5 trucos para desinfectar la casa de modo natural

Además de ser muy adecuado para aliviar algunos problemas de salud, el aceite de eucalipto puede ayudarnos a perfumar nuestro hogar y a mantenerlo libre de bacterias y gérmenes

En ocasiones, la naturaleza pone a nuestro alcance pequeños recursos para grandes necesidades. Desinfectar la casa es algo esencial que debemos llevar a cabo de forma regular, por nuestro bienestar y por la salud de toda la familia.

Para ello, lo primero que solemos hacer es comprar productos que, lo queramos o no, resultan algo peligrosos, ya que contienen sustancias cada vez más tóxicas y potentes. ¿A qué se debe este hecho? Todo parece indicar que los gérmenes del hogar son cada vez más resistentes a estos productos.

Si no quieres utilizarlos y quieres seguir manteniendo tu hogar limpio de gérmenes y otros agentes peligrosos, has de saber que puedes desinfectar la casa de manera sencilla y natural.

De hecho, los productos naturales siguen siendo igual de efectivos, de ahí que valga la pena emplearlos y evitar los costes de esos desinfectantes que adquirimos cada semana en el supermercado. ¿Quieres conocer algunos de estos productos naturales? ¡Toma nota de los 5 que te proponemos en este artículo!

1. Vinagre con agua oxigenada

El agua oxigenada puede llegar a ser un potente desinfectante para nuestro hogar.

Seguramente ya conozcas los grandes beneficios del vinagre como limpiador casero. Ahora bien, si lo combinamos con agua oxigenada, conseguiremos uno de los desinfectantes más poderosos que puedas imaginar.

Tanto es así que podrás eliminar de forma eficaz la bacteria E. coli, así como la mayoría de gérmenes. Te vendrá muy bien para la limpieza cotidiana de la cocina. Incluso puedes utilizarlo para fregar los platos si, además, incluyes un poco de bicarbonato de sodio.

Descubre todos: Los beneficios del vinagre de manzana

¿Cómo debo prepararlo?

  • En una botella con difusor, añade 500 ml de vinagre blanco, 400 ml de agua y 50 ml de agua oxigenada.
  • Agita bien y aplica con el difusor.
  • Para limpiar encimeras, lo primero que haremos será rociar con un poco de agua oxigenada y, más tarde, añadir un poco de vinagre para después frotar con el trapo. ¡Es muy fácil!

2. El aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto es un potente desinfectante para nuestro hogar.

Puedes encontrar aceite de eucalipto en cualquier tienda natural o en tiendas de limpieza especializadas. Este nos sirve para múltiples usos en lo que a nuestra salud se refiere, ya que puede ser de ayuda frente a los resfriados o incluso la bronquitis.

Además, es un aliado estupendo para desinfectar la casa de modo natural, puesto que posee propiedades como las siguientes:

  • Ayuda a eliminar bacterias y gérmenes.
  • Repele los mosquitos.
  • Es útil para aromatizar la casa.

¿Cómo lo preparo?

Por cada litro de agua, debes añadir 150 ml de aceite de eucalipto. Remueve bien y verás qué limpios quedan tus suelos y los azulejos.

3. El bicarbonato y sus propiedades para desinfectar la casa

El bicarbonato de sodio nos ayuda a desinfectar la casa.

Estamos seguros de que ya conoces las grandes virtudes del bicarbonato para desinfectar la casa, limpiarla e incluso para sacar el brillo de muchos metales y griferías.

Por ello, nunca debería faltarte en casa. Es un recurso eficaz y económico para desinfectarla de modo natural y, además, te permitirá eliminar malos olores e incluso repeler insectos. Presta atención a alguno de sus usos:

Es útil para limpiar y desinfectar el horno

En este caso, solo tienes que rociar agua en el interior del horno y después dejar caer dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

Lee también: ¿Cómo limpiar el horno de la cocina con cinco ingredientes naturales?

Cierra el horno y deja que actúe un par de horas o, si lo prefieres, puedes hacerlo de un día para otro y dejar que actúe toda la noche. Tras esto, solo tendrás que lavar con un paño mojado con agua y jabón y aclarar.

Ayuda a desinfectar y limpiar tuberías

Para conseguir unos caños del agua en perfecto estado, tienes que echar dos cucharadas de bicarbonato por el desagüe y después 250 ml de vinagre.

Deja que actúe durante toda la noche para, por la mañana, aclarar con agua muy caliente. ¡Verás qué buen resultado!

4. Vinagre y limón

Combinado con el limón, el vinagre se convierte en un desinfectante del hogar.

Para desinfectar la casa, no podía faltar esa sencilla y eficaz combinación, ya que el limón, junto con el vinagre, actúa como un potente desinfectante. Incluso llega a ser muy útil para el cuarto de bañoToma nota de lo que debemos hacer.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  •  ¼ de litro de vinagre blanco
  • El zumo de un limón
  • Una botella con vaporizador

Preparación

Una vez tengas listos todos estos ingredientes, debes introducirlos en la botella de plástico o cristal y agitar bien.

Solo tendrás que humedecer un trapo para limpiar toda superficie de la casa que desees desinfectar. Ahora bien, en caso de que desees limpiar, por ejemplo, el inodoro, es necesario que uses agua muy caliente y que dejes actuar esta combinación durante toda la noche. ¡Los resultados siempre serán óptimos!

Échale un ojo a: 5 usos del aceite esencial de limón en tu hogar

5. Agua oxigenada y aceite del árbol del té

El agua oxigenada puede ser un potente desinfectante natural.

Ya te hemos hablado al inicio de los beneficios del uso del agua oxigenada. Sin embargo, si deseas desinfectar tu hogar de modo natural en esas zonas más rebeldes o que pueden tener más gérmenes como, por ejemplo, las partes de la casa donde están nuestras mascotas, debes usar esta mezcla a base de agua oxigenada y aceite del árbol del té.

Puedes prepararla de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 750 ml de agua
  • ¼ taza de agua oxigenada
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)
  • 10 gotas de aceite del árbol del té
  • Una botella limpia con difusor.

Te recomendamos leer: El bicarbonato de sodio y sus propiedades

Preparación

Tal y como hemos hecho en los casos anteriores, una vez tengamos listos todos los productos solo hay que llevarlos a la botella y agitar bien antes de usar.

Rociaremos con esta combinación esas zonas rebeldes, como puede ser el arenero de tu gato o donde duerme el perro. El agua oxigenada y el árbol del té actúan como buenos repelentes de pulgas y garrapatas. Por ello, nos viene muy bien para mantener una correcta higiene de las mascotas de la casa.

Aplica y deja actuar durante media hora. Después, solo tendrás que limpiar con el trapo y enjuagar con agua caliente.

En resumen…

¡No dudes en emplear estos productos naturales para desinfectar la casa cada vez lo necesites! Además de librarte de gérmenes y bacterias, ahorrarás algo de dinero y, sobre todo, utilizarás productos sin sustancias tóxicas. ¿A qué estás esperando?