5 tipos de hombres con los que es mejor no tener relaciones

El sueño de tener una pareja puede llevar a las mujeres a quedarse con el equivocado. Realmente existen los tipos de hombres con los que es mejor no tener relaciones y, alejarse en la primera cita, es la orden.

Para tener relaciones casuales, a veces, alcanza con un hombre que cumpla solo algunas consignas. Pero cuando se trata de formar una pareja estable hay que saber diferenciar qué tipos de hombres son los que convienen. Por supuesto que esto depende de las expectativas de cada mujer y de lo que necesitan para ser felices. Pero hay algunos que, realmente, no son los ideales para ninguna.

Cada mujer, seguramente, tiene sus preferencias con respecto al compañero que quiere a su lado. En la generalidad, lo que ellas quieren es un tipo que las complemente. Alguien con quién reírse, salir y tener proyectos en común. Suena muy lindo y fácil de conseguir, pero hay cientos de factores emocionales que influyen, y mucho.

Cuando hay una primera cita ya es posible identificar algunas características que indican a las claras la personalidad de ese hombre. En otros casos, lleva un poco más de tiempo descubrirlas, pero antes o después lo importante es alejarse. No perder más tiempo esperando un cambio porque de seguro no lo habrá, la esencia no se modifica.

5 tipos de hombres para huir

1) Los eternos mantenidos

Tipos egocéntricos de hombres.

Son los que siempre tienen una excusa para no aportar económicamente en ninguna circunstancia. Todas sus conversaciones están basadas en grandes planes a futuro. Pero jamás concretan ninguno y por lo tanto sus ingresos son “0”. Las excusas son su rutina y todo el tiempo se sienten víctimas de otros que supieron valorarlo. En definitiva, lo que hacen es vivir cómodamente de sus mujeres sin ningún esfuerzo por tener algo propio.

Lee también: ¿Qué piensan los hombres cuando hacen el amor?

2) Los machos egocéntricos

A veces, las inteligentes abuelas hacen referencia a que ya no existen machos como los de antes. Pero están aquellos que quieren sentirse como tales y realmente son tipos de hombres que no las harán muy felices. Algunas conductas pueden parecer atractivas o sirven como anécdota para reír con amigas. Ahora, cuando se hacen hábitos las mujeres pueden llegar a pasarla terriblemente mal. 

Ellos son los que deciden dónde, cuándo y qué hacer, piden la comida, pagan y las llevan a casa. Están atentos a cada detalle y no lo hacen por caballeros sino para tener el control de cada paso. Cuando intentan una conversación seguramente terminan hablando de él. Si lo desvían por unos segundos sus gestos pueden cambiar y volverán rápidamente la atención hacia sí mismo.

3) Los niños de su mami

Problemas con la suegra.

Estos son los tipos de hombres que ponen nerviosas a todas las mujeres y, sobre todo, si son independientes. Pueden ser muy guapos, con grandes carreras profesionales, pero emocionalmente dependen de la mamá. Aún no han cortado el cordón umbilical a pesar de atravesar la tercera década de edad.

Viven con ellas, aman su comida y llevan puesta la ropa que ella les plancha y elige para cada ocasión. Piden su consejo para cada aspecto de su vida y, si de parejas se trata, primero debe tener su aprobación. Estos hombres no pueden hacer nada por sí solos, tienen dependencia absoluta.

Si le caen bien a la suegra él seguirá la relación, de lo contrario habrá muchos obstáculos en el camino. Pero si aceptan este tipo de hombres a su lado seguramente se convertirán en sus segundas madres. Algo bastante aburrido, por cierto.

4) Los autoritarios

Ellos se expresan y caminan por la vida convencidos de que tienen toda la autoridad. Sus mujeres son parte de sus logros y deben respetar sus decisiones y deseos como esclavas. Sus convicciones son inamovibles y no toleran que nadie piense diferente a él. Por lo tanto, tienden a desvalorizar al resto sin preocuparse si lastiman con sus gestos. Directamente no entienden ni quieren saber lo que su mujer siente o desea.

Algunos pueden caer, incluso, en la agresión psicológica o física. Por lo que no vale la pena perder más de una cita con ellos.

Visita este artículo: Padres tóxicos: descubre si eres uno de ellos

5) Los galanes mujeriegos

Hombres mujeriegos.

 

Se creen los más guapos e irresistibles frente al sexo femenino. Por una cuestión de ego no logran mantener un compromiso con la fidelidad. Necesitan demostrarse a sí mismos que siempre pueden ganarle una mujer al resto de los hombres. Algunos, hasta llevan el número de personas con las que tuvieron relaciones para alimentar su autoestima. Pero claro está que no se trata de relaciones abiertas porque ellos pueden salir con todas, pero sus mujeres solo son para ellos.

Son fáciles de detectar y si quieren tener un futuro tranquilo y feliz, hay que dejarlos pasar.