5 soluciones naturales para reducir los poros dilatados de la piel

Para conseguir resultados satisfactorios es importante aplicar los remedios varias veces por semana y mantener su uso para que los poros no vuelvan a dilatarse

La piel está cubierta de unos pequeños poros que cumplen la función de dejar transpirar la piel para refrescar el organismo y regular la temperatura.

A través de estos también se elimina el exceso de sebo, una sustancia grasosa que protege la piel y que desempeña un papel relevante en su protección contra agentes externos.

Esa sustancia grasosa es segregada por las glándulas sebáceas que todas las personas tenemos distribuidas por el cuerpo, a excepción de la planta de los pies y las palmas de las manos.

El tamaño de los poros varía de persona a persona, pero la mayoría prefiere que sean pequeños para tener una piel más firme, fresca y con menos imperfecciones.

El problema es que muchos los tienen dilatados y tienen que lidiar constantemente con la obstrucción que se les genera por culpa de las células muertas y otros desechos.

Como resultado, es común sufrir de puntos negros, acné, manchas y otras afecciones cutáneas que afectan a nivel estético.

Por suerte, con la aplicación de algunos cuidados y remedios naturales, es posible reducir el tamaño de los poros para tener una piel más limpia y saludable.

A continuación vamos a compartir algunas soluciones caseras que se pueden incorporar con frecuencia en la rutina de belleza. ¡No te las pierdas!

1. Mascarilla con clara de huevo

Mascarilla para el rostro

La clara de huevo ayuda a reforzar y tonificar la piel, lo que contrae los poros dilatados. Sus propiedades también regulan los aceites naturales de la piel, sin causar sequedad o alguna alteración.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 2 cucharadas de harina de avena (20 g)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Bate la clara de huevo y mézclala con la harina de avena y el jugo de limón.
  • Tras obtener una pasta homogénea, extiéndela por todo el rostro y déjala durante 30 minutos o hasta que se seque.
  • Aclara con agua fría y repite su uso dos veces por semana para mantener el rostro suave y hermoso.

Ver también: 3 mascarillas naturales para atenuar las arrugas profundas

2. Mascarilla de pepino

El jugo de pepino se ha utilizado desde la antigüedad para diversos tratamientos en la piel. Su alto contenido de agua ayuda a limpiarla en profundidad, mientras que sus agentes antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro.

Además, actúa como un tónico natural y ayuda a disminuir los poros dilatados y los molestos puntos negros.

Ingredientes

  • ½ taza de jugo de pepino (125 ml)
  • 2 cucharadas de harina de maíz (20 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el jugo de pepino con la harina de maíz y asegúrate de formar una pasta espesa.
  • Aplica el producto por todo el rostro, déjalo actuar durante 15 minutos y enjuaga.
  • Úsala 2 o 3 veces por semana, según lo consideres necesario.

3. Loción de tomate

Tomates

El jugo de tomate se puede aplicar sobre el rostro como una loción natural para limpiar los poros y contraerlos.

Sus antioxidantes inhiben la acción de los radicales libres y gracias a su alto contenido de potasio y ácido, es bueno para atenuar las manchas.

Ingredientes

  • 1 tomate maduro
  • 1 cucharadita de vinagre (5 ml)
  • 4 cucharadas de agua (40 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Extrae el zumo de tomate y mézclalo con el vinagre y el agua hasta obtener una loción homogénea.
  • Extiende el producto por todo el rostro con la ayuda con un algodón.
  • Aplícalo mínimo tres veces a la semana para buenos resultados.

4. Mascarilla de miel de abejas

La miel de abeja es ampliamente conocida por todos sus beneficios medicinales. En el caso de la piel, es ideal para combatir hasta las formas más graves de acné y otras imperfecciones que afectan la belleza.

Tiene propiedades antimicrobianas y antibacterianas que combaten aquellos microorganismos que generan infecciones cutáneas.

Además, puede ayudar a cerrar los poros dilatados para evitar los puntos negros, y regular la producción de sebo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • 1 cucharadita de avena (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una mezcla con los dos ingredientes hasta obtener una pasta.
  • Aplícala con suaves masajes por todo el rostro, en especial en la llamada zona T.
  • Repite su aplicación dos veces a la semana.

Te recomendamos leer: 7 usos poco conocidos de la miel de abeja

5. Mascarilla de yogur

Yogur

El ácido láctico del yogur ayuda a regular el pH natural de la piel para reducir el exceso de grasa que obstruye los poros.

Combinado con un poco de sal puede hacer un exfoliante natural para limpiar el rostro, remover las células muertas y cerrar los poros.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una mezcla con los dos ingredientes hasta obtener una pasta.
  • Extiende el producto con suaves masajes circulares y déjalo actuar 5 minutos.
  • Aclara con agua templada.
  • Úsalo una o dos veces a la semana.

Si estás tratando de sellar tus poros para lucir una piel más limpia y renovada no dudes en probar cualquiera de estos remedios naturales.

Aunque sus resultados no son inmediatos, con su aplicación regular podrás notar cambios visibles en la piel.

 

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar