5 tratamientos a base de leche para una piel suave y hermosa

Además de eliminar la apariencia grasienta de la piel la leche también tiene acción astringente, por lo que nos puede ayudar a disminuir el tamaño de los poros

La leche es uno de los alimentos más conocidos en todo el mundo, famosa por ser una de las mayores fuentes de calcio y otros importantes nutrientes.

Además de utilizarla como alimento e ingrediente base para la elaboración de cientos de recetas, muchas personas han optado por darle usos alternativos para todo lo que tiene que ver con la belleza.

En el caso de la piel, ha tenido diversas aplicaciones desde los tiempos más antiguos, siendo uno de los secretos de belleza de las grandes celebridades.

De hecho, sus bondades se han comprobado en tantas oportunidades que hoy en día cientos de compañías de la industria cosmética la utilizan como ingrediente activo para la elaboración de cremas, jabones y muchos otros tratamientos para el cuidado de la piel.

La buena noticia es que no hace falta invertir altas sumas de dinero en los costosos productos que venden en el mercado, ya que este ingrediente también se puede usar en su forma natural para cuidar la piel y mantenerla radiante.

Hoy vamos a compartir 6 buenos tratamientos a base de leche para que aproveches sus increíbles propiedades en tus rutinas.

1. Mascarilla para un rostro radiante

Tratamiento de leche y miel

El ácido láctico de la leche tiene la capacidad de mejorar la textura de la piel al facilitar la eliminación de células muertas e impurezas.

En este caso se combina con los compuestos hidratantes de la miel de abejas para hacer una mascarilla revitalizadora para conseguir un rostro radiante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de leche en polvo (20 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla en un recipiente limpio todos los ingredientes hasta obtener una pasta cremosa.
  • Limpia muy bien la piel de tu rostro y extiende el producto con una capa uniforme.
  • Déjalo actuar durante 20 minutos y enjuágalo con agua tibia.

No olvides leer: Luce una piel radiante con estos 6 peelings naturales

2. Mascarilla contra los poros abiertos

Por su ligera acción astringente, la leche también puede ayudar a disminuir el tamaño de poros para evitar los puntos negros.

En este caso lo mejor es utilizar la agria, que concentra más nutrientes para reducir este problema cutáneo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de leche agria (10 ml)
  • 1 cucharadita de hamamelis (5 g)

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una mascarilla homogénea.
  • Extiende el producto con un ligero masaje por todo el rostro, en especial en la zona T.
  • Déjalo actuar 10 minutos y enjuaga.

3. Exfoliante corporal

Exfoliante de leche

El ácido láctico de la leche es uno de los mejores ingredientes para remover las células muertas que se van acumulando en la piel.

Aunque es más común que los exfoliantes se utilicen para el cuidado del rostro, lo cierto es que es muy saludable aplicarlo en el resto del cuerpo para mantener la piel hermosa.

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • ½ taza de sal (145 g)
  • Agua caliente

¿Cómo prepararlo?

  • Disuelve la sal en el agua caliente de la tina y agrégale las cuatro tazas de leche, asegurándote de disolverlas bien.
  • Sumerge tu cuerpo durante 20 minutos y, para mejores resultados, frótalo con una esponja vegetal.

4. Mascarilla para los rostros grasosos

El exceso de producción de grasa en el rostro es una condición bastante molesta y antiestética para quienes tienen que lidiar con ella.

Por las propiedades refrescantes de la leche y su capacidad para regular el pH natural, esta mascarilla natural puede ser muy útil para reducir esa apariencia grasienta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de harina de maíz (15 g)
  • 6 cucharadas de leche líquida (60 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora los dos ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta formar una pasta espesa.
  • Aplícate el producto con una fina capa y déjalo secar antes de retirarlo.
  • Repítelo unas 3 veces por semana.

5. Mascarilla antiarrugas

Arrugas en los ojos

Para todas las que se preocupan por la aparición de arrugas tempranas deben saber que la leche se puede convertir en su mejor aliada para prevenirlas.

El ácido láctico que contiene está considerado como uno de los mejores ácido alfa hidróxidos que se pueden encontrar, ya que disminuyen los efectos negativos de los radicales libres y no genera irritaciones en la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de crema de leche (40 g)
  • 1 cucharada de agua de rosas (10 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una crema homogénea.
  • Limpia muy bien las zonas del rostro en que la desees aplicar y extiende el producto.
  • Pasados 15 minutos, enjuágalo.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Arrugas en el rostro? Aprende a elaborar pomadas caseras

¡Para tener en cuenta!

La leche aplicada sobre la piel tiene muchos beneficios que se pueden notar con el paso del tiempo, siempre y cuando se aplique con regularidad.

Ninguno de estos tratamientos ofrece resultados inmediatos y es importante tener paciencia para empezar a ver las mejorías.

Te puede gustar