5 tipos de ropa interior que te ayudan a mejorar tu salud - Mejor con Salud

5 tipos de ropa interior que te ayudan a mejorar tu salud

Elegir una talla adecuada de ropa interior es fundamental no solo para estar más cómodas, sino también para evitar problemas de salud que pueden derivarse de usar prendas demasiado ajustadas

Se sabe poco sobre su preciso origen. De hecho, se han encontrado pruebas de que, entre las culturas antiguas, ya se usaba la ropa interior.

Un caso importante fue el hallazgo de las primeras prendas interiores.

En el año 1922, en la tumba del faraón egipcio Tutankamón, perteneciente al siglo XIV a. C., se encontraron pañales de lino que se colocaban bajo la túnica.

Sin embargo, este tipo de indumentaria solo se le permitía a algunos hombres o mujeres que disfrutaban de cierto favor ante la corte.

No obstante, la ropa interior ha evolucionado a lo largo del tiempo en función de la economía, la industria y la tecnología.

Además, se ha ido adaptando a las necesidades y comodidad de acuerdo al género y área del cuerpo.

Funciones de la ropa interior

Comodidad e higiene

Comodidad e higiene

Básicamente estas prendas se utilizan para contener sudor y otras secreciones corporales y así prevenir su contacto con la ropa de uso externo.

  • Entre ellas encontramos las pantaletas, calzoncillos, calcetines o camisetas.

Lee también: 8 hábitos de higiene mental que puedes practicar cada día

Soporte

Este tipo de prendas integran un sistema de estructuras, ya sean metálicas o con fibras textiles, para permitir el soporte de distintas partes del cuerpo, tanto femenino como masculino, que así lo requieran.

  • Ese es el caso de los sostenes (masculinos y femeninos) y de calzoncillos suspensorios para caballeros.

Estético

Estético

Gracias al avance tecnológico, gran cantidad de materiales, colores y diseños se han incorporado a la industria de la moda, incluyendo la ropa interior y la lencería.

Estos avances han servido para diseñar ropa que modele y corrija la figura, incluso como arma de seducción en el juego de la fantasía sexual y erótica.

¿Qué tipo de prendas debo elegir?

La elección de ropa interior adecuada dependerá de factores como el estilo, material y de las circunstancias en que las estemos usando o planeando usarlas.

1. Prendas de algodón

Prendas de algodón

Una de las mejores opciones son los tejidos de algodón. Este es un material suave, liviano, natural e hipoalergénico (es decir, previene irritaciones en la piel delicada).

También protege de la humedad gracias a sus propiedades absorbentes y respirables. Así, reduce el riesgo de la aparición de bacterias, hongos e infecciones.

Además, goza de una mayor duración ante los efectos de lavado y ayuda a mantener el equilibrio del pH en la piel.

2. Talla exacta

Conocer el tamaño exacto de la ropa íntima puede librarnos de múltiples complicaciones.

En el caso del sujetador, es importante saber de manera precisa la talla, el contorno y forma de la copa. De lo contrario, podrían presentarse dolores de hombros, pecho, cuello y espalda.

Además, proporciona sujeción necesaria para prevenir la caída del pecho de manera prematura.

En el caso de las pantaletas, de ser demasiado ajustadas, pueden afectar la salud.

  • Si estas ejercen presión sobre el estómago, existe la posibilidad de provocar acidez y reflujo hacia el esófago.
  • Asimismo, si las prendas están muy ajustadas debajo de la cadera, pueden disminuir la circulación de la sangre provocando entumecimiento, irritación y hormigueo.

3. Para hacer ejercicio intenso

Para hacer ejercicio intenso

A la hora de realizar actividad física nuestro cuerpo secreta sudor. Si las pantaletas son de seda o encajes, la humedad quedará atrapada y esto podría dar lugar a alguna infección vaginal.

  • Se puede utilizar ropa de algodón para tales fines. No obstante, los materiales absorbentes recomendados son las microfribras, el poliéster o el nailon.

Por otra parte, independientemente del material, se recomienda cambiar inmediatamente de prenda después del entrenamiento.

Esta sugerencia va en función de evitar la humedad de la zona íntima y reducir la probabilidad de contraer alguna infección.

4. Evita las tangas

Las tangas y brasileñas deben usarse lo menos posible, ya que facilitan el movimiento de las bacterias del ano a la vagina. Por eso aumentan el riesgo de padecer alguna infección urinaria.

Te recomendamos leer el siguiente artículo: Consejos para evitar la aparición de hongos vaginales.

5. Durante el embarazo y la lactancia

Durante el embarazo y la lactancia

Debido a los cambios producto de la gestación, las mamas pueden presentar dolor y aumento en su tamaño.

  • Por esta razón se recomienda el uso de sujetadores con tirantes anchos que permitan la distribución uniforme del peso.
  • Por otra parte, estos no deben tener costuras en la zona del pezón, para evitar la fricción y rozaduras.

Como ves, es muy importante conocer los materiales y los tipos de prenda que debemos usar día con día para mantener una buena salud.

De esta forma podremos evitar males e infecciones indeseadas.