5 tratamientos con sábila para curar el acné

La sábila es una planta muy famosa por sus múltiples propiedades que resultan muy beneficiosas para el cuidado de la piel y el tratamiento de lesiones varias.

Los tratamientos con sábila para curar el acné han demostrado ser muy efectivos. Por ello, existe una amplia variedad a nuestra disposición.

El cristal de la sábila es un antibacteriano natural que cuenta con antioxidantes que contribuyen a la regeneración de la piel mediante el fortalecimiento de las fibras de colágeno y elastina.

Y dada alta concentración de minerales, esta planta es un buen antiinflamatorio. Al ser aplicado sobre la zona afectada, limpia a profundidad los tejidos y evita que las bacterias se alojen en los poros y causen irritación e inflamación.

Obtención del cristal de la sábila

  • Escoge una hoja de buen tamaño, madura y de apariencia robusta.
  • Lava la hoja con abundante agua para eliminar cualquier impureza de la superficie.
  • Realiza un corte transversal en la raíz de la planta y sumérgela en un recipiente con agua por 24 horas. Así destilaras el yodo que reside en el interior de la planta y que es tóxico para el organismo.
  • Retira la corteza de la hoja.
  • Remueve los laterales espinosos y extrae la piel que cubre el cristal.
  • Lava el cristal para desechar cualquier remanente de yodo.

Una vez que tengas el cristal, podrás emplearlo en diversos tratamientos con sábila para curar el acné.

Consideraciones para el uso tópico

Antes de comenzar cualquiera de los tratamientos con sábila para curar el acné, debes lavar la piel con agua templada y un jabón neutro. Así eliminarás cualquier residuo superficial.

Es importante que no te expongas al sol durante la aplicación de tu tratamiento de sábila, ya que la luz solar podría promover la aparición de brotes.

Cristales de sábila

Te interesa saber: ¿Por qué nos salen granos y cómo prevenirlos?

1. Mascarilla de sábila y aceite de oliva

La combinación de sábila y aceite de oliva potencia el suministro de oxígeno a las células de la piel e incrementa su flujo sanguíneo, lo que permite la liberación de los folículos obstruidos.

Ingredientes

  • 3 cucharaditas de gel de sábila (15 g).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (10 ml).

Preparación

  • En una licuadora mezcla el gel de la sábila con el aceite de oliva
  • Procesa hasta obtener una sustancia homogénea.
  • Aplica la mascarilla sobre tu rostro limpio y déjala actuar durante 20 minutos.
  • Retira la mascarilla con agua fría.
  • Repite este tratamiento 3 veces por semana, durante 3 meses.

2. Mascarilla de sábila y vinagre de manzana

Gracias a esta mascarilla con vinagre de manzana, lograrás hidratar y purificar los folículos pilosos. A la vez, repararás y revitalizarás los tejidos de la piel.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cristales de sábila (30 g).
  • ½ cucharada de vinagre de manzana (5 ml).
  • ½ cucharada de agua (5 ml).
  • 1 cápsula de vitamina E.

Preparación

  • Combina los ingredientes hasta obtener una sustancia homogénea.
  • Con la ayuda de una brocha o un algodón, esparce la mascarilla sobre la piel limpia.
  • Deja actuar durante 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y jabón neutro.
  • Repite la rutina de 2 a 3 veces por semana durante 2 meses.
Mascarilla para la piel del rostro

3. Cubos de sábila

La sábila es rica en colágeno, por lo que ayudará a la hidratación y recuperación de la piel. Le aporta aminoácidos, vitaminas A, C, E, del grupo B y polisacáridos.

Ingredientes

  • 1 penca de sábila.

Preparación

  • Extrae los cristales de sábila y procésalos en una licuadora hasta que obtengas un gel homogéneo.
  • Vierte la mezcla en una hielera y déjala reposar en el congelador.
  • Toma un cubo de sábila congelado y deslízalo sobre tu piel, mediante movimientos circulares continuos.
  • Deja actuar sobre la piel toda la noche.
  • Al despertar, lava bien tu rostro con agua y jabón neutro.
  • Repite esta rutina cada 2 días para obtener los resultados deseados.

Tratamientos con sábila para curar el acné desde dentro

Los tratamientos con sábila para curar el acné consisten, básicamente, en preparaciones líquidas destinadas al consumo regular. Se obtienen a partir de la mezcla de los cristales de la planta, agua y frutas.

4. Jugo de sábila y papaya

Este jugo es ideal para mejorar la circulación, ya que dilata los capilares. A su vez, sana las úlceras y los tejidos internos que hayan sufrido algún daño. También desinflama y desintoxica el organismo de bacterias que ocasionan daños a la piel.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera (100 g).
  • 1/2 taza de papaya (50 g)
  • 1 taza de agua (100 ml).

Preparación

  • Procesa todos los ingredientes en la licuadora hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Ingiere este jugo 15 minutos antes de cada comida.
  • En las 3 primeras semanas, notarás los resultados.

5. Té de sábila

La acción conjunta de la sábila y el limón ayudará a tu organismo a expulsar las grasas que puedan obstruir los folículos de la piel y causar el acné.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón.
  • 1 rama de canela.
  • 2 tazas y media de agua (250 ml).
  • 4 cucharadas y media de gel de sábila (45 g).

Preparación

  1. Coloca la sábila en una taza con agua a punto de ebullición.
  2. Deja que los cristales se disuelvan.
  3. Retira del fuego la preparación e inmediatamente agrega el zumo de medio limón y una rama de canela.
  4. Deja reposar durante 10 minutos antes de ingerirlo.
  5. Consúmelo a diario por 4-8 semanas.

Recuerda

Los tratamientos con sábila para curar el acné no solo ayudan a combatir la aparición de impurezas y nuevos brotes, sino que también ayudan a atenuar las cicatrices más recientes. Debes ser disciplinado y consistente en su aplicación para poder obtener los resultados que deseas.

  • Domíguez-Fernández y col. (2012). El gel de aloe vera: estructura, composición química, procesamiento, actividad biológica e importancia en la industria farmacéutica y alimentaria. Revista Mexicana de Ingeniería Química. Vol. 11, Nro, 1. 23-43. [En línea] Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/rmiq/v11n1/v11n1a3.pdf