5 tratamientos para desaparecer las verrugas planas

Carolina Betancourth · 27 diciembre, 2017
En la actualidad, hay disponibles varios tipos de tratamientos para combatir las verrugas planas. Sin embargo, es conveniente consultar al dermatólogo para saber más al respecto. Descubre 5 opciones.

Las verrugas planas son una pequeña lesión en la piel, ligeramente elevada y de color rojo pardo, que se caracteriza por tener una superficie plana y verrugosa. Suelen aparecer con frecuencia en algunas partes del rostro, aunque también tienden a formarse en las manos y el cuello.

Constituyen, además, una manifestación común de uno de los subtipos del virus del papiloma humano (VPH) que, a menudo, afectan a la población adolescente. No representan un problema de salud grave, pero son contagiosas y suelen darse cuando el sistema inmunitario está debilitado.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para tratarlas? ¿Es posible hacerlas desaparecer? En esta oportunidad queremos resolver estos interrogantes. Además, repasamos algunos de los aspectos más importantes sobre este problema dermatológico. ¡Descúbrelo!

¿Por qué aparecen las verrugas planas?

Como hemos mencionado, las verrugas son una manifestación de la infección por el virus del papiloma humano (VPH), del cual existen más de 100 subtipos diferentes. En concreto, las verrugas planas se originan por los tipos 3, 10, 28 y 49 del VPH.

A diferencia de las cepas que causan el VPH genital, estas son benignas y no suponen riesgos más allá de la aparición de la verruga. Sin embargo, precisamente por su apariencia, hay quienes prefieren darles un tratamiento.

Descubre: Verrugas genitales: por qué aparecen y cómo tratarlas

¿Cómo reconocer las verrugas planas?

Pequeñas verrugas de la piel

Las verrugas planas son un poco más pequeñas que otros tipos de verrugas. Además, su parte superior no es rugosa sino lisa. Son menos elevadas, pueden tener una forma redonda u ovalada y, por lo general, tienen un tamaño que va de 1 a 3 milímetros. 

Con frecuencia, este tipo de verrugas crecen en grupos de 20 a 200 verrugas. Además, suelen darse alrededor de áreas de la piel que han sufrido rasguños o roturas. Si bien no suelen representar un problema, en ocasiones sangran y duelen.

Tratamientos para combatir las verrugas planas

En la actualidad, hay una serie de tratamientos que ayudan a combatir las verrugas planas, llegando a desaparecerlas en muchos casos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas llegan a desaparecer por sí solas sin necesidad de tratamiento. En cualquier caso, si están presentes, lo mejor es acudir al dermatólogo para recibir un diagnóstico adecuado.

El dermatólogo puede brindar asesoría sobre una serie de remedios, medicamentos y terapias innovadoras que permiten combatir este problema. Además, en el caso de las verrugas planas que se dan en el rostro, nos ayudará a elegir una opción no tan agresiva para evitar cicatrices.

Coincidiendo con información publicada por la Academia Española de Dermatología y Venereología, algunos de los tratamientos incluyen:

1. Ácido salicílico

Las concentraciones de ácido salicílico que oscilan entre el 10 % y el 20 % han mostrado efectos positivos en el tratamiento de las verrugas planas. De hecho, es una de las terapias de primera línea para hacerle frente a este problema estético. Sin embargo, debe ser aplicado todos los días, durante varias semanas, para obtener resultado.

2. Crioterapia

En la crioterapia se emplea nitrógeno líquido para congelar la verruga. Es una de las opciones terapéuticas que se destacan por su rapidez, aunque su aplicación supone cierta incomodidad. Para remover la totalidad de la verruga puede ser necesario un tratamiento cada 1 o 3 semanas, durante 2 o 4 veces.

En ocasiones, no da buenos resultados y obliga al dermatólogo a recomendar otros tipos de tratamientos. Además, algunos pacientes experimentan dolor y quedan con cicatrices.

Lee también: Conoce las diferencias entre lunares y verrugas

3. Cantaridina

La cantaridina (Lytta Vesicatoria) es un compuesto químico que se obtiene de un coleóptero. Aplicada de forma tópica tiene la capacidad de generar unas ampollas, sin dar lugar a la formación de cicatrices residuales. Por esta acción, a menudo se emplea para hacer desparecer las verrugas.

En la mayor parte de los casos, la persona no experimenta ningún dolor cuando se le aplica el producto. Una vez aplicado, se retira en un periodo de 3 a 8 horas y el médico cubre la verruga con un vendaje. Dicho vendaje se retira después de 24 horas. El tratamiento tiene un 70 % de respuesta a las 2 aplicaciones.

4. Electrocoagulación

Este tipo de procedimientos resultan más agresivos que los anteriores. De hecho, precisa el uso de anestesia y requiere cuidados postoperatorios. Si bien puede resultar efectivos en la eliminación de la verruga, pueden dejar cicatriz.

5. Láser de colorante pulsado

Este tratamiento se destaca porque es más rápido. Sin embargo, carece de evidencias de eficacia, produce dolor y puede dejar cicatriz. Además, es mucho más costoso que otras opciones.

¿Los remedios caseros ayudan?

Los populares remedios de la abuela han representado para muchos una opción de tratamiento contra las verrugas. Sin embargo, hasta la fecha no hay evidencias que demuestren su seguridad y eficacia. De hecho, algunos pueden ser agresivos, causando quemaduras en la piel.

Por lo tanto, antes de usar cualquiera de estas opciones, es importante averiguar si causa efectos secundarios. De ser posible, se le debe preguntar al médico. ¿Te quedan dudas? Busca atención con tu dermatólogo y descubre más opciones de tratamiento.