5 trucos ideales para combatir el mal aliento

Exhalar un mal aroma por la boca no solo influye en nuestra autoestima, sino que es un problema social que puede alejarte de tu entorno

¿Mal olor bucal? Científicamente al conjunto de olores desagradables que emanan de la cavidad bucal se le conoce como halitosis.

Sin embargo, no siempre tiene que ver con una mala higiene.

Un gran porcentaje de adultos sufrirá de halitosis en algún punto de su vida. Por lo general, el mal olor se produce porque el dorso de la lengua se llena de bacterias.

Entre tanto el nivel de halitosis varia.  Por ejemplo el olor de la saliva es más fuerte por las mañanas o puede empeorar en determinados días.

Es muy importante tomar en cuenta la consistencia de la saliva. Y es que, si está sana, absorberá los restos celulares más rápido.

En una saliva escasa o turbia las bacterias tienen oportunidad para soltar compuestos putrefactos y, por ende, provocar el mal aliento.

Causas del mal aliento

  • Malos hábitos
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Estrés
  • Enfermedades en los dientes
  • Sarro en la lengua
  • Tumores en la boca, nariz o garganta
  • Salivación escasa
  • Infecciones bacterianas
  • Tabaco y alcohol
  • Enfermedades crónicas

En algunos casos el origen es incierto y no queda más que atacar el problema. Pero, ¿realmente hay una solución?  

Lo primero que hay que hacer es acudir con un especialista para que emita un diagnóstico certero y descartar algún padecimiento grave.

De nada sirve que cuides tu boca de manera superficial si el origen viene de alguna falla en los órganos.

Si es un problema leve, entonces no dudes en probar los siguientes trucos que acabarán con el terrible mal aliento.

Lee también: 5 signos de problemas bucales 

1. Presta atención a tu higiene bucal

Higiene-bucal-adecuada

Cabe resaltar que debes llevar una rutina de limpieza y no dejar un solo día sin cumplirla porque se generan miles de bacterias.

Es importante:  

  • Lavar las partes clave: dientes, encías y lengua.
  • Usar hilo dental dos veces al día para remover las partículas de los alimentos.
  • Utiliza un cepillo de cerdas suaves con raspador de lengua.
  • Hay que cepillar lo más dentro de la boca que se pueda.
  • Visita al dentista, por lo menos, una vez al año.
  • De vez en cuando haz gárgaras con bicarbonato de sodio para desinfectar.
  • Coloca tu cepillo de dientes en agua oxigenada una vez por semana.

2. Cuida tu alimentación

Particularmente hay alimentos que causan el mal aliento. Sobre todo aquellos altos en grasa, las carnes, especias, lácteos o con mucha azúcar.

Cuando se consume un exceso de este tipo de productos no dan oportunidad para que se realice el proceso digestivo y terminamos con mal aliento.

  • Incluye en tu dieta frutas y verduras ricas en antioxidantes.
  • Evita bebidas con gran cantidad de ácido como el café.
  • Recuerda que los alimentos con azúcar afectan también el funcionamiento de la garganta.
  • Consume infusiones que combatan el mal aliento, como el té de menta, verde o negro.

3. Aumenta las vitaminas

deficiencias de vitaminas

La deficiencia de nutrientes y vitaminas podría ser la causa del mal olor.

Las vitaminas y minerales son antioxidantes que mantienen en buen estado los tejidos y protegen a las células. Por ende, tendrás un sistema inmunitario más fuerte para atacar cualquier bacteria.

No dudes en agregar suplementos vitamínicos a tu dieta para eliminar la mucosidad y el exceso de toxinas.

4. Cuida de tu sistema digestivo

Un mal proceso digestivo puede ser la causa de enfermedades como la gastritis, estreñimiento o colitis; el mal olor bucal es uno de sus síntomas.

Toma en cuenta lo siguiente:

  • Aumenta la ingesta de fibra (granos enteros y frutas frescas)
  • Consume alimentos ricos en enzimas (papaya, aguacate, piña)
  • Incorpora en tu día a día vinagre de manzana: este proporciona ácido clorhídrico que se encarga de descomponer los alimentos.
  • Bebe, por lo menos, 2 litros de agua al día.

Lee también: 8 signos de que tu sistema digestivo funciona mal y está causando problemas de salud 

5. Consume hierbas naturales

hierbas medicinales

En la naturaleza tenemos infinidad de plantas con propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antisépticas. Es decir, son un excelente aliado para combatir el mal olor en la boca.

  • Romero, perejil, albahaca y tomillo, ayudan a eliminar el mal aliento.
  • La mezcla de limón y sal desinfecta y humecta la zona.
  • Té de clavos de olor.
  • El hinojo ayuda a mantener la lengua y las encías sanas.
  • Mastica manzana o apio.
  • Los aceites esenciales de la salvia contribuyen a desinfectar la cavidad bucal.

Señales de alarma

  • El sabor amargo es señal de que hay exceso de bilirrubina y probablemente una anomalía en el hígado.
  • Un olor metálico se debe a la retención de ácido úrico y es señal de problemas renales.
  • La presencia de aroma a podrido es porque hay infección.
  • El aliento dulce indica aumento en la glucosa, por consiguiente, es muy común en pacientes con diabetes.

¡Cuida tu aliento!

Te puede gustar