5 sorprendentes cosas que pasan en tu cuerpo cuando te enamoras

Cuando se está enamorado experimentamos una serie de cambios de conducta y sensaciones características, las cuales obedecen a un aumento de la adrenalina.

Nadie puede negar que cuando te enamoras todo cambia. De hecho, hay personas que se pasan la vida buscando encontrar el amor una y otra vez porque desean experimentar esas emociones tanto como les sea posible.

Pero, ¿a qué se debe esto? Justo de ese tema hablaremos a continuación. Descubrirás que el amor tiene más que ver con la química de tu cerebro y menos con el corazón propiamente dicho.

1. Tus niveles de adrenalina aumentan considerablemente

Tus niveles de adrenalina aumentan considerablemente

¿Te has dado cuenta que cuando te enamoras sientes ansiedad y que tu corazón late sin control cuando ves o estás con esa persona especial? Pues, todo eso se debe a la adrenalina.

Sí, esa misma sustancia que te hace practicar deportes extremos o que te pone en movimiento cuando el cuerpo detecta que estás en riesgo. Sin duda, enamorarse es menos riesgoso que salir en moto a toda velocidad.

Aunque los niveles de adrenalina se elevan un poco, es poco probable que termines con algún problema grave. Tan solo vigila tu comportamiento y analiza si no estás terminando tus relaciones solo para sentir de nuevo la adrenalina en tu cuerpo.

Esto último es poco sano y deberías evitarlo tanto como te sea posible. Es normal que luego de unos meses, las sensaciones se calmen y todo tome una relativa normalidad.

Lee también: Filofobia: el miedo a enamorarse

2. Serás más capaz de lidiar con el estrés

¿Tienes una vida muy ocupada y estresante? Entonces, te encantará saber que cuando te enamoras tu cuerpo también libera cortisol. Este químico mejora tu reacción contra el estrés, y seguro que ya lo has experimentado.

El síntoma más claro es que de pronto te encuentras sonriendo cuando antes estarías furiosa, paralizada o a punto de llorar. Esto no se debe a que tu pareja sea un caballero que llegó para salvarte, sino que tu cuerpo está ligeramente anestesiado.

Si llevas mucho tiempo lidiando con períodos de estrés o trastornos psicológicos que te hacen sentir triste ocasionalmente, es importante que no dejes de tomar tus medicamentos. Aunque te sientas mucho mejor, la realidad es que se trata de una sensación pasajera y disminuirá gradualmente.

3. Te sentirás muy sexy y más dispuesta para el sexo

Te sentirás muy sexy y más dispuesta para el sexo

Aunque el deseo sexual puede aparecer en cualquier momento, cuando te enamoras la dopamina liberada despierta esa intensidad.

Esto también te ayudará a ser más segura contigo, con tu cuerpo y con tu físico. Por este motivo, este es un buen momento para hacer cambios que te ayuden a lucir mejor y más guapa.

Algo que debes tomar en cuenta es que este deseo de aventura y sensualidad no es eterno. Muchas parejas se concentran solo en el sexo y luego terminan cuando la euforia pasa.

Es importante que entiendas estos cambios y que trabajen la relación en aspectos menos intensos, pero más duraderos como:

  • Hábitos en común.
  • Comunicación honesta.
  • Creación de momentos especiales.

De esta forma, cuando la dopamina disminuya seguirán teniendo cosas que los mantengan juntos si es lo que desean.

También es importante que la disposición para el sexo no te haga perder el control. Es decir, siempre mantén relaciones sexuales seguras y no te pongas en riesgo.

Visita este artículo: 4 situaciones que deben vivir en pareja antes de casarse

4. El miedo deja de ser un problema

Un efecto secundario de la adrenalina liberada cuando te enamoras es que te atreves a hacer cosas que te parecían impensables. Simplemente ahora te sientes más preparada y dispuesta a experimentar cosas con esa persona.

Este es un buen momento para crear recuerdos especiales con tu nueva, así como para que salgas de aquello que te tiene incómodo. Tan solo ten mucho cuidado de no tomar decisiones demasiado graves sin analizarlas antes. Está bien que te decidas a hacer ese viaje en globo que tanto deseabas, pero tómate con calma la decisión de tatuarte el nombre de tu nueva pareja.

Contrario a lo que se puede pensar, los miedos no son del todo negativos. La función del miedo es ayudarte a detectar situaciones potencialmente de riesgo. Claro que a veces puede aparecer sin sentido, pero también hay miedos fundamentados y debes aprender a notar la diferencia.

5. Sentirás malestar cuando estés lejos de tu nueva pareja

Sentirás malestar cuando estés lejos de tu nueva pareja

Ya que se genera una especie de adicción a estar con tu pareja, es normal sentir incomodidad o inseguridad cuando están lejos. Este efecto es el que te mantiene despierta durante la noche pensando en esa persona especial y lo que puede ocasionar celos incontrolables.

¿Has notado estos problemas? En ese caso, date tiempo para analizar lo que está ocurriendo y trabajar en ello. Recuerda que el amor debería hacerte sentir bien y no preocupado.

Este efecto es muy raro porque por un lado te sentirás más sexy y capaz de hacer lo que sea. Por otra parte, también querrás mantener el contacto todo el tiempo con esa persona.

¿Y bien? ¿Te has dado cuenta de que experimentas estas situaciones cuando te enamoras?

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar