5 técnicas para dormir mejor

Las técnicas para dormir mejor te ayudan a aprovechar y a disfrutar mejor de un sueño reparador. Introducirlas como parte de tu rutina hará que despiertes mucho más animado y descansado

Si sientes que no duermes lo suficiente o que la calidad de tu sueño no es la que debería, tener en cuenta las técnicas para dormir mejor que a continuación expondremos te serán de gran ayuda. A veces, nos olvidamos que una correcta higiene del sueño tiene un impacto importante en nuestra vida diaria.

En el momento en el que no dormimos adecuadamente, nuestra productividad baja, nos encontramos más irascibles y no nos concentramos tanto como otros días. En definitiva, dormir mal hace que estemos más dispersos y que no disfrutemos verdaderamente del día.

Técnicas para dormir mejor sin esfuerzo

Hoy no solo vamos a descubrir algunas técnicas para dormir mejor, sino que vamos a darnos cuenta de que podemos introducirlas sin esfuerzo alguno como parte de nuestra rutina. Estar cansados o con poco tiempo no supondrá un problema para empezar a ponerlas en práctica.

1. Cena, al menos, 2 horas antes de irte a dormir

despertarse de madrugada

Parece una tontería y, muchas veces, solemos irnos a la cama recién cenados. No obstante, esto no es saludable para nuestra higiene del sueño. ¿Cuántas veces hemos ido a la cama con el estómago lleno y hemos estado dando vueltas sin poder conciliar el sueño?

Esta situación nos hace sentir incómodos, aumenta nuestro estrés y ansiedad (sobre todo si nos tenemos que levantar temprano) y evita que descansemos de manera adecuada. El resultado es que no dormimos bien y que nos levantamos cansados y de muy mal humor.

La clave se encuentra en cenar al menos dos horas antes de irnos a la cama. Si, además, somos personas que tendemos a tener digestiones pesadas, es importante que no cenemos de forma copiosa. Una sopa, una pechuga con verduras o una crema ligera serán suficientes.

Ver también: 10 alimentos que te ayudan a dormir mejor

2. Intenta dormir siempre a la misma hora

Otra de las técnicas para dormir mejor es irnos a la cama siempre a la misma hora. Puede que algún día nos veamos obligados a ir más tarde. No obstante, por lo general, intentemos que sean minutos los que marquen la diferencia en nuestro momento de ir a dormir y no las horas.

El motivo está en que las personas nos regimos por los hábitos. Así, si acostumbramos al cuerpo a dormir a una hora específica, este se preparará de manera adecuada para descansar como necesita.

De esta forma, aprovecharemos mejor las horas de sueño y tendremos una rutina para acostarnos y levantarnos muy saludable.

3. Cuida lo que haces antes de dormir

Dormir.

¿Qué solemos hacer antes de dormir? Quizás ver la televisión o leer un libro. Estas actividades, aunque en ocasiones nos den sueño, hacen que nuestro cuerpo se mantenga despierto. Así, este no se prepara adecuadamente para dormir.

Antes de irnos a la cama sería importante pasar tiempo en silencio, quizás organizando la ropa para mañana, encendiendo unas velas, tomando un baño relajante o meditando. Es un momento que deberíamos dedicar a nuestra tranquilidad para así hacer que el cuerpo se vaya preparando para descansar plácidamente.

4. El ejercicio favorece un mejor descanso

Otra de las técnicas para dormir mejor consiste en realizar algo de ejercicio antes de cenar o, incluso, después de la cena. Aunque muchas personas hagan ejercicio por la mañana porque les sienta mejor, un paseo antes o después de cenar será muy beneficioso. No solo favorecerá la digestión, sino que agotará un poco al cuerpo para que luego se relaje y descanse mejor.

El hecho de caminar un poco rápido para que el cuerpo se active, sumado a la tranquilidad de la noche, el sonido de los grillos si vivimos en el campo y el silencio y la tranquilidad que se respiran durante estas horas, será muy placentero. Pero, sobre todo, ayudará al cuerpo a prepararse para dormir.

Te recomendamos leer: ¿Dormir mal incrementa el riesgo de padecer alzhéimer?

5. Atiende a tus ciclos de sueño

Consecuencias de no dormir bien

¿Por qué algunas veces durmiendo lo mismo te levantas más cansado? Quizás, no estás atendiendo a tus ciclos de sueño. Hay diversas aplicaciones para el móvil que puedes utilizar buscando “ciclos de sueño” y que calcularán la hora a la que te vas a la cama y a la que puedes levantarte.

Lo ideal es dormir hasta 5 ciclos completos, no obstante, quizás a ti te resulte mejor dormir cuatro. Lo importante es no despertarse en medio de un ciclo porque, si no, la sensación de cansancio al despertar y de que no se ha dormido lo suficiente se manifestará sin poder evitarlo.

Cada ciclo de sueño dura como mínimo unos 90 minutos. Si completamos un ciclo y nos despertamos justo cuando termina, incluso notaremos que no tenemos grandes dificultades para levantarnos.

Esto nos resultará de gran ayuda si somos de los que se nos “pegan las sábanas”.

¿Cuáles de estas técnicas para dormir mejor has puesto ya en práctica? ¿Hay alguna que te haya servido mejor que otra? Te animamos a que si no duermes de la manera en la que deseas, empieces hoy mismo a poner en práctica estas técnicas para dormir mejor.

Seguro que tu descanso lo agradecerá.