5 tips que te ayudarán a tener una bella figura - Mejor con Salud

5 tips que te ayudarán a tener una bella figura

¿Sabías que una correcta hidratación y respetar las horas de sueño es igual de importante que nuestra dieta a la hora de conseguir una figura esbelta?

A todos nos gusta cuidarnos y tener una figura bonita y esbelta. Si sigues estas recomendaciones te resultará mucho más fácil, así que no pierdas la opción de cuidarte.

Puede ser más sencillo de lo que crees y bastará con seguir estos pasos.

Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que a partir de los 30 años el metabolismo comienza a ralentizarse y lo seguirá haciendo de un modo progresivo en el transcurso de esa década.

Así de sencillo. Simplemente tendrás que empezar a cuidarte y a aprender un poco a cómo hacer las cosas.

En muchas ocasiones es más sencillo de lo que podríamos llegar a pensar pero, al final, nos dejamos arrastrar por los malos hábitos tan poco saludables.

1. Cuida tu alimentación

Controlar la dieta de alimentación

Si no quieres que esto te acabe pasando factura lo mejor será que cuides tu alimentación. Ten en cuenta que, como tu metabolismo comienza a ser más lento, aumentarás kilos con mayor facilidad.

Así pues, debes cuidar tu alimentación y evitar los atracones.

Come más pero menos cantidades. Hay que tener en cuenta que uno de los secretos de una buena alimentación es comer poco, pero de manera constante.

Así evitarás llegar a las comidas principales con mucha hambre. Además, si comes poco y frecuentemente, activarás tu metabolismo.

Además, ten en cuenta que cada alimento tiene unos beneficios específicos, y si logras combinarlos en los horarios acordes, llegarás al éxito en el cuidado de tu salud y figura.

Lee también: Descubre la alimentación ideal para ti según la forma de tu cuerpo

2. Respeta tus horas de sueño

Aunque no lo creas, dormir poco puede llegar a hacer que subamos de peso.

Además de dormir no te olvides de:

  • Practicar ejercicio
  • No hacer comidas copiosas
  • Alejarte de los dispositivos móviles

Date una buena ducha y lee algo antes de ir a la cama, preferiblemente un libro. Verás como te cuesta menos conciliar el sueño.

3. Haz ejercicio

Ejercicio aeróbico

No hace falta matarse en el gimnasio para hacer una cantidad de ejercicio que resulte adecuada y ya útil. Sin ir más lejos, bastará con realizar 30 minutos de ejercicio entre 4 y 6 veces a la semana.

O lo que es lo mismo, hacer ejercicio durante un promedio de una hora y media. Esto será tan efectivo como hacerlo de forma moderada un par de veces a la semana, si lo distribuyes en el tiempo además te cansarás menos.

4. Controla el ritmo de tu metabolismo

Precisamente porque en esta etapa el metabolismo empieza a ralentizarse, hay que apostar por alimentos que nos ayuden a acelerarlo.

Incluye en tu dieta:

  • Ají
  • Brócoli
  • Sopas
  • Alimentos ricos en calcio

5. Hidratación

Beber-agua

Recuerda que una buena hidratación es clave porque, además, te ayudará a saciar el hambre y a bajar de peso, ya que eliminarás retención de sal y líquidos.

Una buena hidratación también ayudará a mejorar tu digestión y a acelerar tu metabolismo. Y es que, como decimos, mientras más activo esté tu metabolismo, todo será mucho más fácil a la hora de mantener la figura.

6. Apuesta por los alimentos ricos en vitamina C

Para tener una bella figura debes incluir en tu dieta alimentos ricos en vitamina C, proteínas y fibras. Son una verdadera fuente de energía ideal para comenzar con fuerza.

No dudes en consumir:

  • Avena
  • Huevo
  • Naranja
  • Kiwi

Por ejemplo antes de la comida principal puedes empezar con una manzana, atún, o algún licuado de fruta. Es una opción nutritiva, sana y saciará la sensación de hambre rápidamente.

Visita este artículo: Síntomas de que tienes deficiencia de vitamina B12

7. Infusiones

Té verde

Incorpora infusiones a tu dieta. En el mercado puedes encontrar una serie de opciones de lo más deliciosas sanas y ricas.

No dudes en comenzar tu día, por ejemplo, con una taza de té verde.

  • Además de aportarte un extra de energía te ayudará a cuidar de tu salud cardíaca, evitará la retención de líquidos y favorecerá la depuración de toxinas.

8. Si te gusta el dulce, elige bien

No todos los dulces son igual de saludables. Así pues, si te gusta el dulce, tendrás que saber elegir cuál tomar. Por ejemplo, si tienes un antojo irrefrenable por la noche, puedes comer un poco de chocolate amargo.

Será una opción mucho más sana que cualquier dulce que contenga azúcar o que esté elaborado de manera industrial.

Eso sí, igualmente tendrás que ser prudente con la porción. Recuerda que todo exceso es malo y en los productos ricos en azúcar todavía más, si cabe.

Sigue estas recomendaciones y lo notarás.