5 tratamientos caseros para calmar la irritación de la depilación

Además de aliviar la inflamación y el enrojecimiento, gracias a las propiedades de sus ingredientes estos tratamientos también nos ayudan a reducir el ardor y la irritación posterior a la depilación

En la actualidad hay una amplia variedad de métodos de depilación que, en cuestión de minutos, nos ayudan a remover el vello no deseado de nuestro cuerpo.

Si bien sus efectos varían en cada persona, a menudo resultan un poco irritantes, causando sensibilidad, inflamación y puntos rojos en la piel.

Estos síntomas pueden permanecer de minutos a horas, en función del tipo de piel, método empleado y, por supuesto, los cuidados posteriores.

Cómo evitar la depilación de la irritación

Porque más vale prevenir que curar, antes de llegar a padecer los citados síntomas, te damos una serie de consejos con los que evitar la irritación de la piel:

  • Exfoliar –eliminar las células muertas– la piel antes de la depilación. 
  • Lavar e hidratar bien la zona previamente. 
  • Abrir los poros antes de la depilación para que el vello salga con más facilidad, para lo cual un baño con agua caliente es más que recomendable. 
  • Hidratar la zona justo después de depilarla. 
  • Elige el producto de depilación adecuado para tu piel, con especial cuidado si tu piel es sensible. Te aconsejamos la depilación con cera, pero siempre con productos de reconocido prestigio, como la gama de bandas de cera fría de Veet para pieles sensibles, con una presentación para cada una de las zonas de nuestro cuerpo que más solemos depilar: la cara, las piernas, las axilas o las ingles. Las bandas de cera fría de Veet para pieles sensibles están especialmente formuladas con aceite de almendras y vitamina E, conocidos por sus beneficios sobre las dermis con mayor sensibilidad. Además de cuidar tu piel durante la depilación y reducir las posibilidades de irritación, ofrecen hasta 28 días de suavidad sin vellos.
Gama de bandas de cera fría de Veet para pieles sensibles
Gama de bandas de cera fría de Veet para pieles sensibles.

En cualquier caso, por si igualmente se de irrita la piel, es bueno conocer algunos remedios calmantes que, a partir de ingredientes naturales, desinflaman las zonas afectadas y reducen el ardor y la sequedad.

A continuación te compartimos en detalle los 5 mejores para que no dudes en tenerlos en cuenta la próxima vez que te depiles.

¡Apunta!

1. Tratamiento de manteca de karité

manteca-karite

Este tratamiento contiene grandes cantidades de vitamina E, ácidos grasos y compuestos antioxidantes que ayudan a regenerar la piel.

Sus nutrientes disminuyen la inflamación posterior a la depilación y ayudan a retener la humedad natural para mantener la piel suave y lisa.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca de karité (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 g)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)

Preparación

  • Vierte la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y ponla al baño María.
  • Cuando esté fundida, agrégale el aceite de almendras y la miel de abejas.
  • Remueve los ingredientes y asegúrate de que queden bien integrados.
  • Retira el producto y deja que repose a temperatura ambiente, hasta que se solidifique.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre las zonas depiladas y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y seca con suaves toques, empleando una toalla o paño.

Lee también: Cuáles son las causas de la irritación vaginal y cómo tratarla de forma natural

2. Tratamiento de aceite de jojoba y aceite de almendras

Los ingredientes que combinamos en este tratamiento natural le brindan a la piel ácidos grasos, aminoácidos y vitaminas esenciales que favorecen su proceso de regeneración celular.

Se trata de una crema hidratante alternativa que, por sus propiedades antiinflamatorias, ayuda a reducir la irritación que deja la depilación.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de jojoba (5 g)
  • 2 cucharadas de aceite de almendras (30 g)

Preparación

  • Combina el aceite de jojoba con las cucharadas de aceite de almendras.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre las zonas irritadas y masajéalo hasta producir una ligera sensación de calor.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y, si lo consideras necesario, repite su uso 2 veces al día.

Te recomendamos leer: 5 formas de usar almendras para aclarar tu piel

3. Tratamiento de bicarbonato de sodio

bicarbonato-de-sodio-aceite-de-coco

Las propiedades astringentes y antimicrobianas del bicarbonato de sodio ayudan a limpiar la superficie de la piel para remover los residuos que quedan de crema depilatoria o cera.

Sus compuestos disminuyen la inflamación de los poros y crean una barrera contra las bacterias que producen infecciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Combina el bicarbonato de sodio con el aceite de coco, hasta obtener una pasta cremosa.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre las zonas irritadas, realizando suaves masajes circulares.
  • Deja actuar el producto 5 minutos y enjuaga.

4. Tratamiento de yogur natural tras la depilación

El yogur natural contiene ácido láctico, un compuesto activo que ayuda a regular el pH de la piel para reducir el enrojecimiento y la irritación que queda después de la depilación.

En este caso potenciamos sus propiedades con las cualidades antiinflamatorias del aceite de manzanilla, un producto antialergénico que disminuye el ardor.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de yogur natural (100 g)
  • 1 cucharadita de aceite esencial de manzanilla (5 g)

Preparación

  • Vierte las cucharadas de yogur natural en un recipiente y mézclalas con el aceite esencial de manzanilla.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre las zonas depiladas y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso 2 o 3 días seguidos.

5. Tratamiento de caléndula

calendula

Por su concentración de compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos, las flores de caléndula son una buena alternativa para reducir la irritación y el ardor que se produce por la aplicación de un método depilatorio agresivo.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de flores de caléndula (20 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las flores de caléndula.
  • Deja reposar la bebida a temperatura ambiente, hasta que esté completamente fría.

Modo de aplicación

  • Rocía el líquido sobre las zonas irritadas y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Úsalo 2 veces al día para mejores resultados.

¿Has sufrido agresiones en tu piel debido a la depilación? Si sientes dolor y notas un leve enrojecimiento, prueba alguno de estos remedios naturales y contrarréstalo.

 

  • A. Moro. Las increíbles propiedades del bicarbonato de sodio. Ediciones Obelisco. 2011
  • E. Baztarrica Echarte, M. de Morentin, E. Álvarez Villanueva. Complicación tras depilación a la cera. FMC
  • Formación Médica Continuada en Atención Primaria. 2017 EcuRed. Caléndula. 19 de junio. 2012