5 trucos para desayunar saludable y bajo en calorías

Una de las peores opciones para evitar las calorías es saltarse el desayuno. En lugar de eso, debemos incluir en él alimentos que nos aporten energía y nos sacien

¿Desayunas todos los días? ¿Lo haces de la forma apropiada? Aunque sabemos que el desayuno es necesario, no siempre lo hacemos de la forma correcta. Aquí te daremos algunos trucos para desayunar saludable sin complicaciones y sin sufrir al hacer elecciones.

Sabemos que algunos no lo consumen hasta bien entrada la mañana y otros lo pasan por alto. Cualquiera de los dos extremos es realmente peligroso, por lo que te recomendamos seguir estos consejos.

1. Incluye frutas completas, no jugos

Frutas beneficiosas para la salud.

Las frutas contienen un tipo de azúcar llamada fructosa que obtienes al consumirla. El problema es que, cuando esa fruta la preparas en jugo, la fibra y algunos antioxidantes se pierden. En su lugar, consumirás fructosa en su mayoría. Esto aumenta tu riesgo de desarrollar diabetes.

  • Uno de los trucos para desayunar saludable es comer una fruta entera cada mañana. Esto te dará energía, te hará sentir satisfecho por su fibra y obtendrás nutrientes. Lo recomendable es que la fruta sea de temporada, fresca y orgánica.
  • Puedes combinarla con un poco de yogur si eres diabético para evitar los picos de glucosa. Otra buena opción es la fruta congelada.

En este último caso, puedes usar un molde para hielos y poner a congelar trozos de plátano o frutos rojos con yogur. Te darán la sensación de comer un dulce, pero son completamente sanos.

2. Incluye una porción de vegetales frescos y distintos cada día

Otro de los trucos para desayunar saludable es consumir vegetales de distinto tipo cada día. Entendemos que uno de los grandes retos que enfrentas es aceptar comer sano. Realmente, la mayoría preferiría un buen trozo de pastel antes que una taza de vegetales.

Vegetales frescos.

Sin embargo, la clave está en la costumbre. Aprende a ver a los vegetales como tus aliados y pruébalos de distintas formas: asados, salteados, en smoothie, con huevo, etc.

Tienes que leer: Jugos de vegetales para recuperarte después de los excesos.

Date la oportunidad de probar aquellos vegetales que no sueles consumir con regularidad. Al inicio te parecerá raro pero, con el tiempo, te acostumbrarás. Después incluso los extrañarás el día que no los comas.

3. Reduce el riesgo de que tu cuerpo sienta hambre pronto consumiendo cereales integrales

El tercero de los trucos para desayunar saludable es tener a mano algún cereal integral e incluirlo en tu desayuno. Estos son alimentos bastante económicos si los compras a granel, son ricos en fibra, mejoran tu tránsito intestinal y aceleran la quema de grasa.

En caso de que seas de las personas que no pueden vivir sin desayunar un pan, cámbialo por un pan integral. En caso de que lo tuyo sean los alimentos con textura cremosa, añade avena o quinoa a tu menú.

Lo único que debes vigilar son las porciones. Recuerda que estos alimentos pueden ocasionar picos de glucosa si los comes en exceso.

4. Prepara tu desayuno con antelación para no saltártelo

El siguiente de los trucos para desayunar saludable tiene que ver más con tu empeño por desayunar que con los alimentos. Muchos de quienes pasan por alto este alimento suelen argumentar que les falta tiempo.

Debes leer: 8 consejos para llevar una vida más sana si cuentas con poco tiempo.

Si es tu caso, evita los pretextos y prepara la noche anterior lo que desayunarás. De esta forma, solo tendrás que calentar y comer o llevar contigo lo que hayas preparado.

Si tus horarios son exhaustivos, prepara los alimentos de toda la semana en tu día libre.

5. Añade un toque de cremosidad con yogur natural

Comer yogur griego.

El yogur natural, sea griego o normal, es uno de los trucos para desayunar saludable que pocos aprovechan. Al comprarlo, revisa la etiqueta para asegurarte de elegir el que tenga menos azúcares y grasas.

Este alimento es recomendable para obtener el calcio que necesitan tus huesos. La mejor opción es el yogur griego pues aporta el doble de proteína que el normal y mejora tu salud intestinal. Si el sabor de yogur natural no te gusta, añade una porción de fruta, miel o canela.

Para no aburrirte de comer yogur todos los días, varía la forma en que lo consumes. Algunos días añádelo a tus batidos y otros, mézclalo con distintos alimentos o semillas.

¿Qué te parecen estos trucos para desayunar saludable? Como puedes ver, comer sano y evitar el exceso de calorías es posible sin mucho esfuerzo. ¡Cuéntanos qué otros trucos te han resultado útiles!

Te puede gustar