30 minutos.

5. Rayos de sol y masajes

Hematoma por la extracción de sangre arterial.
Los rayos del sol o la luz solar pueden ser muy beneficiosos a la hora de atenuar los hematomas. Los rayos ultravioletas descomponen la bilirrubina que causa el moretón y deja ese color amarillento tan característico.

  • Si, además, masajeas la zona con cuidado y atención, ayudarás a que esa sangre desaparezca y mejorarás el aspecto de tu piel.

Lee este artículo: Cómo afrontar las caídas de los niños

Consejos para tratar y atenuar los hematomas

A continuación te contamos cuáles son los mejores consejos y métodos que tienes que realizar cuando te das un buen golpe en las piernas o en los brazos.

  • Levanta la zona afectada por el traumatismo para así ayudar a mitigar el dolor y la presión en el momento de la contusión.
  • Aplica frío rápidamente: así te aliviará y no se producirá una gran hinchazón.
  • Mantén la zona en reposo, es decir, si te has dado un golpe en el gemelo de la pierna, evita estar de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Lo ideal es prevenir los golpes y no llegar a tener hematomas. Para ello, debes proteger tu cuerpo con ropa adecuada en cada momento. En el caso de los más pequeños, hay que enseñarles a tener cuidado cuando juegan. No deben subirse a sitios peligrosos ni dar patadas sin control.
  • Si el golpe ha sido fuerte, puedes tomar algún analgésico para calmar el dolor.
  • No se recomienda tomar aspirina cuando se tiene dolor, porque la aspirina puede aumentar el flujo de la sangre.
  • Aumenta el consumo de vitamina C para que los moretones desaparezcan con mayor facilidad.
  • Si tienes un hematoma, dedícale tiempo y atención para saber su evolución. Si no mejora o empeora su aspecto, hay que acudir a urgencias o al médico para que pronostique la causa.
  • En caso de que el hematoma se encuentre en la zona de los ojos y nos afecta a la visión, hay que acudir al médico para que nos haga una evaluación exhaustiva.

No olvides cuidar los hematomas para evitar complicaciones

Puede que los hematomas o los moretones nos asusten y lo veamos como lo más normal del mundo cuando nos hemos caído. Sin embargo, tenemos que saber tratarlos y curarlos de la mejor manera para que no deriven en problemas mayores. Toma nota de nuestros consejos y ponlos en práctica la próxima vez que lo necesites.