5 tips para prevenir posibles demencias

Tanto la actividad física como la mental son fundamentales para mantener nuestro cerebro activo y correctamente oxigenado y así evitar posibles problemas. Podemos, por ejemplo, aprender un idioma

Sabemos que no existe un remedio eficaz que nos pueda prevenir al 100% de padecer alguna demencia, como por ejemplo, el Alzheimer. Sin embargo, podemos reducir su incidencia manteniendo un cerebro sano con buenas conexiones neuronales, ahí donde el daño puede ser mucho menor. Te damos sencillas claves que nos van a servir de ayuda.

1. Defendernos de las demencias con una buena dieta

dieta-mediterránea

Hemos de tenerlo en cuenta por una sencilla razón. El mantener una nutrición inadecuada va a originar que nuestro cuerpo, nuestras venas y arterias, se llenen de tóxicos y grasas que dificultan la correcta circulación. La correcta conexión neuronal, por ejemplo. Cuando el cerebro carece de los nutrientes adecuados, pueden empezar a surgir pequeños problemas. No vale la pena arriesgarse… mejora tu alimentación. Como dato a tener en cuenta cabe recordar que los especialistas, nos sugieren que una de las mejores dietas para prevenir demencias, es la mediterránea. Así pues, toma nota de los siguientes aspectos:

  • Incluye muchos vegetales, frutas y cereales que nos ayudarán a proteger las neuronas de sustancias como los radicales libres, sus enemigos naturales. Los antioxidantes van a ser nuestros aliados naturales, de ahí que sea adecuado incrementar nuestro aporte de cítricos, de papayas, mangos, fresas, uvas… serán especialmente básicas todas esas frutas y verduras de tonos oscuros.¡Recuerda!
  • Aumenta tu dieta en pescados azules, ricos en ácidos grasos omega-3. Atún, caballa, salmón sardinas, boquerones, trucha… son una maravillosa fuente de grasas protectoras.
  • Frutos secos ¿te gustan? Entonces disfruta en especial de nueces y  avellanas..
  • Especias como la cúrcuma, se alza como un remedio magnífico para evitar que aparezcan las temidas placas en nuestras neuronas que originan el Alzheimer en el cerebro. Se están realizando muchos estudios al respecto y todos destacan esta gran facultad.
  • Esencial que aumentes tus dosis de vitamina B. Sabes que está presente en todos los vegetales de hojas verdes, pero puedes encontrar también esta vitamina en cápsulas en tiendas naturales y en farmacias.

2. ¿Qué tal si andamos una hora al día?

andar

Estamos seguros de que ya lo haces. Pero para recordártelo basta con comentarte que andar entre media hora y una hora al día a ritmo normal, mejora nuestras funciones cognitivas luchando además frente al declive neuronal. Aportamos una dosis excelente de oxígeno al cerebro, favorecemos la circulación, incrementamos las  endorfinas, fortalecemos nuestro sistema inmunológico…. ¿qué más podemos pedir? Ya lo sabes, sal a andar con alguna amiga o con tu pareja y mejora tu salud, previniendo así posibles demencias.

 3. Esforzarnos en mantener sano nuestro corazón

Corazon-cuidado

Para mantener un corazón sano debemos cuidar varios aspectos. Empezaremos como es normal por tu alimentación. ¿Sueles ser una fanática de la comida industrial, de las harinas refinadas, dulces, sazonados o embutidos? Entonces iremos por camino. Intenta mantener un equilibrio en tu alimentación, cuidando tus niveles de colesterol y tu presión sanguínea. Es esencial.

¿Y qué decir del tabaco? Un enemigo natural de la salud cardíaca y cerebral. Si todavía mantienes esta peligrosa adicción deshazte de ella, no vale la pena.

Otro aspecto esencial es mantener a raya tus niveles de estrés. ¿Te preocupas mucho por las cosas? ¿Tienes poco tiempo para ti misma y para descansar? ¿Llegas a casa con mucho estrés y no logras “desconectar”? ¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Sueles padecer pequeñas taquicardias? Todo esto son pequeñas señales de aviso que hemos de tener en cuenta. Recuerda, mantén controlado tu estrés y mantendrás así una buena salud cerebral para evitar demencias.

4. Un poco de ejercicio mental

estilo-de-vida-activo-para-el-cerebro

Un cerebro activo es un cerebro protegido. A nuevos aprendizajes diarios mayores uniones neuronales y fortaleza en sus estructuras, mayores estructuras que harán frente a una posible demencia el día de mañana. Hay que tenerlo en cuenta. El ejercicio mental reside simplemente en la clara voluntad de aprender algo nuevo cada día y de alimentar nuestra curiosidad, nuestras inquietudes.

No dudes cada día en plantearte algún pequeño reto. ¿Y si empiezas a llevar un diario? ¿Y si te apuntas para aprender un idioma nuevo? A veces nos basta con leer un poco cada día, con jugar una buena partida de ajedrez, hacer un sudoku, pintar, redactar una carta… últimamente en Internet dispones de interesantes aplicaciones con las cuales mejorar nuestras capacidades cognitivas. Aplicaciones que puedes instalar por ejemplo en tu tableta o en tu teléfono móvil. Son didácticas y nos ayudan a realizar ese indispensable ejercicio mental.

5. Alimenta tus relaciones sociales

Relaciones felices

Una buena red social de amigos y familiares, supone alimentar con estímulos, motivaciones, proyectos y sueños nuestra vida diaria. Es alimento para nuestro cerebro, un modo de mantenerlo encendido con emociones continuas, esenciales para luchar contra demencias.

Si nos recluimos y dejamos a un lado nuestra red social, la motivación cae día a día, se pierde la ilusión y las ansias por emprender proyectos. La soledad, y la tristeza son en ocasiones motores que generan muchas enfermedades, un motor que atrofia poco a poco nuestro cerebro.

Piensa en tu cerebro como un músculo indispensable que hay que saber ejercitar. Aliméntalo con proyectos, amistades, ilusiones, apórtale vitaminas internas y externas. Protégete del estrés y aprende cosas nuevas cada día. No solo estarás protegiendo tu salud, sino que estarás disfrutando de la vida.