5 tips caseros para evitar que la ropa destiña al lavarla

Además de lavar la ropa delicada aparte, o aquella cuyos colores puedan transferirse a otras prendas, para evitarlo también podemos incluir estos consejos y así evitar que destiña

Uno de los problemas más comunes con la ropa, en especial con aquella cuyos colores son oscuros, es que, al ser fabricadas con procesos de baja calidad, tienden a desteñir durante el lavado.

Esto no solo va deteriorando los tejidos lavado tras lavado, sino que, además, suele ocasionar manchas en las demás prendas que se introducen en el lavado.

Debido a esto, antes que probar cualquier otro consejo, es primordial identificar cuál es esa ropa y qué dicen sus indicaciones de lavado.

Tras separarlas de las demás prendas, puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones para impedir que sigan perdiendo su color original. ¡Toma nota!

1. Sal

Sal

Uno de los trucos más antiguos para evitar que la ropa destiña consiste en remojarla en agua fría con una cantidad abundante de sal.

Este ingrediente natural cuida los tejidos y penetre a profundidad para evitar que el color se caiga con el lavado.

Ingredientes

  • ½ taza de sal (60 g)
  • 2 litros de agua

¿Qué debes hacer?

  • Vierte media taza de sal en dos litros de agua fría y coloca en remojo la prenda.
  • Déjala durante 20 o 30 minutos para que haga efecto.
  • Procura no dejarlas más tiempo, ya que esto podría tener un efecto negativo en los tejidos de la ropa.
  • Para obtener mejores resultados, pon las prendas por el revés antes de ponerlas en remojo.
  • Ten en cuenta que debes lavar cada color por separado.

Lee también: 7 fáciles trucos para blanquear la ropa

2. Ácido bórico

El ácido bórico es una de las sustancias químicas más utilizadas en el hogar, en especial en lo que tiene que ver con el lavado de la ropa.

Muchas amas de casa lo prefieren porque sirve para remover manchas y sustituir otros tipos de detergentes.

Este se puede adquirir en cualquier farmacia o supermercado, en diferentes presentaciones y precios. Procura elegir el de la mejor calidad.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ácido bórico (5 g)
  • 2 litros de agua

¿Qué debes hacer?

  • Antes de la primera lavada, elige las prendas que destiñen y ponlas en remojo en dos litros de agua con una cucharadita de ácido bórico.
  • Procura no pasarte con la cantidad, ya que el ácido bórico en exceso puede ser tóxico en caso de inhalación.
  • Evita combinar varios colores en un solo remojo para no tener efectos desfavorables.
  • Utiliza guantes de látex o nitro para evitar accidentes al manipular los ingredientes.

3. Vinagre blanco

Vinagre blanco

Los usos del vinagre blanco en el hogar son tan variados que casi todas las personas mantienen un frasquito en su despensa.

No solo es útil para la desinfección y control de los malos olores, sino también para el cuidado de las prendas de vestir.

Se utiliza como alternativa para los suavizantes comerciales y, en ocasiones, también es ideal para remover las manchas y quitar el percudido.

En este caso lo aprovechamos como ingrediente secreto para reducir la pérdida de tintas de la ropa más oscura.

Ingredientes

  • 2 tazas de vinagre blanco (500 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte las dos tazas de vinagre blanco en un recipiente y pon la ropa que destiñe durante 15 o 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, lávalas con abundante agua y jabón neutro.

4. Hojas de laurel

Una simple infusión de hojas de laurel permite cuidar los tejidos de la ropa para conservar su color y evitar su deterioro rápido.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de laurel
  • 1 litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Coloca a hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las hojas de laurel y déjalas 15 minutos a fuego bajo.
  • Pasado este tiempo, retíralas y déjalo enfriar.
  • Filtra el líquido e introduce las prendas durante una hora.

5. Cáscaras de huevo

Remedios-caseros-con-cascara-de-huevo

El uso de cáscaras de huevo sobre las prendas de vestir permite conservar su color por más tiempo, y también reduce las manchas ocasionadas por la ropa que destiñe.

Ingredientes

  • 5 cáscaras de huevo
  • 1 litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Añade las cáscaras de huevo en un litro de agua y ponlas a hervir unos 15 minutos a fuego lento.
  • Filtra el líquido, déjalo reposar y sumerge la prenda por una o dos horas.
  • Finaliza enjuagando con agua limpia y el jabón habitual.

Poniendo en práctica todos estos consejos podrás prolongar la vida útil de tus prendas favoritas. Ten en cuenta que sus efectos pueden variar dependiendo del tipo de tela con que estén fabricadas.

Te puede gustar