5 tratamientos para cuidar tu piel con aceite de oliva

Más allá de hidratar la piel en profundidad, gracias al aceite de oliva también conseguiremos revitalizar sus tejidos y retrasar la aparición de arrugas y otros signos de la edad

Conocemos las aplicaciones culinarias y medicinales del aceite de oliva, ya que en los últimos años se ha posicionado como uno de los ingredientes más recomendados para todo plan de alimentación saludable.

No obstante, algunas aún no saben que, además de esto, es un cosmético natural que nos puede ayudar a remplazar muchos productos convencionales para el cuidado de la piel.

Sus significativos aportes de ácidos grasos omega 3, vitamina E y aminoácidos esenciales hidratan las células y ayudan a regenerar los tejidos que sufren agresiones en el ambiente.

Además, inhibe los efectos negativos de los radicales libres y previene la aparición de arrugas prematuras, manchas y otras imperfecciones comunes.

Lo mejor de todo es que es versátil y lo podemos combinar con otros ingredientes de origen natural para obtener nuestros propios tratamientos de belleza.

En esta oportunidad te queremos compartir 5 interesantes alternativas para que no dejes de aprovechar sus maravillosas propiedades.

¡Toma nota!

1. Tratamiento de aceite de oliva y aceite de almendras

aceite-oliva

Al combinar los ácidos grasos esenciales del aceite de oliva con las vitaminas y minerales del aceite de almendras podemos conseguir una mascarilla hidratante y regeneradora, ideal para las pieles con tendencia a sufrir exceso de sequedad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 g)

Preparación

  • Vierte el aceite de oliva virgen extra en un recipiente y mézclalo con una cucharada de aceite de almendras.

Modo de aplicación

  • Toma una pequeña cantidad del producto y aplícala por todo el rostro, cuello y escote.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso cada noche antes de acostarte.
  • Si gustas, puedes usarlo como removedor de maquillaje.

Ver también: 5 formas de usar almendras para aclarar tu piel

2. Tratamiento de aceite de oliva y aloe vera

El tratamiento elaborado con aceite de oliva y aloe vera es una crema casera para hidratar y revitalizar la piel, sobre todo en casos de quemaduras, alergias y otros problemas cutáneos que afectan su belleza.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)

Preparación

  • Incorpora los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta cremosa y homogénea.

Modo de aplicación

  • Enjuaga la piel con agua fría y, a continuación, aplícale el tratamiento con suaves masajes.
  • Déjalo actuar 40 minutos y retira los excesos con un paño húmedo.
  • Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

3. Tratamiento de aceite de oliva y azúcar

oliva-y-azucar

Aunque el aceite de oliva no es el producto más recomendado para las pieles grasas, podemos combinarlo con un poco de azúcar grueso para conseguir un exfoliante para cualquier tipo de piel.

Estos crean una crema con textura granulada que, tras aplicarse en el rostro, elimina el exceso de grasa, las células muertas y otras impurezas que obstruyen los poros.

Ingredientes

  • 1 cucharada de azúcar (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

Preparación

  • Vierte el azúcar en un recipiente y mézclalo con una cucharada de aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre las áreas que deseas exfoliar, y masajéalo con suaves movimientos circulares.
  • Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 2 veces a la semana.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo combatir la piel seca con exfoliantes de azúcar

4. Tratamiento de aceite de oliva y banana

Una mascarilla hidratante de aceite de oliva y banana nos ayuda a regenerar las pieles secas, opacas y con lesiones causadas por el sol y la contaminación.

Sus nutrientes esenciales revitalizan los tejidos y ayudan a frenar la aparición de arrugas finas y otros signos tempranos de la edad.

Ingredientes

  • ½ banana madura
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

Preparación

  • Tritura media banana madura y mézclala con una cucharada de aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Frota la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar 30 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso 3 veces a la semana.

5. Tratamiento de aceite de oliva y fresas

Mascarilla de aceite de oliva y fresas

Rica en antioxidantes, vitaminas y minerales, esta mascarilla casera de aceite de oliva y fresas nos ayuda a proteger la piel contra las agresiones causadas por los rayos del sol, las toxinas y otras partículas dañinas del ambiente.

Su aplicación remueve las células muertas, tonifica los tejidos y ayuda a evitar la flacidez y arrugas prematuras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • 3 fresas maduras

Preparación

  • Procesa las fresas en la licuadora y, tras obtener una pasta, mézclalas con el aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Extiende la mascarilla por todo el rostro, cuello y escote, y déjala actuar 40 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y úsala 2 veces a la semana.

¿Aún no incluyes el aceite de oliva en tu rutina de belleza? Si no lo has probado, anímate a preparar cualquiera de los tratamientos mencionados y descubre cuán bueno es para mantener tu piel sana, suave y protegida.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar