5 tips sencillos para eliminar los codos ásperos y oscurecidos

8 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
Para evitar la acumulación de piel muerta es imprescindible que antes de aplicar cualquiera de los tratamientos realicemos una exfoliación. Así conseguiremos que penetren mejor y sean más efectivos.

Tener los codos ásperos es algo muy común, puesto que no se le suele prestar atención a esta zona del cuerpo. Ahora bien, cuando la piel no solo se reseca y se siente áspera al tacto, sino que además se oscurece y tiende a molestar en ciertas posturas, como al apoyar es cuando nos preocupamos por ponerle remedio.

Unos codos resecos, ásperos y con un tono más oscuro que el resto de la piel es un problema estético que es necesario remediar cuanto antes. Para ello, se suele recomendar aplicar una buena crema hidratante a diario. Y en algunos casos, se recomienda añadirle a dicha crema, un chorrito de algún aceite, como el de almendras o el de coco, que no solo tienen un aroma agradable, sino que contribuyen significativamente con la hidratación y nutrición de la piel.

5 tips para eliminar los codos ásperos

A continuación te comentaremos otros tips que se suelen proponer generalmente para eliminar los codos ásperos en poco tiempo.

Nota importante: en caso de que tengas una piel sensible o alguna condición de la piel, será indispensable que consultes con tu dermatólogo antes de recurrir a cualquier remedio casero. De lo contrario, podrías exponerte innecesariamente a sufrir algún tipo de reacción adversa.

1er tip para eliminar los codos ásperos: exfoliación con azúcar y aceite de oliva

En algunos casos puede que una buena exfoliación ayude a reducir la aspereza de los codos. Para llevarla a cabo puedes guiarte por la siguiente receta que vamos a compartirte.

Ingredientes

  • 3 cucharadas soperas de azúcar (unos 30 g).
  • 5 cucharaditas de aceite de oliva (25 g).

Procedimiento

  • Primero, mezcla los dos ingredientes en un bol.
  • Después, toma un disco de algodón y sumérgelo en la mezcla.
  • Aplícate suavemente el exfoliando sobre la piel durante 5 minutos y enjuaga con agua tibia.

Descubre: Cómo hacer tus propios exfoliantes caseros

2do tip: aplícate crema con regularidad

Después de haber exfoliado con cuidado la piel de los codos, es conveniente aplicarse una buena crema hidratante, varias veces al día. En el momento, la piel absorberá toda la crema y no tendrás esa sensación de «pegoste». A medida que vayas realizando esto a diario, notarás cómo tu piel mejora y tiene un mejor aspecto.

3er tip: masajea tus codos

Untarte un poco de aceite de oliva, almendras, coco o ricino sobre los codos y proceder a masajearlos durante varios minutos a diario, puede ayudarte a eliminar la aspereza y el mal aspecto que hayan podido adquirir por el descuido.

Aceite de coco

4to tip: hazte un tratamiento hidratante con aloe vera y rosa moqueta

El aceite esencial de rosa mosqueta es muy empleado en la cosmética, dado que se considera que ayuda a cuidar la piel, prevenir la resequedad y otros problemas. Y en muchos casos se mezcla con gel de aloe vera, para obtener una fórmula mucho más rica en nutrientes. 

Ingredientes

  • 3 cucharaditas de aloe vera (15 g).
  • 10 gotitas de aceite esencial de rosa mosqueta.

Preparación

  • Primero, pon el aloe vera y la rosa moqueta juntos en un bol y mézclalos bien con ayuda de una cuchara.
  • Una vez consideres que ambos ingredientes están bien integrados, toma un poco de la mezcla y aplícatela sobre los codos.
  • Deja actuar toda la noche y enjuaga al día siguiente con agua tibia y jabón neutro.
  • Aplícate siempre una crema hidratante después de cada tratamiento.
  • Repite este tratamiento unas 3 veces por semana para obtener mejores resultados.

Descubre: 5 beneficios del gel de aloe vera para cuidar tu piel

5to tip: aprovecha el limón para blanquear la piel de los codos

exfoliante de limon

Ingredientes

  • 1 limón.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g).

Preparación

  • Corta un limón por la mitad y añádele el bicarbonato de sodio por encima, con ayuda de una cuchara.
  • Con cuidado, frota el limón con el bicarbonato contra el codo.
  • Repite el procedimiento con la otra mitad del limón, en el otro codo.
  • Deja actuar unos minutos, enjuaga con abundante agua y jabón.
  • Aplícate tu crema hidratante de costumbre o bien, un poco de aceite de coco, oliva o cualquier otro de tu preferencia.
  • Nunca realices este tratamiento durante el día, ya que puedes manchar tu piel. También es importante que te laves bien después de habértelo aplicado, para asegurarte de que no queden rastros de él sobre tu piel.

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Aspectos a tener en cuenta

La mezcla de bicarbonato de sodio y limón es muy abrasiva, por lo que debe utilizarse con mucho cuidado. Los dermatólogos no la recomiendan en absoluto, pero aún así hay quienes se animan a aprovecharla en sus tratamientos nocturnos cuando sienten que tienen los codos demasiado ásperos y ennegrecidos.

Lo más importante es que aprendas a aplicarte crema hidratante con regularidad por toda la piel, para evitar este tipo de problemas. Una vez más, te recordamos que puedes añadirle un chorrito de aceite de almendras o de coco a tu crema para conseguir mejores resultados, además de una suavidad única.