5 trucos de dieta para personas con metabolismo lento

21 abril, 2018
Las personas con metabolismo lento deben hacer más comidas a lo largo del día para mantenerlo activo. Así, en lugar de 3 ingestas contundentes, podemos hacer 5 o 6 más ligeras

Al buscar un plan efectivo para bajar de peso es común encontrarnos con el término “metabolismo”. Este, aunque para muchos es desconocido, resulta determinante para lograr buenos resultados al combatir el sobrepeso.

El ritmo con que trabaja varía en cada persona, casi siempre en función de su edad, estado de salud y estilo de vida; por esto, mientras que en algunos funciona sin dificultad, otros se enfrentan a ciertas complicaciones derivadas de una actividad lenta.

Y es que, además de influir en el aumento de peso, un metabolismo lento puede conducir a trastornos como la diabetes, afecciones cardiovasculares y problemas de concentración.

¿Cómo impulsarlo? ¿Qué hábitos alimentarios ayudan a estimular su buen funcionamiento? Considerando que muchos se enfrentan a este problema, a continuación queremos compartir 5 efectivos trucos de dieta.

¿Qué significa tener el metabolismo lento?

Hay ciertos alimentos que hacen que nuestro metabolismo se ralentice.

El metabolismo agrupa una serie de procesos químicos que van más allá de estimular las funciones para facilitar la quema de grasas. Se trata de un conjunto de reacciones del cuerpo que transforman los nutrientes de los alimentos en fuentes de energía.

Sus funciones interfieren en el peso corporal, el control de los niveles de glucosa y la salud cardiovascular; de hecho, también incide en la absorción de nutrientes y la actividad de algunas hormonas.

Una persona con metabolismo lento puede sufrir con facilidad sobrepeso dado que su organismo  no procesa de forma óptima los alimentos y, en lugar de esto, los transforma y almacena en grasa.

Esto, a su vez, trae consigo problemas digestivos, cambios hormonales y otra variedad de reacciones negativas que, al no controlarse, pueden disminuir la calidad de vida.

Lee también: 6 ejercicios para acelerar el metabolismo.

Trucos que ayudan a mejorar el metabolismo a partir de la dieta

Dado que las funciones del metabolismo dependen de muchos factores, existen muchos hábitos saludables que pueden ayudar a “impulsar” sus funciones para que realice sus procesos a un ritmo más “rápido” y sin interferencias.

La dieta, siendo uno de los aspectos más determinantes, debe mejorarse al 100 %, limitando el consumo de algunos alimentos que perjudican estas funciones.

Por esta razón, si el objetivo es bajar de peso, lo más conveniente es tener en cuenta algunos trucos dietarios que permiten hacerle frente al metabolismo lento, optimizando la “quema de grasa”.

¡Ponlos en práctica!

1. Incrementa el consumo de proteína

Los alimentos ricos en proteínas de alto valor biológico no deben faltar en  la dieta. Estos, al saciar el organismo por más tiempo, mantienen el metabolismo activo y optimizan el proceso que “quema” las calorías.

2. Reduce el consumo de grasas

La reducción del consumo de grasas contribuye a acelerar la digestión.

No se trata de eliminar la totalidad de las grasas de la dieta. La cuestión es saber elegir fuentes de “grasas saludables” que, además de darle energía al cuerpo, contribuyen a regular el colesterol y mejorar la actividad metabólica.

Las fuentes de grasas saturadas y grasas trans se deben limitar al máximo. Algunos de los alimentos que las contienen son:

  • Mantequilla y margarina
  • Manteca de cerdo
  • Carnes rojas y embutidos
  • Aceites vegetales hidrogenados
  • Frituras y productos de bollería
  • Productos lácteos

Los alimentos que aportan grasas buenas son:

  • Aguacates
  • Semillas y frutos secos
  • Aceite de oliva
  • Pescado azul

Visita este artículo: 6 consejos para iniciar una dieta baja en grasas.

3. Consume todos los macronutrientes

En el afán por bajar de peso con facilidad muchos suprimen algunos macronutrientes importantes de la dieta. Si bien esto disminuye el total de calorías, puede causar deficiencias nutricionales y reacciones como el efecto rebote.

  • Las grasas (saludables, obviamente), los hidratos de carbono y las proteínas deben seguir presentes en la dieta, en porciones adecuadas.

4. Realiza cinco comidas diarias

El consumo de cinco o seis comidas pequeñas al día ayuda a mantener el metabolismo activo, trabajando a buen ritmo. Dividir las porciones facilita el proceso de absorción de nutrientes y, por ende, optimiza la utilización de las fuentes de energía.

  • Lo ideal es repartir el peso calórico en tomas iguales. Es decir que, si el total de calorías de la dieta es de 1800, cada porción debe tener alrededor de 300 calorías.
  • Adicional a esto, es conveniente darle más importancia a las comidas del periodo de actividad. Por esto, el desayuno y el almuerzo deben ser más fuertes que la cena.

5. Consume un desayuno nutritivo

El desayuno aporta gran cantidad de energías que consumimos durante el día.

Uno de los errores que cometen las personas con metabolismo lento es no desayunar. Es fundamental entender que saltarse esta comida no es un método efectivo para “ahorrar calorías” y adelgazar.

Contrario a esto, la falta de un desayuno saludable ralentiza el metabolismo y aumenta la sensación de ansiedad por comer a lo largo de la jornada.

  • Así las cosas, con el fin de impulsar estos procesos, es primordial asegurar un desayuno completo y balanceado.

Tener un metabolismo lento no es una excusa para pasar por alto los hábitos que ayudan a mantener un peso sano. Si bien estos procesos influyen en el sobrepeso, es posible mejorarlos con una dieta sana y baja en calorías.

Te puede gustar