5 técnicas para aliviar el dolor de parto

Es inevitable experimentar dolor en el parto. Sin embargo, antes que sea la hora de dar a luz, la madre puede practicar algunas técnicas de relajación para que los síntomas sean más llevaderos.

Uno de los mayores temores de todas las mujeres embarazadas, especialmente de las madres primerizas, son los dolores de parto. Aunque es cierto que la sensación es subjetiva y varía de una mujer a otra, en general se caracteriza por un dolor intenso con cada contracción. Aplicar técnicas para aliviar el dolor de parto es muy producente.

Por suerte, hay varios métodos que favorecen el alivio de este síntoma, no solo proporcionando más sensación de tranquilidad, sino preparando el cuerpo para cuando sea la hora de dar a luz. ¿Te interesa saber esas técnicas para aliviar el dolor de parto? A continuación les queremos dedicar un espacio especial.

Pero antes de entrar en detalle de cada una, queremos aclarar cuál es la función que desempeñan y por qué resultan tan beneficiosas para afrontar el nacimiento del bebé de una manera más positiva. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo funcionan las técnicas para aliviar el dolor de parto?

Cuando llega la hora de dar a luz se producen las temidas contracciones. En este proceso la parte superior del útero se contrae y la inferior se estira y relaja con el objetivo de facilitar el desplazamiento del bebé a través del canal del parto.

Mujer embarazada ejercitándose.

Debido al dolor que se produce, la mujer suele tensar y contraer todo su cuerpo cada vez que tiene una contracción. Si bien es una respuesta natural del organismo, la tensión resulta agotadora y puede prolongar el nacimiento al reducir la eficacia de las contracciones.

Por este motivo, desde hace muchos años se incorporan algunas técnicas de relajación en el trabajo de parto. Su objetivo principal es que, mientras el útero sufre las contracciones, la futura mamá libere de tensión el resto del cuerpo y controle su ansiedad.

A pesar que aún no hay una base científica que constate que estos métodos pueden disminuir el dolor, sus efectos relajantes son beneficiosos. Sin embargo, es importante practicarlas desde un poco antes del “gran día” para que tengan un mejor efecto.

Las mejores técnicas para aliviar el dolor de parto

1. Acompañamiento durante el parto

Las madres que eligen una persona de confianza para que las acompañen en el trabajo de parto sienten más sensación de bienestar y relajación. De hecho, esa compañía minimiza la necesidad de intervenciones como las cesáreas o el uso de anestesia epidural.

2. Libertad de movimientos

Una de las técnicas para aliviar el dolor de parto es tener la libertad para hacer diferentes posturas y movimientos mientras se llega el momento. Estar tumbadas en la cama no siempre es lo más adecuado para minimizar la tensión. Inclusive, estar en una misma postura mirando la pared o el techo puede ser más estresante.

Mujer embarazada caminando.

Por eso, durante las contracciones en la primera fase del parto es adecuado caminar o hacer algún tipo de movimiento. Al hacer este tipo de actividades aumenta la liberación de endorfinas y se promueve el bienestar. Además, actividades como el balanceo pélvico favorecen la apertura del cuello uterino y el paso del bebé.

Te recomendamos leer: Las mejores poses de yoga para el dolor de espalda

3. Ejercicios de respiración

En muchas de las clases de preparación para el parto se incluyen ejercicios de respiración. Este tipo de técnicas permite mitigar el dolor de las contracciones en la fase de dilatación activa. Además, ayuda a la madre a centrarse en mantener un ritmo y escuchar su cuerpo.

Entre otras cosas, una respiración pausada y profunda reduce de manera significativa la tensión muscular y proporciona tranquilidad. Por eso, desde que inicia hasta que finaliza el proceso de parto es bueno practicarla.

4. Escuchar música

Gracias a sus efectos terapéuticos, escuchar música puede servir como una de las técnicas para aliviar el dolor de parto. Elegir melodías relajantes, por ejemplo para acompañar la respiración, libera las tensiones y miedos propios de este proceso.

Con las melodías suaves se reduce la percepción del dolor y se mitiga el estrés que producen las contracciones. Si el parto es en el hospital, sería bueno que el acompañante lleve algunas canciones preparadas para que la madre se relaje antes de dar a luz.

5. Bañera con agua caliente

El parto en el agua es uno de los métodos más conocidos para paliar los dolores de este proceso. El contacto del cuerpo con agua caliente produce una fuerte sensación de relajación sobre los músculos y articulaciones, reduciendo las dolencias.

Cómo es el parto en el agua.

Asimismo, disminuye la segregación de adrenalina y favorece el reblandecimiento del cuello uterino. Por eso, cada vez más hospitales adaptan cuartos con bañeras para quienes quieran tener este tipo de experiencias. Además, la madre puede elegir si da a luz en el agua o no.

Debes leer: ¿Qué es la terapia bioenergética?

En resumen

Aunque no hay un método que elimine al 100% los dolores de parto, la práctica de estas sencillas técnicas puede paliar los síntomas para que el momento no sea tan traumático. El apoyo constante de la pareja o un familiar, así como la respiración y los masajes pueden hacer más llevaderas esas sensaciones.