5 tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

La mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmos según la zona que se estimule. Vamos a conocer algunos de ellos.

La sexualidad femenina es un poco más compleja que la de los hombres, tal vez mucho más de lo que algunos piensan. Una mujer, por lo general, necesita de mucha estimulación para excitarse y alcanzar orgasmos.

Al ser tan complejo, es necesario conocer más acerca de cómo se puede obtener placer. Así, muchas parejas deciden experimentar con juegos sexuales y también con formas de exploración individual que permiten conocerse mejor y conseguir una experiencia altamente satisfactoria.

Se ha observado que las mujeres pueden llegar a sentir diferentes tipos de orgasmos al estimular ciertas partes de su cuerpo. A continuación te comentamos cuáles son algunos de los tipos de orgasmo que una mujer puede alcanzar.

1. El orgasmo en el clítoris

Esta es la parte sexual más conocida en la mujer y, por ende, el punto donde se puede alcanzar más fácilmente un orgasmo. Su fácil acceso permite que pueda ser acariciado y estimulado sin muchas dificultades.

Tanto en la intimidad individual como en compañía, la masturbación es lo que brinda la magia. ¡Anímate a guiar a tu pareja y descubre más acerca de este punto de tu cuerpo!

2. El orgasmo vaginal

El orgasmo vaginal.

A diferencia del anterior, este es uno de los tipos de orgasmos más difíciles de alcanzar, puesto que, la mera penetración no estimula lo suficiente el famoso punto G.

Para conseguir este orgasmo es preciso empeño y mucha estimulación. A pesar de su complejidad, te recomendamos no dejarlo de lado ya que puede ser extremadamente satisfactorio.

Para lograrlo, una buena comunicación es importante. Ya que existen diferentes posiciones que pueden lograr estimular esa parte: de pie, de rodillas, sentados, desde atrás, de lado… hasta que encuentren la posición perfecta donde se sienta el mayor placer posible.

En algunos casos, las mujeres llegan a este tipo de orgasmo cuando están sobre su pareja puesto que pueden controlar el movimiento, aunque también pueden lograrlo estando debajo, si la pareja consigue alcanzar el cuello del útero.

3. El orgasmo mixto

Fingir placer.

Es uno de los orgasmos femeninos más intensos. Ocurre cuando se logra combinar el placer vaginal con el del clítoris por lo que también es conocido como un orgasmo ‘total’. La satisfacción proviene del hecho de que la mujer se siente ‘estremecida’ por completo.

Son muchas las mujeres que no saben que, además del nombrado punto G, el clítoris tiene ramificaciones alrededor de la vulva y dentro de la vagina, por lo que se pueden estimular ambos al mismo tiempo. Este puede ser conseguido cuando se estimulan las dos zonas simultáneamente.

Lee también: 7 cosas que nunca debes hacerle a tu vagina

Y como no se obtiene de buenas a primeras, puede ser necesario hacer varias pruebas y un análisis básico del cuerpo. Prueba con posiciones en las que tú estés arriba y alterna distintos tipos de movimientos hasta encontrar el que más te guste.

4. El orgasmo tabú

El orgasmo tabú viene a ser el orgasmo anal. El ano posee, como el clítoris, terminaciones nerviosas muy sensibles que llevan al placer con un mínimo esfuerzo, delicadeza y, sobre todo, buena comunicación con la pareja.

El estímulo puede ser con los dedos, la boca y, obviamente, el pene. Para facilitar la penetración en esta área, puedes hacer uso de un poco de lubricante y algunos juguetes eróticos para ayudar a dilatar la zona. Por supuesto, la higiene es algo fundamental.

5. Ejercicios en el gimnasio te pueden llevar al clímax

Deporte y orgasmos.

Según un nuevo estudio, las mujeres no precisan de un hombre, de vibradores o siquiera de un estímulo sexual directo para alcanzar el orgasmo. El fenómeno del placer sexual femenino puede ser inducido por el ejercicio.

Si eres una mujer que realiza ejercicio de forma regular o simplemente o has subido laderas con mucha inclinación, quizá hayas sentido una especie de cosquilleo. Si es así, entonces, has experimentado este placer sexual causado por el ejercicio físico.

Eso sí, este tipo de orgasmos no te provocará ni la mitad de las sensaciones que se sienten con los anteriores. Hay mujeres que han desarrollado esta forma de sentir placer haciéndola cada vez más placentera e intensa: abdominales, bicicleta, aeróbicos o correr. No pierdes nada con intentarlo.

Orgasmos, el gran reto de las mujeres

Llegar al orgasmo puede no ser la cosa más simple del mundo para muchas mujeres, principalmente si falta conocimiento del propio cuerpo, pero tampoco es imposible. Con un poco de práctica, se puede llegar a alcanzarlos todos.

Te puede interesar: Masters of Sex: descubre la historia de los primeros científicos que estudiaron el orgasmo femenino

Debes saber que puedes llegar a tener no solo un orgasmo, sino varios, de diversos tipos (o todos) y en un mismo encuentro. Solo debes liberarte un poco y dejar los complejos de lado para que descubras la forma que más te satisface.

Lo mejor de todo es que no es una obligación estar en pareja, por lo que las mujeres solteras pueden disfrutar igualmente del placer de los orgasmos aquí presentados.